Cultura

Hanff, Bukowski, Auster, Alsini y Villoro

Las lecturas del búho

Por: Rubén Cantor Pérez

Empieza el año y los invito a comenzarlo como se debe. Olvídense del gimnasio o de las dietas, nada de eso es viable, lo que sí tiene resultados garantizados ante notario público es la biblioterapia (libros como remedio para los trastornos emocionales), método con 700 años de experiencia.

Ya dijo Mark Zuckerberg que lo implementará en este 2015. Su propósito es leer un libro por semana. Si su tratamiento funciona, al final del año dejará Facebook por Goodreads.

A los que comparten la meta del billonario más joven de la historia les dejo unas recomendaciones para al menos un mes de lecturas.

84, Charing Cross Road (1970)

Helene Hanff (1916-1997) era una joven aspirante a escritora que malvivía como guionista en Nueva York. Un día decide pedir un libro por correspondencia a la librería londinense Marks & Co, especializada en materiales usados difíciles de conseguir.

Le responde un servicial Frank Doel, quien por los próximos 20 años será su confidente literario y quien le cumplirá todos sus caprichos, ya sea conseguirle una edición casi desaparecida de alguna joya o instruirla en corrientes literarias.

Todo el texto está en forma de correspondencia, lo que lo hace muy fácil de leer y pone al lector en el lugar del destinatario.

Incluso llega Helene a mandar carne a los empleados de Mark & Co, a sabiendas de que en Inglaterra la situación económica era difícil por la posguerra.

Ojalá que aquel que decida leer este título le broten las ganas de emular a Helene y a Frank y se ponga a escribir cartas a sus conocidos para no dejar morir esa práctica inigualable.

Lo que más me gusta es rascarme los sobacos (1982)

De una bella historia pasamos a una entrevista sórdida, como sólo Charles Bukowski (1920-1994) podría. Hace más de dos décadas, la periodista italiana Fernanda Pivano viajó a Los Ángeles, California, para interrogar al último escritor maldito gringo, quien ya vivía en la holganza por las millonarias ventas de sus libros.

Está compuesto por un texto introductorio donde se hace una semblanza biográfica y narrativa de Bukowski, seguida de una entrevista muy sui géneris, que contiene lo mismo revelaciones espirituales que detalles mundanos como la descripción de su casa.

Para los fanáticos del escritor será un tesoro; en el caso de los que desconocen la obra de Bukowski, les recomiendo leer antes alguna de sus obras para redimensionar esta entrevista.

Ya en sus novelas, cuentos y poemas está mucho de su vida, pues estilaba reflejarse mediante sus protagonistas, sin embargo, esta visión biográfica sin tapujos brinda luz sobre su vida y nos responde a interrogantes tipo cómo empezó a escribir o cómo fue su infancia.

El cuaderno rojo (1993)

Paul Auster (1947) es un escritor neojerseita que brincó a la fama después de haberse dedicado a traducir poesía francesa y cuya obra más representativa es la Trilogía de Nueva York (Ciudad de cristal, Fantasmas y La habitación cerrada).

Su ficción está llena de coincidencias y por lo tanto el único dios en su narrativa es el azar. Se dan situaciones curiosas que nos parecen tan normales al leerlas, pero que ya que dimensionamos toda la historia, se vuelven absurdas.

En el caso del libro recomendado, se hace a un lado la ficción y se da paso a la realidad contada por un narrador brillante, por lo que hasta estas anécdotas, bajo su pluma, lucen atractivas.

Es un conjunto de relatos reales en donde Auster actúa como cazador de coincidencias, entreteje casualidades que le sucedieron en su vida diaria y que quiso dejar limpias de toda imaginación.

El libro contiene un prólogo de Justo Navarro, en el que se hace una retrospectiva de la obra de Auster. Perfecta introducción al universo austeriano.

El club de la hipotenusa (2008)

Para los que no disfrutan tanto la narrativa, hago un espacio para un material de difusión científica, escrito por el barcelonés Claudi Alsina (1952).

El título completo es: El club de la hipotenusa: La historia de las matemáticas a través de las anécdotas más divertidas. Y pues eso es, una colección de historias divertidas que nos ayudan a entender un poco más los inescrutables terrenos de las matemáticas.

Explica el origen de teorías, avances importantes nacidos de una casualidad, detalles curiosos de matemáticos, entre otros datos. Además responde cuestiones como: ¿Quiénes inventaron el cero y el signo de suma? ¿Por qué tiene esa forma rara la raíz cuadrada? ¿A qué se retaron Unamuno y Gaudí cuando se conocieron? ¿Qué opinaban Chaplin y Einstein el uno del otro?

Un libro que podría salvar a un alumno de secundaria o bachillerato de odiar de por vida a las matemáticas. Vale la pena darles una oportunidad al cálculo, álgebra y demás; no son tan malas como nos las pintan los profesores.

Conferencia sobre la lluvia (2013)

En el 2013 a Juan Villoro (1956) se le pidió escribir un monólogo para que se representase en la Biblioteca Nacional José Vasconcelos. El resultado es un texto hecho a modo para un escenario precario, como lo es el auditorio de dicho recinto, por ello no requiere mucha producción y sólo necesita un actor. Pero esa particularidad le dotó de poder a la historia, un breve acto en donde estamos frente a un bibliotecario que pretende impartir una conferencia sobre la relación poesía-lluvia.

La sorpresa final hace que valga la pena la lectura, sin embargo, en el transcurso hay elementos valiosos que recogerá el lector, como sus argumentos sobre la literatura.

De esos libritos que se leen de una sentada pero que dejan un efecto por mucho tiempo.

{loadposition FBComm}

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba