Cultura

La obra habla. El público escucha

La presentación se llevó a cabo en el Centro de Arte Bernardo Quintana Arrioja

Marissa Sánchez Suárez

PARA DESTACAR: Las esculturas de Alejandra Olvera combinan la naturaleza con objetos o personajes, todo con la finalidad de reflejar la relación entre el hombre y el animal, con un toque de cuentos infantiles y detalles que forman parte de las obras hechas con barro.

En una obra, es como si el espectador fuese una mitad y el artista la otra: uno habla y ustedes escuchan, pues más que nada, se trata de que la obra les hable. Así se expresó Alejandra Olvera Lorena, quien presentó la exposición escultórica llamada «Comportamiento animal y otras filosofías».

En entrevista para TRIBUNA DE QUERÉTARO, Alejandra Olvera contó que le llevó hasta tres años realizar algunas de sus obras, mientras que otras las comenzó en septiembre del año pasado.

Además, consideró que el proceso de tener las esculturas en casa, para después montarlas en un lugar especial, con luz y demás elementos, es «una experiencia muy diferente».

Las esculturas de Alejandra Olvera combinan la naturaleza con objetos o personajes, todo con la finalidad de reflejar la relación entre el hombre y el animal, con un toque de cuentos infantiles y detalles que forman parte de las obras hechas con barro.

De acuerdo con la curadora, Marja Godoy, el trabajo de Alejandra Lorena con la cerámica, fue plasmar mitologías egipcias: «ilustra con fuego y tierra la alquimia misma de la conciencia, para tratar de entender lo sagrado”.

La presentación se dividió en cuatro salas, cada una contaba con una iluminación, color, y posición de elementos diferentes, de acuerdo con la personalidad de cada exposición, según el artista y su forma para presentar sus obras.

El evento se realizó en el Centro de Arte Bernardo Quintana Arrioja, de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ), al mismo tiempo que se instalaron otras tres presentaciones: «Nada nos quedó, sólo nuestros brazos», del artista Fausto García; «Otra vez yo”, de Adrián Ro, así como “Ícono y fuego», de los alumnos de la doctora Mar Marcos.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba