Información

Con promesas de campaña pendientes, alcaldes buscarán reelección

A pesar de las críticas a sus administraciones por la ineficiencia de sus políticas públicas, por su escaso trabajo y en algunos casos por su autoritarismo, su falta de transparencia y su corrupción, 12 de los 18 presidentes municipales buscarán su reelección por primera vez, dentro de la historia democrática moderna del estado de Querétaro.

Entre los alcaldes que destacan por sus diversas polémicas en dos años al frente de la administración pública, está el presidente municipal de Colón, el panista Alejandro Ochoa Valencia, quien en octubre del 2016 participó en una persecución con policías federales, quienes intentaban detenerlo por portación de un arma prohibida y el consumo de bebidas alcohólicas.

Ochoa Valencia amenazó a los policías y se resistió al arresto, según consignaron medios locales, como el periódico ‘Plaza de Armas’, que también recuerda como ese mismo año el alcalde de Colón dio el Grito de Independencia en estado de ebriedad, lanzó insultos en las redes sociales a un periodista y luego fue acusado de misógino por una regidora, quien además denunció su falta de transparencia, ineficacia y simulación de resultados.

Rebasa la inseguridad a Guillermo Vega

Por su parte, la administración del panista Guillermo Vega Guerrero, presidente municipal de San Juan del Río, también ha protagonizado varias polémicas derivadas de sus frecuentes campañas contra los críticos de su administración, como grupos de priistas, medios de comunicación, e incluso algunos ciudadanos.

Además, Vega Guerrero enfrentó tres situaciones de emergencia: las inundaciones en dos años consecutivos -2016 y 2017- además de la explosión de un almacén de combustible robado en el Barrio de la Cruz, a inicios del 2016. En todos los casos se criticó la reacción de las autoridades, así como la falta de planeación e infraestructura para evitar las tragedias.

Otro tema que destacan los críticos de Guillermo Vega Guerrero, es la falta de resultados en el combate a la delincuencia, ya que de acuerdo con los datos del Semáforo Delictivo, durante el 2017 San Juan del Río fue el segundo municipio, a nivel nacional, con la mayor incidencia de robo a vehículo.

El mismo indicador muestra que en el mismo año, San Juan del Río también tuvo un incremento en los delitos de narcomenudeo, robo a casa habitación, lesiones y violencia doméstica. Como ejemplo, en el 2015, cuando inició la administración de Vega Guerrero, se registraban 336 robos a casa habitación, cifra que incrementó a 531 casos en el 2017.

Nepotismo y abuso de poder en Tequisquiapan

Otro alcalde que busca la reelección y su tercer periodo al frente del Municipio de Tequisquiapan es Raúl Orihuela González, representante de la coalición entre el Partido Verde Ecologista de México y Nueva Alianza, mientras que en su primer periodo de gobierno representó al Partido Acción Nacional.

El presidente municipal de Tequisquiapan aseguró en su Plan de Desarrollo Municipal, que los valores que sostendrían a su gobierno serían la justicia social la eficiencia y la gobernabilidad, pero durante los primeros días de su administración intentó elevar su sueldo de 50 mil a 100 mil pesos mensuales, así como la dieta de los regidores en 10 mil pesos, aunque su propuesta fue rechazada por el Ayuntamiento.

Igualmente, Orihuela González fue criticado cuando desalojó con violencia y la fuerza pública a un grupo de manifestantes que mantenían un plantón afuera del Palacio Municipal. Los inconformes los acusaron de autoritario y represivo; declararon a sus compañeros detenidos como presos políticos.

Los críticos de su gobierno también se han referido al trabajo realizado por su hijo, Cristian Orihuela, a quien acusan de tratar de posicionarse políticamente con el uso de programas públicos, no solamente en Tequisquiapan, sino también en municipios aledaños, como Cadereyta de Montes.

Pese a sus antecedentes y entre acusaciones de nepotismo, corrupción y un ineficiente manejo de la administración pública, el presidente municipal de Tequisquiapan pretende continuar en su cargo y buscará la reelección. Enfrentará al regidor panista, Gustavo Pérez Rojano, así como al diputado local priista, Héctor Magaña Rentería.

Anaya abandona a los indígenas

En tanto, en el municipio de Amealco de Bonfil pretende reelegirse y busca su tercer periodo como alcalde el panista Rosendo Anaya Aguilar, esto aunque existen acusaciones en su contra por violar los usos y costumbres de los pueblos indígenas así como la manipulación en la elección de delegados de Amealco en 2015, además de no atender las exigencias de los familiares de las víctimas de violencia feminicida.

El municipio mantiene altos niveles de marginación, ya que el 76.6 por ciento de la población aún vive en condiciones de pobreza. Igualmente se han señalado la falta de políticas públicas con perspectiva de género, espacios escolares de calidad y servicios de salud suficientes.

Sin embargo, pese a los rezagos, la administración encabezada por Rosendo Anaya Cortés se ha mantenido ocupada en otros proyectos, como el embellecimiento de los espacios públicos con la finalidad de convertir Amealco en un pueblo mágico, proyecto en el que se han invertido 80 millones de pesos, lo que equivale al 37 por ciento del presupuesto anual municipal.

En el proceso electoral del 2018, Rosendo Anaya Aguilar buscará la reelección; tendrá como sus rivales al priista Gustavo Mendoza Navarrete, quien intenta ser alcalde por segunda ocasión y asegura que Amealco ha vivido nueve años de rezagos en salud, educación, seguridad y apoyos al campo.

Irregularidad en manejo de recursos con Durán Terrazas

De la misma forma, en Huimilpan buscará la reelección la presidenta municipal priista, Celia Durán Terrazas, a quien se le ha señalado en medios regionales por el abuso en el manejo de los recursos públicos en beneficio de sus familiares, entre ellos su hija, quien es titular del DIF municipal, así como su sobrino, a quien señalan por acaparar los convenios de eventos realizados en el municipio.

La Entidad Superior de Fiscalización del Estado de Querétaro hizo 24 observaciones por manejo inadecuado de los recursos públicos, entre ellos, el caso de 15 contratos de obra que carece de documentos y cuyos montos superan los 2 millones de pesos.

En tanto, María García Pérez, diputada federal por el Partido Acción Nacional y expresidenta municipal de Huimilpan, aseguró ante los medios que Celia Durán Terrazas no presentó ningún proyecto para conseguir recursos federales, con excepción de una solicitud hecha al inicio de su administración, relativa a una obra que ya había sido gestionada.

Administración en crisis con Bolaño

Otro funcionario que buscará la reelección en el 2018 es León Enrique Bolaño Mendoza, presidente municipal de Cadereyta de Montes, lugar donde el 72.9 por ciento de la población vive en condiciones de pobreza, situación que se replica en la administración pública, la cual se encuentra endeudada y en problemas legales.

Entre otros casos, el gobierno de León Enrique Bolaño Mendoza se enfrentó a más de 150 demandas por despidos injustificados, las cuales fueron ganadas por los trabajadores, lo que obligó al Municipio a pagar cantidades millonarias que superaban el presupuesto asignado, situación que colocaba a la administración en una quiebra financiera.

Los empleados despedidos aseguraron que el alcalde, lejos de resolver la problemática, optó por crear una deuda insostenible para el Municipio, ya que tampoco ningún funcionario de su gobierno mostró voluntad política para resolver los casos.

Finalmente y ante una quiebra técnica, el Municipio de Cadereyta se negó a saldar la deuda con los trabajadores, lo que provocó la intervención del Gobierno del Estado, que se encargó de cumplir con las sentencias y pagar a los afectados, aunque significó el endeudamiento de la administración. De acuerdo con León Enrique Bolaño, en julio del 2017 ya se había cubierto el 20 por ciento de la deuda adquirida.

Salazar y el beneficio con las becas

En el municipio de Jalpan de Serra, también buscará la reelección la alcaldesa panista, Selene Salazar Pérez, quien tampoco está exenta de polémicas. En noviembre del 2017, la funcionaria fue acusada de beneficiar a colaboradoras cercanas con becas para migrantes.

De acuerdo con documentos oficiales, filtrados a un medio regional, la administración de Selene Salazar otorgó recursos del programa Migrantes “3×1” a las empleadas municipales María del Pueblito González Lugo y Lesly Estefany Castañeda Peña, bajo el aval del coordinador del Comité de Planeación para el Desarrollo del Municipio, Daniel Pérez, quien además es primo de la alcaldesa.

Uno de los principales objetivos incluidos dentro del Plan de Desarrollo Municipal, presentado en el 2015 por Selene Salazar Pérez, era el apoyo a los migrantes y durante su segundo informe de actividades, aseguró que su administración apostó por la repartición de recursos para apoyar proyectos productivos.

La finalidad es que la población vuelva a establecerse en el municipio de Jalpan de Serra, lo cual busca lograrse a través de la entrega de hasta 30 mil pesos en efectivo, con el objetivo de que los migrantes tengan la oportunidad de iniciar un negocio en la zona.

Rendón y el déficit en Pinal de Amoles

La Comisión Permanente del Partido Acción Nacional también aprobó la candidatura de Gloria Inés Rendón García para buscar la reelección en el 2018 como alcaldesa de Pinal de Amoles, municipio que se mantiene como el más rezagado del estado de Querétaro, al contar con un 84.6 por ciento de sus habitantes en situación de pobreza.

Por otra parte, Inés Rendón García advirtió al inicio de su administración, dentro del Plan de Desarrollo, que su gestión enfrentaría importantes desafíos, ya que existía un déficit económico de 40 millones de pesos, el cual limitaba los programas públicos y los proyectos de infraestructura.

Bajo esas condiciones, Gloria Inés Rendón aseguró que era de vital importancia que administración priorizara la gestión responsable de los recursos. No obstante, en noviembre del 2017, la funcionaria panista fue acusada por un medio electrónico local de comprar una camioneta sobrevaluada a José Manuel Ramírez Hernández, dirigente del Comité Municipal del PAN en Pinal de Amoles.

Los que se quedaron sin reelección

Hubo otros presidentes municipales que no repetirán el cargo el próximo 1 de julio. Sin embargo, con la intención de hacer un balance también de sus gestiones, Tribuna de Querétaro se dio a la tarea de consignar varias de sus acciones implementadas en casi tres años de gobierno.

Beatriz León y la inseguridad

Beatriz León Sotelo, presidenta municipal de Pedro Escobedo por la coalición PRI-PVEM-PT, estableció en su Plan de Desarrollo municipal que sus principales objetivos estratégicos serían la promoción de la cultura para la prevención del delito, con el objetivo de contar con seguridad pública efectiva.

Sin embargo, durante el 2016, la problemática de inseguridad creció en el municipio de Pedro Escobedo, debido a la falta de luminarias en las comunidades y la falta de patrullaje en la zona, de acuerdo con los comités de vecinos. Entre enero y abril del 2016, se reportaron 68 denuncias por robo a casa habitación, robo de vehículo, robo a negocio, lesiones y violación.

Beatriz León Sotelo fue propuesta como candidata en el 2015, en sustitución de su esposo, Juan Carlos Piña Tejeida, personaje que ahora aspira a una diputación local por el X Distrito. En su momento, la presidenta municipal manifestó que cuenta con la esperanza de avanzar en su carrera política y el tema de su reelección se mantuvo siempre en manos del PRI.

No obstante, la dirigencia del partido se decidió por Alonso Landeros Tejeida, como el representante para el proceso electoral 2018, quien ya presidió dos veces la administración municipal de Pedro Escobedo, en 1997 y en 2009. Landeros Tejeida competirá con Amarildo Barcenas Reséndiz, quien representará al PAN.

Reconocen rezago en Landa de Matamoros

Landa de Matamoros es el segundo municipio del estado con el mayor índice de pobreza, ya que más de 17 mil, de sus 20 mil habitantes, viven con al menos 2.4 carencias sociales. En el 2015, la candidata ganadora, Honorina Amador Covarrubias, planteó en su Plan de Desarrollo diversos objetivos para su primer año de gestión, los cuales no cumplió, de acuerdo con su propio informe de actividades.

La alcaldesa estableció para su primer año de administración la meta de sustituir los pisos de los hogares hechos con materiales frágiles con otros de alta calidad, pero solamente alcanzó a entregar el 35 por ciento de las obras prometidas. Lo mismo sucedió con el programa denominado “Más habitable”, que tenía como meta construir 150 espacios y solamente cumplió con 86.

De la misma forma, dentro de su Plan de Desarrollo consideró que una problemática del municipio de Landa de Matamoros era que únicamente 2 mil 684 habitantes eran beneficiados con el programa Prospera, de forma que su objetivo era la difusión del beneficio a toda la población, meta que tampoco se reflejó en la cifras de su informe de actividades.

La candidatura de Honorina Amador Covarrubias para reelegirse como presidenta municipal de Landa de Matamoros no fue aprobada por el Partido Acción Nacional y en su lugar designó a Marina Ponce Camacho, quien competirá contra la candidata del PRI, Eva Maldonado Hernández.

Ezequiel Montes, en quiebra técnica

Luz María Quintanar Feregrino, alcaldesa de Ezequiel Montes, recibió un gobierno endeudado con 28 millones de pesos, situación generada por su predecesor, el también militante priista, Jorge Luis Vega Ocampo. Quintanar Feregrino no descartó que los pasivos pudieran heredarse a la próxima gestión.

Ezequiel Montes es uno de los 12 municipios del estado que se encuentran en “situación de quiebra”, de forma que una prioridad fue impulsar políticas de austeridad para reducir el gasto administrativo. Sin embargo, a inicios del 2016, en las redes sociales se difundió la información de que la alcaldesa percibía un sueldo mensual 116 mil pesos.

Quintanar Feregrino desmintió el dato y señaló que únicamente recibía 82 mil pesos, sueldo que no contemplaba reducir. No obstante, en portal de Transparencia del Municipio de Ezequiel Montes, todavía señala que la percepción mensual neta de Quintanar Feregrino es de 116 mil pesos, una precepción superior a la que recibe el gobernador del Estado, Francisco Domínguez Servién.

Para el proceso electoral de 2018, la Comisión Permanente del PAN designó como candidata a la presidencia municipal de Ezequiel Montes a Guadalupe Pérez, quien integró una fórmula que incluyó en distintas posiciones a sus familiares, situación que generó el malestar de algunos militantes panistas. Por el lado del PRI, se declaró como representante a Griselda Pineda Feregrino.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba