Cultura

El regreso de Lelé o la apropiación cultural indígena

Esta es su fiesta, de los artesanos y artesanas. Pero… ¿Dónde están? ¿en sus casas? ¿trabajando para poder comer?

Los vi. Centenares de personas congregadas alrededor de mí. Una muestra de la cultura y el arraigo del ser. Colores llamativos; diademas características; vestidos únicos; Santiago Mexquititlán, Amealco. Muestras culturales de un lugar olvidado por el mundo. Gestión y difusión de una imagen comercial de la identidad de las personas. Conocimiento mundial: olvido nacional.

Los Arcos de Querétaro son el escenario perfecto. Símbolos de identidad congregados para una demostración del ser. ¿Es tan rosa mi llegada al estado que me vio nacer? El montaje está hecho. Las autoridades presentes. Artesanos, aunque sindicalizados, instalados. “Lelé llega a casa”. Llegué a casa.

La fiesta había comenzado. 18 años consecutivos del Encuentro de las Culturas Populares y los Pueblos Indígenas. El año internacional de la Lengua Madre. Un día para conmemorar, ver y conocer las raíces. Tras un discurso de las autoridades, se dio por inaugurada la velada. Feria de Artesanías: Lelés, Bolsas. Cocina tradicional de municipios aledaños a la capital. Muestras del folclore musical y teatral a lo largo del día. Y, finalmente, la oportunidad de capturar un recuerdo a mi lado.

La atención está en ellos. Herederos de un pasado ancestral: guardianes de nuestras tradiciones: otomíes: personas con una cosmovisión diferente. Esta es su fiesta, pero… ¿Dónde están? ¿En sus casas? ¿Trabajando para poder comer? Su esencia pareciera estar aquí. María y yo estamos aquí. Viéndolos a todos, menos a ellos. La apropiación cultural tiene como resultado la otredad de los que son minoría.

La actividad continúa. Talleres; danza; disfrute por parte de los participantes. Todos quieren conocer; todos quieren pertenecer. Al caer la noche, platico sobre los lugares que visité: Inglaterra, China, Australia, Estados Unidos, Canadá. Portadora de un legado que lo dio a conocer al mundo. Pero… ¿ellos dónde están? Sigo sin verlos por ningún lado.

Con fuegos artificiales celebraron el regreso. De fiesta estamos: ‘Querétaro en boca de todos’: Querétaro por el mundo: Querétaro. Aquí está Querétaro, apropiado de la vida de los artesanos, de su trabajo. Aquí está, olvidando. La noche concluyó: mucha gente vino, pero nunca los vi ellos. Llegué a casa, y todo sigue igual.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba