Cultura

Álbum humano, en tiempos inhumanos

Y un día descubrimos que 12 meses se nos habían ido. Ahora solo esperamos a que alguien o algo nos muestre el camino.

Lo primero: el latido de un corazón ¿por qué?

El álbum The Dark side of the moon de la banda británica Pink Floyd cumple 48 años de su lanzamiento. ¿Qué no se ha dicho de esta obra? Por algo es el tercer álbum más vendido de todos los tiempos (solo superado por Back in Black de AC/DC y Thriller de Michael Jackson).

Así que estimado lector, le propongo abordar esta joya del rock progresivo escuchándola desde su casa, en plena pandemia, encerrado, con todas las emociones que trae la pandemia.

La primera pista SPEAK TO ME (HÁBLAME) es una combinación de todo lo que escucharemos en los próximos 45 minutos, un mix, un preludio del álbum.

Saltamos a BREATHE (RESPIRA), quiero creer que no falta decir cuán importante es respirar sin dificultades en nuestros días.

Resulta desesperante ON THE RUN (EN LA CARRERA), ya que fue pensada con ese objetivo; Roger Waters afirmó que la canción se compuso por su miedo a viajar en aviones (escúchese con detenimiento y efectivamente simula un aeropuerto) pero, ahora que no se puede viajar con tanta facilidad, supongo que el aislamiento y encierro ocupa ese martirio.

 

¿Sabías qué? De acuerdo a la Revista Guitar World, David Gilmour -guitarrista de Pink Floyd- tiene tres de los 100 mejores solos de guitarra; en este álbum hay dos de esos tres (el otro se encuentra en The Wall, le invito a adivinar la canción).

 

TIME (TIEMPO). Y un día descubrimos que 12 meses se nos habían ido. Ahora solo esperamos a que alguien o algo nos muestre el camino. Para rematar ese tiempo perdido THE GREAT GIG IN THE SKY (LA GRAN NAVE EN EL CIELO) con la voz de Clare Torry, quien requirió una sola toma en estudio para dar un madrazo al alma, un grito de muerte y desesperanza… eso me recuerda: estamos cerca de los 2 millones y medio de muertos por COVID a nivel mundial.

Más de uno ubicará este compas de siete cuartos, Waters no solo tiene una pluma muy combativa, también es un gran músico (no tanto como Gilmour o Richard Wright, tecladista de la banda). MONEY (DINERO). ¿Sabe usted cuánto vale un tanque de oxígeno?, o peor aún ¿cuánto cobran las funerarias en estos días? Este virus solo hizo más palpable la brecha digital, el acceso a la salud, a un empleo fijo, todas las diferencias entre US AND THEM (NOSOTROS Y ELLOS).

ANY COLOR LIKE YOU LIKE (CUALQUIER COLOR QUE TE GUSTE) un puente musical que no debe ser menospreciado, ya que es una maravillosa obra que Richard Wright dejó en vida… cumple la función de cambiar el tono melancólico a uno más extravagante, lunático se podría decir.

Para casi cerrar, la banda rinde tributo a su exlíder Syd Barret con BRAIN DAMAGE (DAÑO CEREBRAL), tributo que se ampliaría en su siguiente álbum en 1975. Meses encerrados, con ligero o casi nulo contacto humano (que no sea por medio de Internet), hay alguien en mi cabeza, pero no soy yo.

Al final, todo -absolutamente todo- será eclipsado por el COVID, las noticias diarias de muertes, desempleo, depresión, locura, suicidios… nos veremos en el lado oscuro de la luna.

 

Lo último: el latido de un corazón, porque este es un álbum humano.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba