Cultura

Carla Morrison endulza el Jardín Guerrero con su voz

Por Isaac Mastache / Mara Ninnet Robles

Próxima a presentar en el Teatro Metropólitan de la ciudad de México algunos temas de lo que será su nuevo material discográfico, la cantante mexicana de pop minimalista Carla Morrison expresó sentirse “emocionada” tras su participación en el Sexto Festival Universitario “El otoño en la cultura”, pues afirmó, Querétaro es un lugar tranquilo y el trato del público siempre ha sido “demasiado amable”.

“Ésta es una de las ciudades más bonitas a las que he venido. La primera vez me enamoré, pues está a dos horas del Distrito Federal y se me hace increíble que esté tan limpio y tan bonito, la gente se me hace muy alivianada, nada fresa, y ha sido muy agradable”, consideró.

Originaria de Tecate, Baja California, Morrison admitió que desde su última visita en la que ofreció una serie de conciertos, recuerda sobre todo la buena organización y el profesionalismo, lo que le ha dejado buenos momentos, hasta ahora.

“Esta soledad”, “Buena malicia”, y “Suciedad”, los cuales se desprenden de su primer y segundo EP, Aprendiendo a aprender y Mientras tú dormías, respectivamente, además de “Compartir”, que considera “la canción que más le da de comer”, fueron algunos de los temas que los fanáticos pudieron escuchar en el Jardín Guerrero.

Al cuestionarle los motivos por los que considera que su trabajo ha sido bien aceptado por el público, la cantante consideró que su música, al hablar de temas que no necesariamente a muchos les gusta confesar, la gente se siente identificada con las letras y las cosas que sus canciones pueden llegar a decir.

“Se les hace padre que yo sienta algunas cosas que ellos también sienten (…) Yo viví seis años en Estados Unidos, siempre había vivido en México, en Tecate; entonces, al vivir seis años allá como que vino esta melancolía que yo no tenía por mi país, porque nunca había estado lejos de él, y entonces como que resurgieron estas cosas como que muy mexicanas, y creo que sin querer eso se metió en mi música; a lo mejor es por eso que la gente se identifica”, reconoció.

 

“El nuevo disco viene bastante emocional líricamente”

En lo que será la presentación oficial de su nuevo álbum, Déjenme llorar, en febrero del año entrante, consideró que en este material, “todas las canciones hablan mucho de cómo me siento, y creo que prácticamente me identifico con todas (…) Mi voz se escucha distinta, más madura, es raro pero sí se escucha distinto”.

Compuesto de 14 temas, Déjenme llorar habla de tristeza y de lo que “sentimos cuando esa persona que uno quiere no puede ser de nosotros, no puede ser tu pareja”, confesó.

“El mensaje que envío es que en nuestro país tenemos la idea de que si uno llora es débil o es frágil; uno no puede expresarse y tiene que ser valiente, se puede seguir siendo fuerte, y el llorar no nos hace más frágiles o vulnerables, sólo más reales, nada más.

“No tiene nada de malo llorar, y el disco viene bastante emocional líricamente; musicalmente viene más fino, yo diría que es un poquito más movido pero también es mucho experimental”, explicó.

Déjame llorar fue producido por Juan Manuel Torreblanca y Andrés Landón, y grabado en el estudio personal de la cantante en su residencia de Tecate. Morrison se muestra madura, usando arreglos musicales diferentes entre los que se distinguen elementos como agua, frijoles, garrafones, pianos, chelos y violines.

Ante el lanzamiento de esta propuesta musical y la insistencia con la que sus fans han buscado sus anteriores materiales, la cantante de 25 años planea buscar nuevas formas para que sus temas sean más comerciales; “estoy viendo si este nuevo disco lo saco con alguna distribuidora o lo meto a MixUp, pero sí quiero que esté más accesible a toda la gente”, señaló.

“Del nuevo disco al anterior definitivamente quería que hubiera una evolución. Mi primer disco fue éste de la Carla nueva, así chiquita, que empezaba a componer en el teclado con su guitarra, y el segundo, Mientras tú dormías lo veo como la Carla adolescente, enamorada, que escribió todas estas cosas y trabajó junto con Natalia Lafourcade, fue algo súper bonito”, expresó.

Con el nuevo álbum, Morrison se considera ahora como “una Carla que ya siente distinto y que ya probó como es el amor y el desamor, y ya es más madura, porque sabe lo que significan esas cosas”, reflexionó la cantante.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba