Información

Cobardes los diputados que votaron contra matrimonio igualitario: Aquesex

Por: Manuel Alvarado Salazar

PARA DESTACAR: La votación sobre legalizar el matrimonio entre personas del mismo sexo se hizo después de que diversos sectores asociados a Iglesia católica se movilizaron en todo el país para manifestar su rechazo a la iniciativa. Los diputados federales por Querétaro, Braulio Guerra Urbiola y Apolinar Casillas Gutiérrez votaron en contra de la propuesta.

Exigen saber por qué los legisladores votaron contra la iniciativa presidencial

Rechazar la iniciativa presidencial para legalizar la unión entre personas del mismo sexo fue una decisión muy cobarde por parte de los diputados federales del Partido Acción Nacional (PAN) y, sobre todo, del Revolucionario Institucional (PRI), ya que la propuesta fue hecha por un miembro de su propio partido, resaltó la dirigente de la Asociación Queretana para las Sexualidades (Aquesex), Alejandra Martínez Galán.

La activista y miembro del Consejo Ciudadano de la Defensoría de los Derechos Humanos de Querétaro, criticó especialmente a los diputados federales queretanos, el priista Braulio Guerra Urbiola y el panista Apolinar Casillas Gutiérrez, quienes votaron en comisión en contra de la iniciativa.

“El discurso de Braulio Guerra, diciendo que él es muy demócrata, me parece que esto da al traste. En realidad lo miramos en las decisiones particulares, y lo vemos que dice que no. Entonces, solo termina siendo un discurso, solamente termina siendo demagogia”, acusó Martínez Galán.

Este miércoles 9 de noviembre, la Comisión de Puntos Constitucionales fue la encargada de rechazar la iniciativa con 19 votos en contra (del PAN, PRI, Partido Verde, Nueva Alianza y Encuentro Social), ocho a favor (Morena, PRD y una fracción del PRI) y una abstención (Movimiento Ciudadano).

La decisión se tomó después de que diversos sectores asociados a Iglesia católica se movilizaron en todo el país para manifestar su rechazo a la iniciativa de Enrique Peña Nieto. Los diputados federales por Querétaro, Braulio Guerra Urbiola y Apolinar Casillas Gutiérrez votaron en contra de la propuesta.

En respuesta, la organización Aquesex publicó al día siguiente un mensaje en redes sociales, dirigido a los representantes queretanos: “Queremos saber a qué intereses respondió su negativa de garantizar los #DH a uno de los grupos más discriminados históricamente. Los vencieron sus prejuicios y su homofobia. Le deben una explicación a la comunidad #LGBTTTI en Querétaro”.

Por su parte, el presidente de la Defensoría de los Derechos Humanos en Querétaro, Miguel Nava Alvarado aplaudió la decisión de los diputados federales: “tienen razón, no se tiene que legislar sobre un término que no tendría por qué estar dentro de la constitución. “La Defensoría de los Derechos Humanos ha sido muy clara. El término adecuado es un término que implica una situación civil. Nosotros hemos propuesto la unión civil entre dos personas sin ningún tipo de etiqueta”, apuntó Nava Alvarado.

En respuesta, Alejandra Martínez Galán expresó su desacuerdo con el presidente de la DDHQ, ya que la discusión no está centrada en el concepto entre matrimonio y unión civil, sino en los derechos de las personas.

“Miguel Nava está equivocado, lo que está actualmente regulado es el matrimonio. Las uniones civiles no están en nuestras instituciones, no están legalizadas como término”, aclaró la presidenta de Aquesex.

La justificación del PRI

Mientras tanto, los diputados federales del PRI publicaron un infograma en las redes sociales, en el que justifican su decisión. Explican que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) ya declaró inconstitucionales los códigos civiles que entienden el matrimonio como la unión entre un hombre y una mujer, lo que permite a las personas ampararse para garantizar su derecho.

De esta forma, señalan los diputados federales del PRI, las parejas homosexuales ya cuentan con la posibilidad de contraer matrimonio, lo que hace innecesaria la reforma constitucional. Al final, el documento reitera el compromiso del partido con el respeto a la tolerancia y la libertad.

Al respecto, Alejandra Martínez Galán consideró que solamente trata de un discurso: “cuando tú votas en contra de una ley que posibilita la igualdad y la no discriminación, cualquier argumento que digas es falaz y es demagógico, porque en la realidad, en lo concreto tú no lo estás ejecutando”.

Finalmente, Martínez Galán reconoció la postura del presidente municipal de Querétaro, Marcos Aguilar Vega, quien expresó públicamente su respaldo a la iniciativa: “yo siempre he criticado mucho a Marcos Aguilar, pero aplaudo su decisión en este sentido porque muestra que se puede tener voluntad política para garantizarles a las personas su derecho”.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba