Cultura

JEP quería que su obra hablara por él: Carmen Carrillo Juárez

La coordinadora de la Maestría en Enseñanza de Estudios Literarios señaló que el escritor se negaba a exhibirse como “personaje”

 

Por: Aurora Vizcaíno Ruiz

 

A José Emilio Pacheco “los periodistas lo seguían impresionantemente porque todo mundo quería saber algo de él”. Sin embargo, el escritor huía porque “quería poner a su obra literaria al centro, no se quería exhibir como un personaje”, consideró Carmen Carrillo Juárez, coordinadora de la Maestría en Enseñanza de Estudios Literarios (MEEL) de la Facultad de Lenguas y Letras.

“El joven José Emilio”

Continuador de la escuela de Alfonso Reyes, editor de múltiples revistas, investigador, poeta, novelista y periodista cultural. Escritor nato. Incitado por Octavio Paz a convertirse también en traductor.

Juan José Arreola le publica su primer cuento: La Sangre de las Medusas; tiempo después, José Emilio apoyó a su padrino en la creación de Bestiario.

Contemporáneo de la Generación del Medio Siglo, figuras como Inés Arredondo, Carlos Fuentes o Juan García Ponce, eran sus compañeros. Sin embargo, Pacheco se consideraba ajeno a esa corriente y declaraba: “mejor agrúpenme con Monsiváis y con Pitol”.

De acuerdo con Carrillo Juárez, el autor de Las Batallas en el Desierto tenía una personalidad ajena a la timidez.

“Si se piensa que Pacheco era tímido, no entendemos entonces cómo pudo proyectarse y conocer y platicar con tanta gente”, refirió.

Lo mediático, la imposición como líder de opinión y la adquisición de un cargo político no eran cosas que le interesaran al poeta, sino la más pura libertad de expresión literaria.

 

“¿Para qué me entrevistan a mí? Mejor léanme”

El poco interés por las entrevistas, aspecto que distinguía al escritor, reside en que él creía que “el lector debe entrar en contacto con su obra para que pueda decir lo que ve en ella porque no se leen a los autores, sino que nos leemos en ellos”.

Para la académica de la Universidad, José Emilio Pacheco también creía que los poemas deberían ser anónimos; así su disfrute coincidiría con el contenido, no con el goce por leer a un autor distinguido.

La literatura la entendía de una manera viva y dinámica porque creía que su función social era revitalizar el idioma.

“Al final de cuentas, si tengo suerte, me van a recordar por cuatro o cinco poemas”.

 

Una conocida y la otra escondida

La encargada de la MEEL concuerda en que Morirás Lejos y Las Batallas en el Desierto son grandes trabajados novelísticos, pero que una obra es sumamente conocida mientras que la otra pareciera ser un secreto.

Morirías Lejos fue una metaficción de dos ediciones: la primera sometida a correcciones puntuales; mientras que la segunda fue realizada en 1967, año que coincide con Cien Años de Soledad.

Las Batallas en el Desierto es una gran atracción para los jóvenes y los invita a que indaguen más en José Emilio Pacheco. “Él mismo no se imaginaba el éxito de dicho escrito”.

 

«Por alto que esté el cielo en el mundo, por hondo que sea el mar profundo…»

El tema principal de Las Batallas en el Desierto es la memoria, ya que trata sobre un recuerdo de la infancia que relata Carlitos.

Es importante esta novela porque crea un discurso sobre el modernismo mexicano. Retrata el sexenio de Miguel Alemán (1946-1952), en el que la gente de provincia llega a la capital, la clase media sube o baja y ya existen distintas maneras de consumir, trabajar, ser, hablar y crecer.

 

“José Emilio siempre estará con nosotros”

Ya sea visto desde el Inventario que publicaba en el semanario Proceso, la novela de metaficción Morirás Lejos, sus varios poemas originales y traducidos y por la reconocida novela Las Batallas en el Desierto.

“Hay muchas cosas que hay que revisarlas, agruparlas, estudiarlas y generar todo este discurso sobre él para poder ser capaces de ver qué es lo que nos hereda, porque tenemos una herencia allí gigantesca. Tenemos que pensar en un José Emilio concentrado, enamorado del lenguaje, de la literatura. Alguien impresionante, como pocas personas han podido demostrarlo”, concluyó.

{loadposition FBComm}

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba