Cultura

El paseo citadino como práctica estética

Por Rubén Cantor Pérez

El deambular por la ciudad, visto a través del cine y la literatura, se convierte en una práctica estética, aseguró Ester Bautista Botello, académica de la Facultad de Lenguas y Letras encargada de la investigación “Confluencias urbanas en textos literarios y cinematográficos de América Latina Contemporánea. Aproximaciones narratológicas y semióticas”.

Bautista Botello, quien obtuvo su doctorado por el King’s College London, explicó que “este andar, este recorrer la ciudad también implica el concepto de viaje, entendido como una experiencia, (y ésta) entendida como un deseo, una búsqueda, un cambio o una transformación.”

 

La ciudad, comentó, se convierte en una extensión del cuerpo, “porque yo creo que nosotros exploramos y caminamos una ciudad de acuerdo a como vivenciamos nuestro cuerpo.”

Al referirse a su investigación, Ester Bautista afirmó que tanto los escritores como los directores de las obras que analiza tienen un interés de “hablar sobre el espacio de la ciudad.”

“En el transcurso de esta investigación, por ejemplo, estoy trabajando y me interesa mucho esta idea del movimiento, del andar y del andar como una práctica estética, de este transitar este espacio urbano, por fuera o por dentro, o alrededor, o este deambular o este divagar por este espacio urbano”, especificó.

La profesora de la Facultad de Lenguas y Letras, quien es miembro del Seminario Permanente de Análisis Cinematográfico (Sepancine) de la Asociación Mexicana de Teoría y Análisis Cinematográfico, sostuvo que el objetivo de su proyecto, principalmente, “es abordar este concepto de ciudad y ver cómo es esta representación de la ciudad en texto literario y en texto cinematográfico.”

“La inquietud surgió por mis momentos de ocio en los que solía ver algunas películas y el espacio de la ciudad siempre me ha llamado la atención, estas prácticas urbanas que se realizaban en las ciudades a principios del siglo XX, en donde una de las actividades era el ocio y qué hacer en ese tiempo libre, y estaba este personaje, el flâneur (paseante), que deambulaba por esas ciudades.”

En su trabajo Ester Bautista Botello analiza películas como Los olvidados de Luis Buñuel, La vendedora de rosas de Víctor Gaviria y Ciudad de Dios de Fernando Meirelles.

“Empecé trabajando con Los olvidados de Luis Buñuel, y esa película yo la vinculo, como es sobre estos niños, digamos, de la calle, la vinculo con La vendedora de rosas de Gaviria y con Ciudad de dios. Y es ver y hablar de estos espacios urbanos, estas ciudades perdidas, o favelas o chabolas, que son estos espacios hiperdegradados”, dijo la académica.

Por ello, Bautista indaga sobre “cómo es que hay un interés por parte de ciertos directores y escritores de estructurar una narrativa en ese espacio y cómo es que se configura ese espacio desde algunos aspectos similares o desde unas diferencias.”

“Luego en literatura trabajé con Gazapo y con La tumba de José Agustín. En estos, sobre todo en Gazapo, (está ese) recorrido por la colonia Narvarte de los años sesenta y son personajes urbanos, y que también van caminando ese espacio de la colonia Narvarte y sus alrededores.”

Es esta concepción de pasear por la ciudad lo que, para la profesora-investigadora de la Facultad de Lenguas y Letras, une tanto a los filmes como a los textos que analiza en su trabajo “Confluencias urbanas en textos literarios y cinematográficos de América Latina Contemporánea. Aproximaciones narratológicas y semióticas”.

Bautista se centra en la estructura de estas obras, “que desde mi punto de vista es lo que yo considero y es lo que me llama la atención, es el viaje que hacen los personajes, porque a partir de éste se va construyendo la historia.”

 

{loadposition FBComm}

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba