Información

Consulta propuesta por diputado Salvador Martínez es una “trampa”

Por Abril Suárez Romero

El 27 de septiembre, la Comisión de la Familia de la LVI Legislatura, conformada por Salvador Martínez Ortiz, Micaela Rubio Méndez, Gerardo Cuanalo Santos y Pablo Ademir Castellanos, aprobó por unanimidad la propuesta de realizar una convocatoria abierta para participar en una consulta ciudadana en donde se plantea la posibilidad de definir a nivel constitucional el concepto de matrimonio tal como lo contiene el Código Civil, o de forma distinta.

Actualmente el Código Civil del Querétaro establece que el matrimonio es “una institución en la que se establece el vínculo jurídico por la unión de un hombre y una mujer”; conforme a esta definición se excluye el derecho de contraer matrimonio entre parejas homosexuales.

Al respecto, Bernardo Romero Vázquez, ex presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), calificó esta estrategia como una “trampa” porque si se somete a una consulta ciudadana es “muy obvio” que la mayoría de la gente va a votar en contra de que se permitan los matrimonios homosexuales, con lo cual se estaría apoyando la reforma constitucional.

Agregó que están queriendo discutir un derecho fundamental que no puede someterse a votación ya que no pueden restringir a las personas el derecho a casarse.

Por otro lado, Bernardo Romero afirmó que existen problemas “graves” en el Código Civil ya que de acuerdo con tratados internacionales es una ley discriminatoria, porque no permite casarse a personas del mismo sexo.

“Hay una serie de limitantes en las leyes que restringen el goce de los derechos de las personas y la (posible) reforma a la Constitución llevaría a eso.

“Sobre todo la trampa está en que si le preguntamos a la gente sobre si quieren que se permitan los matrimonios homosexuales la mayoría va a opinar que no, aunque obviamente esto no tiene porque determinar el contenido de las leyes”, destacó Romero Vázquez.

Por otro lado, el catedrático de la Facultad de Filosofía señaló que posterior a esta consulta ciudadana se podría dar un problema semejante a cuando se realizó una consulta para reformar el artículo 2 en relación con la protección de la vida desde la fecundación.

“La mayoría de las personas que participamos reprobamos esa reforma pero ellos hicieron sus cuentas, dijeron en la exposición de motivos de la reforma que la gente mayoritariamente se pronunció a favor. Evidentemente es conducir todo para violentar lo derechos de las personas en una perspectiva homofóbica y heterosexista”, advirtió.

“No es el caprichito de casarse”

De acuerdo con el catedrático universitario, a pesar de que mucha gente lo ve como el “capricho de casarse”, lo importante es que dos personas que se casan adquieren derechos y obligaciones, las cuales les son restringidas a las parejas homosexuales; tal es el caso de la seguridad social, los derechos hereditarios y de justicia, ya que no se reconoce ni el matrimonio ni el amasiato en el caso de una relación homosexual.

Un ejemplo de ello fue el caso de Octavio Acuña, activista de los derechos sexuales quien fue asesinado en este estado, cuya pareja no pudo reclamar nada al respecto en el proceso ya que no se le reconocía su personalidad, tampoco pudo heredar nada y a final de cuentas se quedó únicamente con las deudas.

Por tanto, Romero Vázquez puntualizó que esta situación es discriminatoria porque les limita el acceso a otros derechos como la seguridad social y la justicia. Aclaró que no importa cómo se llame, aunque debieran ser reconocidos como matrimonios, pero también les favorecía el término de “sociedades de convivencia” porque permitía consagrar como legítima una relación y todos los derechos que de ésta surgían.

“Es muy importante que se reconozca este derecho porque además no afecta a nadie, sino que permite garantizar sus derechos fundamentales, y a ellos sí les afecta que no se les permita casarse.

“Es solamente el prejuicio machista y el mandato de grupos religiosos que dice que no es natural (aunque es relativo eso de la naturaleza), y es emblemático de nuestro tiempo, son luchas que nos han hecho iniciar porque es muy significativo el autoritarismo de los grupos de poder que violentan los derechos de la gente”, admitió.

Tribuna de Querétaro presentó, en mayo del 2010, el caso de Cinthia y Alejandra, quienes a pesar de estar legalmente unidas en matrimonio, les fue rechazada la solicitud de afiliación al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), ya que la ley del organismo no había sido modificada y el “sistema” no aceptó la condición de cónyuges del mismo sexo.

En este sentido, el docente de la Facultad de Filosofía agregó que existen muchos casos de discriminación hacia parejas homosexuales tanto en casos de violencia, dificultad de acceso a la salud, al trabajo, incluso la justicia que va obviamente en el mismo sentido heterosexista y homófobo.

“Simplemente si hay una pareja homosexual tomados de la mano en una plaza comercial, los saca la policía porque se ven ‘feos’”, alertó Bernardo Romero.

Sería una reforma violatoria de la Constitución federal

El también profesor en la Facultad de Derecho expresó que si posterior a la consulta ciudadana se efectuara la reforma que definiera el matrimonio como la unión exclusivamente entre hombre y mujer, se estarían contradiciendo derechos fundamentales e incluso la Constitución federal; no obstante aclaró que sí existen leyes que son violatorias de la Constitución.

Bernardo Romero manifestó que considera “muy probable” que se lleve a cabo esta reforma y en ese caso considera que no va a haber quien de las personas que están facultadas para hacerlo lo quiera hacer.

“Habremos muchos que estemos en desacuerdo pero no estamos facultados para promover un juicio de inconstitucionalidad, y sabemos que ni la Comisión Estatal de Derechos Humanos, ni la Procuraduría (PGJ) lo van a hacer”, anticipó.

Debemos proteger “unidad básica de la sociedad”, señala diputado

Manuel Edmundo Ramos Gutiérrez, presidente de SOS Discriminación Internacional Querétaro, pidió a la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) que “vigile” al diputado panista Salvador Martínez Ortiz, presidente de la Comisión de la Familia en la LVI Legislatura e impulsor de la consulta ciudadana, para que con sus decisiones y actos públicos respete y garantice los derechos humanos de los queretanos.

En carta dirigida al presidente de la CEDH, Adolfo Ortega Osorio, Ramos Gutiérrez recordó que “es necesario que también exija al presidente de la Comisión de la Familia de la Legislatura local, cumplir con el compromiso público que hizo con un servidor y con las organizaciones defensoras de los derechos humanos y las diversidades sexuales”.

Por su parte, el diputado Salvador Martínez Ortiz indicó que el objetivo de impulsar la consulta ciudadana reside en “proteger la unidad básica de la sociedad”.

Entrevistado por reporteras de varios medios de comunicación el lunes 10, Martínez Ortiz rechazó que la propuesta de la Comisión de la Familia busque convertirse en un “candado” contra los matrimonios del mismo sexo.

Puntualizó que la consulta no limitará los derechos de aquellos homosexuales y lesbianas que adquieran matrimonio en el Distrito Federal.

Cuestionado sobre el trasfondo de la consulta que propuso la comisión que encabeza, Salvador Martínez dijo que “se le debe dar un rango constitucional porque hay instituciones como la familia y el matrimonio que deben tener la mayor protección, resulte lo que resulte”.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba