Cultura

Conque y la aspiración de los sueños

La Conque basó su concepto en la “aspiración a los sueños”, debido a que esta edición va dirigida a los niños que buscan y aspiran a ser grandes héroes dentro de sus historias.

Con motivo de la segunda edición de la Conque, dedicada al mundo de los cómics, más de 100 artistas, productores y expositores se dieron cita en el Querétaro Centro de Congresos (QCC) para unir una vez más a la comunidad en un ambiente familiar y de entretenimiento.

Leonardo Olea, diseñador mexicano que trabajó el título en pantalla del cortometraje ‘Pear Cider and Cigarettes’ y nominado al premio de la Academia de Hollywood, también es director de Imagen de Conque. Él se encarga de realizar el concepto visual de la convención para sus diferentes ediciones. El diseñador refirió que este año la Conque basó su concepto en la “aspiración a los sueños”, debido a que esta edición va dirigida a los niños que buscan y aspiran a ser grandes héroes dentro de sus historias.

“Entonces es por eso que los dibujos son pequeños niños y atrás viene su avatar, eso en lo que se quisiera convertir… ese fue el concepto que hicimos para este año y queríamos que el evento fuera más familiar. Queríamos a las familias y no solamente el usual que son los fans, entonces es una fortuna trabajar con un artista diferente cada año”, comentó el director de imagen.

Conque siempre pensó en las familias porque uno de los objetivos fue abrir la marca a cualquier persona, que no fuera excluyente debido a que siempre el problema que ha tenido el cómic es que se convirtió demasiado de gueto y de nicho, así solamente cierto sector de la población sabía qué pasaba dentro de la comunidad.

Esto generaba un problema cuando alguien nuevo no sabía mucho pero buscaba entrar, ya que existían partes de la comunidad que eran amigables con estos nuevos miembros, sin embargo, otros sentían que los nuevos miembros querían quitarlos de su lugar en la comunidad de los cómics.

Un producto tiene dos partes

Por otra parte, Leonardo Olea, director de la empresa Mafufo, indicó que su marca creció de la misma manera que la Conque, ya que encontró que muchos autores tienen un gran trabajo pero no saben cómo desarrollar sus productos. “Entonces yo ya tenía los conocimientos, he hecho guías de arte para Disney, para Warner Brothers… el producto que están haciendo actualmente está basado en la guía que hice. Al final, todo ese conocimiento ¿por qué no lo aplico a este mundo?”, señaló el director de Mufafo.

Olea puntualizó que en México es importante para los jóvenes redefinir el concepto de un negocio: tiene que pensar en dos partes. La mitad de un proyecto es el producto y la otra mitad es darlo a conocer, comunicar de qué se trata y que la gente se entere que existe. Aclaró que al no tener las dos partes, el producto no podrá venderse solo.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba