Información

Con el neoliberalismo, hasta las vialidades han sido privatizadas: Pradilla Cobos

“Las vialidades (…) empiezan a ser construidas por empresas privadas y cobradas al usuario”, apuntó el especialista Emilio Pradilla Cobos

Por: Miguel Tierrafría

El auge del neoliberalismo ha provocado que las vialidades ahora sean construidas por empresas privadas con gasto público y las ciudades son vistas como un factor de mercantilización, al segregar a la calle como un espacio público de reunión y acercarlo a los centros comerciales, manifestó Emilio Pradilla Cobos, especialista en procesos de producción del espacio.

El autor de la conferencia “Cambios económicos y morfológicos de la zona metropolitana del Valle de México (1982-2010)”, que se impartió el viernes en la sala de profesores de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales por parte de la Licenciatura en Estudios Socioterritoriales, advirtió que incluso aspectos humanos se someten al régimen mercantil.

“Creo que la urbanización sigue las lógicas que le impone el modelo económico, de ello diría simplemente: privatización de muchos aspectos de la vida urbana; ya nos encontramos ante un proceso de privatización hasta de las vialidades que empiezan a ser construidas por empresas privadas y cobradas al usuario.

“Esa privatización también actúa como un factor de mercantilización de la ciudad, que implica que cada vez más los diferentes elementos, los diferentes componentes de la vida urbana se someten al régimen mercantil y por tanto entre privatización y mercantilización tenemos fenómenos cada vez más marcados de exclusión”, explicó.

Al comparar a la ciudad de México con la zona conurbada de Querétaro, el autor del libro Los territorios del neoliberalismo en América Latina aseguró que no tienen en común más que el modelo económico neoliberal, esto porque tanto en población como en actividades son diametralmente distintas.

“Hay una diferencia cuantitativa demasiado grande en términos de población, de magnitudes, de actividades, que no permiten suponer que hay una similitud en los procesos entre una y otra en el sentido de la materialidad, la concreción de los procesos.

“Seguramente hay similitud en ciertos rasgos que son generales tanto al patrón de urbanizaciones en México como a la lógica que implanta el modelo económico neoliberal, en ese sentido puede haber similitudes, sin embargo… son magnitudes de población muy distintas aunque, insisto, sí hay rasgos que sean similares.

“El capitalismo inmobiliario está muy ligado al capital financiero y bancario, se han convertido en los grandes actores en la producción del suelo y espacio urbanos, con muchas implicaciones.

“Es decir, la presencia continua creciente de centros comerciales, la pérdida de vida de la calle misma salvo en ciertas áreas donde ese sector popular es el que le da vida”, manifestó quien ha publicado diversos artículos de divulgación relacionados a la urbanización.

Movimientos sociales han perdido dinámica

Con respecto a los movimientos sociales con acción social orientada a la defensa de la vivienda o la obtención de la misma, Pradilla Cobos, precisó que en México estos movimientos han perdido su dinámica en cuanto a la lucha de espacios propios y admitió que esto está relacionado con la actitud clientelar de los partidos políticos, situación de los movimientos que en la actualidad es una interrogante sobre su accionar.

“El movimiento social urbano en México ha perdido dinámica y peso ya desde varias décadas… en cambio ha habido un resurgimiento de otros sectores sociales que sí están oponiéndose a todo este patrón, dijéramos de intervención inmobiliaria y estatal que deteriora en muchos casos la calidad de vida de sectores de áreas de las capas medias.

“Entonces es difícil prever cuál pueda ser la lógica de la acción social en este terreno; la gran interrogante es qué va a ocurrir precisamente con los sectores populares. Yo creo que han perdido mucha de su dinámica, han sido muy sometidos por la lógica clientelar y corporativa de todos los partidos políticos.

“Hay por otro lado este movimiento de capas medias en defensa de su patrimonio, de sus condiciones de vida, pero que también tienen ese problema que se orienta básicamente a defender condiciones de vida y patrimonio de sectores que no son propiamente los más destruidos, los más segregados, en ese sentido yo creo que hay una situación cuyo desenlace es muy difícil predecir en este momento”, consideró el investigador.

{loadposition FBComm}

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba