Ciencia

Cactáceas y arbustos también son necesarios para reforestar

Para una restauración ecológica se requiere de diversidad, por ello sembrar arbustos y cactáceas es tan necesario como plantar árboles.

Las campañas de reforestación son una medida necesaria para mitigar la crisis ambiental y reparar el daño que la urbanización ha causado a los ecosistemas; sin embargo, no deben hacerse a la ligera. No se trata sólo de plantar árboles, se tiene que realizar un plan de restauración de ecológica, señalan académicos del Instituto de Ecología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

“Los programas de reforestación desarrollados por los gobiernos estatales, el Ejercito y las dependencias del gobierno federal han hecho uso principalmente de especies de árboles exóticos”, resaltan en su investigación académicos del Instituto de Ecología de la UNAM, realizada para la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio).

Las brigadas de reforestación no pueden limitarse a la siembra de árboles sin tener el conocimiento de las especies que están por introducir en el ecosistema; por lo que deben ir más allá y comenzar a integrar la restauración ecológica. “Para hacer un uso exitoso de las especies nativas de cada región en programas de desarrollo restauración ecológica y reforestación, es indispensable profundizar nuestro conocimiento sobre la biología, la ecología, la propagación y el manejo de las especies disponibles”, señala la investigación.

En el documento realizado por el Instituto de Ecología —titulado Árboles y arbustos nativos potencialmente valiosos para restauración ecológica y la reforestación— especifican que la restauración ecológica está dirigida a tratar de recuperar las principales funciones ambientales del ecosistema original.

La flora es primordial para la fertilidad del suelo, la diversidad de especies animales y sobre todo para la reactivación del ciclo hidrológico en zonas perturbadas. Por ello, las especies nativas, perfectamente adaptadas a las condiciones climáticas de la zona, son clave.

En Querétaro las especies de árboles como el huizache, el mezquite, el ocotillo y el palo bobo son opciones ideales para la reforestación, pero no son las únicas. El Fideicomiso Queretano para la Conservación del Medio Ambiente (Fiqma) cuenta con un catálogo detallado de las especies nativas del semidesierto queretano. Se resalta que, para una restauración ecológica, se requiere de diversidad; por lo que sembrar arbustos y cactáceas es tan necesario como plantar árboles.

Por otro lado, los árboles que deben evitarse por considerarse como especies exóticas son la jacaranda, el ficus, los eucaliptos, los tabachines, las palmeras y los pinos. Lo anterior dado que están poco adaptadas al clima de la región, demandan mucha agua y son perjudiciales para la fauna local. El catálogo de especies de árboles nativos del Fiqma está disponible en la dirección:

http://www.fiqma.org/images/Comunicacion.Publicaciones/CatalogoPlantasNativas2015.pdf

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba