Cultura

Doqumenta, diálogo entre talento local e internacional

Relatos de vidas rotas y reconstruidas, la búsqueda de la identidad, la búsqueda de justicia, el reconocimiento del talento local y muchos más fueron los temas de los documentales.

El festival Doqumenta celebró el talento local y lo puso en diálogo con las producciones internacionales durante una semana en la capital de nuestro estado. Entre el talento ‘amateur’ y proyecciones profesionales se crean puentes de diálogo, discusiones y debates sobre la vida y los tiempos modernos. Documentales se proyectaban: Como suena la escena de Jesús Estrada o Tlacote, algo más que agua, de Ángel Sebastián González Hernández son un ejemplo de las producciones queretanas que participan en las proyecciones del festival.

Desde hace apenas un año que existe la posibilidad de ser proyectado en Doqumenta. Sin embargo, no fueron los únicos participantes queretanos en el festival. Dentro del mismo existe una gran selección de producciones dedicadas a temáticas y realizadores de la localidad.

Las primeras gotas de lluvia comenzaban a caer desde el cielo. Los peatones corrían a ponerse a salvo de las implacables nubes grises que anunciaban una tormenta. Algunos levantaban ya sus paraguas y otros usaban lo que tuvieran a la mano para cubrir sus cabezas: mochilas, abrigos, bolsas de plásticos; todos desfilaban como un río amorfo frente a otra multitud que se mantenía quieta, sentada. Un documental sobre el agua mágica de Tlacote los mantenía enraizados a la tierra, esperando la lluvia.

Bajo un cielo cargado de viento y humedad se realizó gran parte del festival. Fue en lugares como la Facultad de Filosofía de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ), en el Museo de la Ciudad, en el cine Tonalá de Hércules, en la cineteca Rosalío Solano o en plaza de Armas que se reprodujeron las visiones de cientos de documentalistas con imaginarios para el resto de la ciudad.

La lluvia fue una constante más a lo largo de los días durante los cuales se desarrolló el evento. Cientos de documentales bajo el agua del cielo, frente a los ojos de personas interesadas y en plena disposición de lanzar su mensaje al mundo. Conversatorios, talleres y más proyecciones componen el cuerpo de este festival internacional.

El sábado pasado, un concierto a cargo de Pepe Mogt, miembro de Nortec Collective, cerró el evento en el museo de la Ciudad junto al cineconcierto Quadripoint: De la realidad a la ficción en la frontera norte de México. La música y el festejo hicieron retumbar los suelos del edificio como los truenos y los rayos hicieron temblar al cielo oscuro.

Relatos de vidas rotas y reconstruidas, la búsqueda de la identidad, la búsqueda de justicia, el reconocimiento del talento local y muchos más fueron los temas de los documentales queretanos. Bandas de rock, lágrimas y gozos se bañaron por las lluvias nocturnas durante la semana que duró el festival.

Se visibilizaron problemas locales, se replicaron voces que habían permanecido dormidas por años y se recrearon imaginaros en una pantalla frente a miles de espectadores, provocando reflexión, emociones y plantando dudas. Doqumenta, días de lluvia y documentales, terminó su séptima edición con la promesa de volver al año siguiente con más actividades y producciones; lo que se puede traducir en más visiones del mundo.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba