Información

Ciudad Maderas y El Refugio: paralelismos que pueden acabar con la CEA

La omisión de la CEA motivó a particulares a acreditarse como organismos operadores independientes ante los municipios, aun cuando estos últimos cedieron su atribución constitucional al Gobierno del Estado de Querétaro.

Por aprobar una concesión de agua en el municipio de El Marqués y “haber renunciado al objeto, fines y facultades que le fueron dotadas por la Legislatura del Estado”, la Comisión Estatal de Aguas (CEA) pudo haberse disuelto, determinó la Entidad Superior de Fiscalización del Estado (ESFE) en su informe que abarcó el segundo semestre del 2014, publicado dos años después.

El caso de esta concesión en Ciudad Maderas tiene paralelismos con la forma en cómo se delegó el mismo servicio en El Refugio (Tribuna de Querétaro¸886). En ambos casos la omisión de la CEA, encargada del tema del agua en el estado, motivó a particulares a acreditarse como organismos operadores independientes ante los municipios, aun cuando estos últimos cedieron su atribución constitucional al Gobierno del Estado de Querétaro.

Según el informe de la ESFE, publicado en ‘La Sombra de Arteaga’ el 14 de octubre de 2016, desde 1980 el tema del agua compete a la CEA, por lo que los municipios -salvo San Juan del Río-, al no tener control del servicio no pueden concesionar mediante sus cabildos.

El Código Urbano del Estado de Querétaro, en su artículo 482, contempla la posibilidad de que la Comisión Estatal de Aguas proponga concesiones a cualquiera de los municipios que conforman la entidad, exceptuando a San Juan del Río. En Ciudad Maderas la CEA omitió hacer uso de esta facultad y permitió que el Municipio de El Marqués, encabezado entonces por Enrique Vega Carriles, concesionaran el servicio de agua potable y alcantarillado a la particular.

La CEA se desentendió de cualquier responsabilidad administrativa, civil o penal. Por ello, la ESFE concluyó: “dejar de cumplir con los fines y con el objeto que le fue determinado por la Legislatura del Estado, son supuestos de procedencia para la disolución, liquidación o extinción de la Comisión Estatal de Aguas”.

La ESFE también señaló que dicha concesión causó un perjuicio al patrimonio de la misma CEA, toda vez que esto “la priva de las contraprestaciones a las que tiene derecho”.

Dos concesiones, un secretario

Finalmente, cabe resaltar que el nombre de Rafael Fernández de Cevallos y Castañeda es el común denominador en las concesiones de agua en El Refugio y Ciudad Maderas. Cuando se otorgaron estos permisos, Rafael Fernández de Cevallos era secretario del Ayuntamiento de El Marqués en el caso de Ciudad Maderas y desempeña el mismo puesto en la administración municipal capitalina en el actual periodo en que se otorgó la conseción en El Refugio.

Tribuna de Querétaro buscó al actual secretario del Ayuntamiento de Querétaro para platicar de la concesión de El Refugio sin embargo, no obtuvo respuesta. Este permiso a Abastecedora Queretana de Agua y Alcantarillado (Aquaa) fue aprobado so pretexto de no existir infraestructura en el lugar por parte de la CEA.

Según el acuerdo de la concesión, publicado en ‘La Sombra de Arteaga’ el 26 de mayo de 2017, se requiere la construcción de infraestructura primaria. Sin embargo, en un recorrido que este medio realizó por el fraccionamiento, se encontraron diversas tapas de alcantarillado que tenían la leyenda “CEA”, acompañadas del año 2014 o 2015.

La justificación del Ayuntamiento en el punto 21 de dicho acuerdo es que Aquaa cuenta con la infraestructura y recursos hídricos suficientes, así como la “no inconveniencia” de la CEA, lo cual es una figura jurídica inexistente en el Código Urbano del Estado de Querétaro. De fiscalizarse el caso de El Refugio de la misma manera, la CEA podría ser señalada una vez de renunciar a las facultades que se le otorgaron.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba