Cultura

Cartas from Mary: El autoconocimiento a escena

La obra de teatro invita a los espectadores a salirse “un momento de su realidad”, señaló el director

Por: Miriam Martínez

La sociedad actual, caracterizada por cambios profundos y acelerados, donde el género humano se envuelve en un sinfín de problemáticas a las cuales se les da poca importancia, ha servido de inspiración para la obra de teatro Cartas from Mary, escrita y dirigida por Jorge Martinoli, estudiante de octavo semestre en la Facultad de Bellas Artes de la UAQ.

La puesta en escena estará todos los jueves, viernes y sábados hasta el 16 de febrero, en el Teatro de Cámara de la Facultad de Bellas Artes.

Cartas from Mary es “un viaje hacia el autoconocimiento de un personaje, el cual no vive a través de la culpa del pasado, sino que en este viaje se libera”, manifestó el director.

Es una obra que engloba distintos elementos, como el trabajo corporal a partir de las propias vivencias de los actores. Vivencias que son una realidad en el mundo de hoy, como pueden ser los miedos, sueños, la familia, el amor, la sociedad, hasta las problemáticas sociales como el suicidio.

“Tenemos que investigar lo que ha vivido la demás gente, para poder expresarlo con nuestro cuerpo, de alguna forma es un reflejo de la realidad”, expresó Adrián Santana, actor principal que interpreta a Terry en la obra.

El trabajo para la realización de esta obra comenzó en octubre del año pasado. Poco a poco los actores se fueron involucrando hasta “descubrir estos mensajes para que el público pueda verlos. Muchas veces no hay tantas palabras, sino iluminación.”

Las creaciones musicales de Jonny Greenwood, guitarrista del grupo Radiohead, inspiraron al director para hacer la puesta en escena Cartas from Mary: “de ahí surgieron ideas en mi mente, las cuales materialicé de un pensamiento del sueño en realidad.”

“Muchas veces la gente se va con que el teatro es un trabajo de texto, aburrido o largo; pero aquí, experimentamos incluso con el espacio”, señaló Martinoli.

Ya en la obra, el espectador se encuentra en un espacio donde abunda la obscuridad y el silencio; aunque, de vez en cuando, las risas se hacen presentes.

No es una obra común, como el teatro convencional. Aspectos técnicos como la iluminación –es un escenario en forma de L–, el estrecho acercamiento entre el espectador y el actor, hacen de ésta una interpretación diferente.

Al terminar la temporada, se les hizo una invitación para asistir a Morelia y Toluca, que sería lo más inmediato a volverla a presentar.

El intérprete de Terry, hace una invitación a que acudan a ver la obra “los invito a que nos acompañen en este clavado, que salgan de nuestra realidad, del exterior, para adentrarse en sí mismo en una búsqueda de lo que es dejar el pasado y ver qué es lo que van a hacer con su vida.”

Asimismo, el director, quien también interpreta dos personajes, el de Irving y el Vagabundo, exhortó “a salir un momento de su realidad, que normalmente es lo que produce el teatro. Se van a llevar una buena experiencia de trabajo de exploración, así como de buenos elementos musicales y visuales” ya que es un trabajo multidisciplinario.

{loadposition FBComm}

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba