Cultura

Elena

http://lenous.files.wordpress.com/2012/08/ponat.gif

Por: Juan José Lara Ovando

Bella, hermosa, imposible imaginar un rostro con tanta dulzura como el de Elena Poniatowska, con sonrisa permanente y con mirada cálida. De sencillez inaudita que se nota en su cuerpo grácil y delgado, pequeña como todo lo grato en esta vida, joven con 80 años bien vividos y sufridos narrando peripecias de aquéllos que no tienen voz pero que con ella han recorrido las calles de todo México clamando justicia y los periódicos del mundo denunciando la represión a las colectividades que demandan libertades y exigen cumplimiento de sus derechos.

Princesa polaca de origen, reina de la crónica periodística, ministra de cultura en el gabinete de la izquierda, ángel de los desamparados que luchan día a día y que sólo la tienen a ella para expresar su marginación, su pobreza, su enfermedad, su abandono, pero también para mostrar la fuerza con la que sobreviven. Los marginados en México sobreviven gracias a sus redes de compadrazgo y parentesco, dijo Larissa Lomnitz hace algunas décadas, pero también gracias a la fuerza de su espíritu y al valor de su identidad, parece decir, Elenita.

Elena Poniatowska Amor es una gran escritora de las letras universales y de la biblioteca mexicana. Su mayor incursión es en la crónica periodística (La noche de Tlatelolco, insuperable; Fuerte es el silencio, magnífica; Nada, nadie, las voces del temblor, estupenda; La herida de Paulina: Crónica del embarazo de una niña violada; Amanecer en el Zócalo. Los 50 días que confrontaron a México), pero también en el cuento (Lilus Kikus; De noche vienes), testimonios (Hasta no verte, Jesús mío; Gaby Brimmer), el ensayo (¡Ay vida, no me mereces! Carlos Fuentes, Rosario Castellanos, Juan Rulfo, la literatura de la onda; Octavio Paz, las palabras del árbol), la novela (La piel del cielo; El tren pasa primero), el relato (Querido Diego, te abraza Quiela; La “Flor de Lis”), estudios (Juan Soriano. Niño de mil años; Mariana Yampolsky. La bugambilia), el cuento infantil (El burro que metió la pata; La vendedora de nubes), la descripción (Paseo de la Reforma; Boda en Chimalistac) y la biografía (Tinísima; Leonora). Por supuesto su obra es todavía mucho más amplia.

En el cine su obra ha sido poco reproducida, de hecho sólo dos de sus historias han sido llevadas a la pantalla como largometrajes, y otro par de ellas al cortometraje. De las primeras se trata de Gaby, una historia verdadera, de Luis Mandoki, filmada en el 87, basado en Gaby Brimmer, sin embargo a pesar de que todo mundo se enteró de que estaba basado en dicho libro, Elena Poniatowska no firmó el guión por desacuerdos con el director (quién lo diría, casi 20 años después Mandoki y Elenita serían parte del equipo más cercano a la candidatura de Andrés Manuel López Obrador y el director filmaría los documentales ¿Quién es el señor López? (06) y Fraude: México 2006 (07), por lo que aparecen en ese rubro Martín Salinas y Michael James Love con la colaboración de la propia Gaby Brimmer. El segundo largometraje es De noche vienes, Esmeralda de Jaime Humberto Hermosillo, del 97, con guión del propio Hermosillo basado libremente en el cuento De noche vienes, del libro homónimo.

Gaby, una historia verdadera es una producción norteamericana filmada en Cuernavaca, grabada en inglés y con actores de primer nivel: Rachel Levin interpreta a Gaby; la actriz sueca Liv Ullman y Robert Loggia son los padres y la actriz argentina Norma Aleandro da vida a Florencia, la nana indígena. La película es en realidad la historia de dos mujeres marginadas que se sobreponen a su aislamiento. Gaby, nacida con parálisis cerebral tetrapléjica que le impedía cualquier movimiento de su cuerpo menos su pie izquierdo, y Florencia, su nana indígena que le acompañó desde bebé y que descubrió las posibilidades comunicativas de la niña y le sirvió de apoyo, de voz y de cuerpo. Gaby lucha por su libertad, por asistir a escuelas de estudios normalizados y posteriormente por ingresar a la universidad y estudiar sociología y periodismo.

Florencia es de origen humilde y carácter huraño, aprendió a leer y escribir apoyando a Gaby, a conducir un auto para transportarla y a soportar la discriminación en una sociedad injusta con las mujeres indígenas, pero también con los discapacitados. La película es un drama pero también una historia de superación porque Gaby supera el peor maltrato que sufren los discapacitados, no ser vistos, logró ser visible, tomada en cuenta, luchó por los derechos de las personas con discapacidad y se convirtió en una poetisa.

De noche vienes, Esmeralda es una comedia sabrosona sobre una mujer que a punto de casarse es detenida acusada de bigamia por su marido anterior. En las investigaciones Esmeralda va revelando cándidamente que no sólo está casada sino que se ha casado cinco veces, lo que indigna a las autoridades por descaro y cinismo y la encierran en la cárcel, pero los distintos maridos se van apareciendo y van uniendo esfuerzos para sacarla por distintas vías de su encierro, y terminan aceptando y convenciendo a las autoridades que la poligamia es una verdadera bendición que puede unir en el amor y en distintos objetivos a las personas. Interpretada por María Rojo, siempre estupenda y un grupo de galanes de todas las edades como Ernesto Laguardia, Alberto Estrella, Pedro Armendáriz y Claudio Obregón (ya fallecidos, estos dos). Muy claramente hay una alusión a la lucha de las mujeres por sus derechos sexuales, que además Esmeralda, logra obtener.

En cortometraje, Felipe Haro, hijo de Elenita, con producción de la UNAM filmó El burro que metió la pata (10) con extensión de siete minutos y preparó para un año después, La vendedora de nubes, que supongo ya debe estar filmada. Ambas con el compromiso de proyectarse en TVUNAM. Sirva este comentario de homenaje a Elenita, que el martes 11 de diciembre recibirá el Premio Hugo Gutiérrez Vega, no se lo pierda, tener a estos dos personajes juntos en la UAQ es algo que se pelearía cualquier institución o empresa cultural.

{loadposition FBComm}

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba