Cultura

Guadalupe Zárate rescata Memoria Queretana

Por Ana Cristina Alvarado García

La sociedad reclama sus espacios públicos, cada sociedad valora lo que le es significativo para su conciencia en ese momento, “los queretanos han mantenido, más que otras sociedades en el país, un patrimonio virreinal muy importante, como lo son los retablos de Santa Rosa y Santa Clara”, expresó Guadalupe Zárate Miguel, autora del libro Memoria Queretana.

La importancia de su obra es que muestra cómo una sociedad conserva y destruye ciertos elementos que son importantes en la vida del ser humano.

El sentido de este libro es que la sociedad recuerde su vida, la cual ha tenido diferentes etapas de las cuales algunas no se han conservado.

Zárate Miguel mencionó que en su libro se puede encontrar información de calles, edificios, y personajes, es decir, se relata un proceso cultural que sucedió en el Centro Histórico de Querétaro.

Explicó que procesos históricos como la Independencia, las Leyes de Reforma y la Revolución, transformaron e hicieron una sociedad que ha evolucionado y por lo tanto ya tiene otras necesidades. Un ejemplo de esto es la capilla de negros, la primera en ser destruida, pues se quería terminar con una sociedad ‘clasista’.

“Eso es lo que explico, ya que hay quienes cambian, la sociedad tiene nuevas necesidades y formas de expresión, por lo tanto conserva lo que le es más significativo, como el núcleo del centro de San Francisco, todo lo demás se va eliminando y no se quita necesariamente por un enfrentamiento entre liberales y conservadores”, apuntó Guadalupe Zárate.

Sobre el cambio que ha sufrido la ciudad en los últimos 50 años, la autora de Memoria queretana consideró que esto se ha a causa del proceso de industrialización y que sí ha afectado a los habitantes, sin embargo es un detonante de toda la ciudad.

Reiteró que por medio de ese proceso de industrialización se crearon nuevas colonias.

“La industria trae mucha población. Tenemos un crecimiento urbano muy fuerte y se da toda una transformación de la ciudad en conjunto, vienen nuevos residentes con su propia cultura, sus propias ideas y costumbres y sí hay una transformación muy importante de todo Querétaro”, explicó la historiadora.

De acuerdo a esto, Guadalupe Zárate mencionó que la población que llega recientemente, sobre todo los que vienen de la ciudad de México, buscan vivir en el Centro Histórico porque aprecian las casas y construcciones.

Ante la llegada de migrantes a la ciudad de Querétaro, la historiadora dice que el trato de los queretanos es similar al de cualquier otra cultura, “he estudiado cómo recibe el país a judíos chinos, libaneses, gente de otras culturas y puedo decir que Querétaro tiene el mismo comportamiento: mientras son beneficios, bienvenidos; si es competencia, ya no tanto”.

Un estereotipo que ha surgido en Querétaro es la recepción a los centroamericanos. Guadalupe Zárate enfatizó que eso es lo más importante en términos de cómo está la relación de comportamiento y en este sentido ya no sólo son los queretanos sino todos los que viven en la ciudad, “hay un comportamiento de suma desconfianza y de discriminación hacia los centroamericanos”, advirtió.

 

{loadposition FBComm}

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba