Cultura

De cómo la feria del Equinoccio en Bernal surgió con una ocurrencia

El esoterismo llegó con el comercio.

Bernal se ha convertido al paso del tiempo, en un centro de interés turístico; especialmente, en la fecha del comienzo de la primavera, de este modo cada 21 de marzo miles de personas acuden a la Peña vestidas de blanco con la finalidad de recibir la energía positiva, que se encuentra en ese sitio. Y es que en esta pintoresca población se ubica un monolito, conocido como la Peña de Bernal, el cual está considerado el tercero más grande en el mundo, su altura es de 288 metros sobre el plano del poblado y de 2 mil 515 metros sobre el nivel del mar. La palabra Bernal es de origen árabe y los españoles la empleaban para denominar algún peñasco grande y largado que se encontraba aislado, ya fuera en un llano o en el mar.

Respecto a la celebración, el abogado Alberto Carrillo Briones, explica en entrevista que inició no hace más de 10 años. Inicialmente, él comenzó a llevar a un grupo de personas para explicarles las figuras que tiene la Peña. El mismo relata: “subíamos a la montaña, le dábamos la vuelta, les explicaba las cosas que había. Así comenzó a surgir cada vez más el interés entre las personas porque hay áreas en las que uno se siente muy a gusto, muy contento, muy eufórico… El agua que proveen los manantiales tienen una carga electromagnética, tiene ciertas propiedades y al estarla tomando, la gente tiene salud… Todas esas situaciones fomentan el hecho de que la gente tenga curiosidad por conocer el lugar y al estarlas llevando el 21 de marzo toda la cosa comenzó a crecer. Después iban más gentes y luego más gentes, hasta que llegó un momento en que ya no necesitaban que yo los guiara. Así para 1991 cuando publiqué un libro sobre la Peña, entonces ya era un montón de gente la que venía”.

Sobre el uso de la ropa blanca y el pañuelo rojo que la gente viste para la celebración del Equinoccio de Primavera, Carrillo Briones explica que no tienen ningún significado o simbología especial, dice: “yo les decía a la gente que fueran con ropa blanca, porque es la que menos calor provoca; si tú, andas bajo el sol en una montaña y traes ropa oscura, ésta se calienta mucho, pero si andas con ropa blanca tienes la ventaja de no acalorarte”. El cree que los medios de difusión para medir su nivel de audiencia “se les ocurrió invitar a la gente a que fuera a la Peña, el día del Equinoccio con ropa blanca y un pañuelo rojo…”.

Todos los elementos que conforman, actualmente, la celebración del Equinoccio -el copal, las flores rojas, el cuarzo, etc…- han sido agregados; algunos por los grupos de concheros, otros, por los otomíes, e inclusive por grupos hindúes. Sm embargo, para el licenciado Alberto Carrillo “todo eso viene de la mezcla dela cultura indígena con la cultura española, esas cuestiones son las que quieren mezclar y hacer resurgir; pero eso sería un atraso cultural, que nosotros volviéramos a aquellas cosas y a un erro tan grave como la idolatría”. Carrillo Briones explica que el atractivo de la Peña reside en que, científicamente, es un campo electromagnético, esto se debe a que el maternal del que está constituida la Peña “tiene micas, gestifatos y cuarzo, los cuales son cristales que, en electrónica, sirven de condensadores; el condensador se une a las laderas de la montaña que están inclinadas, entonces formaría una especie de pirámide o prisma, así toda la emisión de energía, no solamente los niveles de frecuencia de luz, sino también los rayos X o rayos cósmicos los descompone, además almacena la energía en los cristalitos. Todo esto forma un campo magnético constante en la montaña…”. Es por eso que la gente acude a este sitio para energizarse, en especial el 21 de marzo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba