Cultura

If I Cant´t Have Love, I Want Power: una historia que puedes escuchar desde la voz de Halsey

No sé si alguna vez han visto aquel tipo de películas que son entre medievales y futuristas al mismo tiempo. Aquellas en donde hay guerreros, princesas, tronos, espadas, pero también una narrativa fuera de ese tiempo, en donde todo parece una contradicción que, extrañamente tiene sentido. Como aquellos paisajes siniestros y terroríficos que, de alguna manera, son enternecedores y bellos. Bueno, pues así es como se escucha If I Can´t Have Love, I Want Power, el nuevo álbum de Halsey, que ha vuelto con una entrega bastante prometedora, cuyas canciones son, de cierto modo, una película divida por partes.

El disco salió a finales de agosto de este año y, con 13 canciones, la cantante ha conseguido producir un álbum consistente, tanto en lírica como sonido, en donde nos demuestra su evolución como artista y compositora. If I Can´t Have Love, I Want Power es su cuarto álbum de estudio, y parte con la canción The Tradition, en la cual se establece el concepto que traerán consigo las canciones restantes.

No es novedad que Halsey nos sorprenda con discos conceptuales. A decir verdad, toda su discografía se ha construido entorno a conceptos, lo que le da cierto toque de personalidad, pues los discos se sienten como una historia en donde las canciones tendrán más sentido si no se escuchan por separado. En este disco en particular, encontramos una manera nueva de hablar sobre temas como empoderamiento y sexualidad, en formas en las que se siente que Halsey ha dado un gran paso para explorar su propia voz e intimidad.

La instrumentación es variada. Hay una mezcla de pop, alternativo y punk rock en la mayoría de sus canciones que hace que pasemos de una emoción a otra sin que el cambio sea abrupto. Podemos escuchar a la cantante gritar sobre la indignación que le provoca ser subestimada y sentir su euforia, y después le damos paso a emociones más sensible, en canciones que exudan toda la fragilidad del mundo.

If I Can´t Have Love, I Want Power ha sido un gran paso para la cantante, pues atreverse a dar un salto así de arriesgado en su carrera no es fácil. Sin embargo, creo que se puede vislumbrar el potencial que Halsey no explotó en sus trabajos anteriores. Las canciones han sido equipadas con letras tan amplias que el sonido a veces es ahogado por el nivel lirico con el que carga. Y, sin embargo, en otras cuantas, la música está tan bien estructurada que la letra no importa mucho.

Este disco es toda una revelación. Fácilmente puede ocupar un asiento entre los mejores lanzamientos de este año. Es una grabación que no teme mostrar la desesperación, ni la pasión, ni el deseo, ni el amor. Es tan honesto que a veces las palabras de Halsey traspasan la música y resuenan en nuestra cabeza durante horas. Entre las mejores canciones podemos destacar Whispers, honey, The Tradition y You asked for this, siendo estas unos potenciales éxitos comerciales. Halsey nos ha abierto la puerta a un nuevo mundo, a un mundo crudo y bello, en donde todas las emociones tienen valor. No hay vergüenza en la vulnerabilidad ni prejuicio hacia la ambición. Es un disco que te dará una experiencia de película. Sentirás el pasado y el futuro en tus oídos, y encontrarás muchas advertencias sobre el amor, la traición y el poder.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba