Cultura

Jesús, “El Seductor”

Por: Edmundo González Llaca

Lo llamaban de diferentes formas: Jesús, el Nazareno, el Hijo del Hombre (como él prefería), el Salvador, el Mesías, el Servidor de Yahvé, el Hijo de Dios, Cristo, el Hijo de David, el Galileo, y otros de sus contemporáneos, por su atractivo físico y ascendencia sobre individuos y multitudes, le decían simplemente “El Seductor”.

Tantos títulos corresponden casi al sinnúmero de ideas, imágenes y representaciones que desde su muerte se ha formado la humanidad sobre “El Seductor”. Así, por ejemplo, la Edad Media lo integra dulzón, místico y hasta alambicado; en nuestra época, en cambio, se le reivindica por sus palabras y acciones ante las injusticias y los problemas sociales y políticos.

En medio de este abanico tan amplio de imágenes y representaciones, ¿cuál es realmente el mérito histórico de este personaje capaz de marcar un hito en el tiempo de antes y después de Él, privilegio no concedido a nadie más? ¿Cuál es su aportación y vigencia en el mundo occidental, capaz de vivir en nuestro calendario con su presencia cotidiana?

Se deberá, tal vez a su palabra, palabra especial en la que todos los seres humanos creen encontrar una enseñanza. Será por sus críticas a la injusticia, la riqueza y la hipocresía: “Si vas pues, a presentar una ofrenda ante el altar y te acuerdas de que tu hermano tiene algo contra ti… ve primero a reconciliarte con tu hermano y luego vuelve a presentar tu ofrenda.”

Por plantear la separación de las esferas espiritual y temporal: “Dad al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios.”

Por su extravagante amistad con los pobres, los leprosos, los perseguidos, los incurables, los humildes, los pequeños, las prostitutas, los huérfanos, las viudas: los quebrados de la sociedad.

Por establecer la unidad íntima e insoslayable de teoría y praxis. Cuando le dijeron: “Bienaventurado el vientre que te llevó y los senos que mamaste”. Él completó: “Bienaventurado más bien aquel que escucha la palabra de Dios y la pone en práctica”.

Por su interpretación humana, tolerante y flexible de los preceptos: “El Sabbat está hecho para el hombre y no el hombre para el Sabbat”. Por colocar el amor como la virtud de más alto rango y como principio de la vida y las relaciones humanas.

Por vivir personalmente ese mensaje de amor y perdón en las peores condiciones de oprobio y humillación.

Por lo ignominioso y dramático de su muerte.

Por su capacidad para sobrevivir no sólo a sus detractores, sino a los errores y apologías de todas las iglesias que se lo apropian.

Será por su vida, su mensaje o su muerte, pero la estrella de Belén, todavía brilla y “seduce” espléndidamente a la humanidad.

Espero sus comentarios en www.dialogoqueretano.com.mx donde también encontrarán mejores artículos que éste.

JICOTES

Fotos

“Nadie es tan guapo como en su perfil de Facebook, ni tan feo como en la foto de su licencia”, afirma un novelista, pero lo que no es posible es el dispendio de los presidentes para sacarse la foto en la silla presidencial. Felipe Calderón gastó 236 mil 420 pesos y Enrique Peña Nieto 376 mil 420 pesos. No sabemos la causa de tanta diferencia de precios ¿A Calderón, por estar más feyuyito, le salió más barato? ¿Por la iluminación del copete sube el gasto de la luz? No se trata que para la foto oficial los presidentes se metan en una caseta de un centro comercial, pero tampoco es lógico este derroche tan ofensivo en un país con más de 50 millones de pobres y más de 10 millones que se están muriendo de hambre. Necesitamos políticos con menos ego y más sensibilidad social.

La Iglesia y el poder

20 siglos en el poder mundial, no vaciladas, no han pasado en balde para la Iglesia católica romana. Es impresionante la escenografía, los rituales, los símbolos. Que si son los uniformes de los guardias, que si son las llaves, que si son las pinturas y el decorado bajo el cual sesionan los cardenales; que las puertas que se abren y cierran. Todo gráfico, verdaderamente simple y profundo, al alcance de la comprensión e imaginación de cualquiera: el humo, que si es negro o que si es blanco. El espectáculo al servicio de una idea: nuestro poder viene de Dios.

Declaración patrimonial

En un buen número de países los ejecutivos de los estados están obligados a divulgar su declaración patrimonial. En México la ley no los obliga pero algunos gobernantes se han percatado que si dan a conocer sus bienes, el pueblo les corresponde con su confianza y apoyo. Para legitimarse ante los ciudadanos ocho gobernadores ya han presentado su declaración patrimonial: Baja California, Chiapas, Colima, Hidalgo, Jalisco, Morelos, Puebla y Tabasco. En las próximas elecciones para gobernador los miembros de la sociedad civil debemos presionar para que, desde candidatos, presenten su declaración pública patrimonial. Será la primera prueba de que su vocación es el servicio público y que no llegarán a saquear.

{loadposition FBComm}

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba