Cultura

Las autoridades queretanas nunca han entendido culturalmente al rock

“Las autoridades municipales y estatales nunca han tenido el pulso necesario para entender lo que implica el rock y el metal en todas sus vertientes. Ni siquiera lo entienden culturalmente… les interesa más una industria transformadora que de servicios. Eso evidencia una pobreza cultural terrible en todas las administraciones”: César Tarello.

Durante años, las administraciones del Municipio de Querétaro han reprimido y criminalizado la presentación de eventos culturales de rock, de manera que limitan el crecimiento de su manifestación y los orillan a la clandestinidad, declaró César Tarello, integrante de la banda de thrash metal queretana Piraña y maestro en Derecho Constitucional, “La represión se da más bien de modo indirecto eliminando las posibilidades de que esto pueda crecer de un modo sano, y nos obliga a la clandestinidad”, enfatizó.

César Tarello, junto a Víctor López Jaramillo, director del semanario Tribuna de Querétaro y el periodista y líder de la banda El Papá de Ana, Eduardo Frías Alegría, impartieron la conferencia “La Cultura del rock” en la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ), en la cual explicaron el panorama histórico del Rock and Roll desde su nacimiento y durante su desarrollo como movimiento social contestatario, así como las adversidades en torno a su manifestación hasta la fecha.

Tarello indicó que la tendencia conservadora de la sociedad queretana ha sido un factor de represión hacia el rock: “Las autoridades municipales y estatales nunca han tenido el pulso necesario para entender lo que implica el rock y el metal en todas sus vertientes. Ni siquiera lo entienden culturalmente… les interesa más una industria transformadora que de servicios. Eso evidencia una pobreza cultural terrible en todas las administraciones”, aseveró.

César Tarello, también colaborador de la banda queretana Zombification, explicó que no sólo el rock, sino también el punk y particularmente el thrash metal son géneros que implican por lo general una postura crítica respecto al mundo. “Tenemos que entender que el rock viene como una corriente musical que también se ha ido mezclando con otras formas de expresarlo, con lo que se vincula con distintas ideologías. Un ejemplo paradigmático es el punk, porque el rock empieza a ser una forma de rebeldía en el mundo entero. Entonces, el punk se presenta como un movimiento contestatario, vinculado a la anarquía”, explicó.

El también maestro en Filosofía del Derecho, César Tarello, contó que a principios de los años sesenta el rock empezó a transformarse hacia posturas más radicales, y para los años setenta esta música empezó a politizarse con el surgimiento del punk a partir de la combinación del rock y el Blues.

Los ponentes concordaron en que el festival musical de Avándaro, celebrado en septiembre de 1971, fue un punto de quiebre en el paradigma del rock en México, puesto que la congregación de jóvenes con posturas críticas y en contra de la cultura que defendían los intereses económicos fuertes era vista como una amenaza.

“Lo que Parménides García Saldaña [representante la Literatura de La Onda] llama los ‘hoyos fonqui’ en los años setenta, es donde refugia gente como Alejandro Lora y los Dug Dug’s, que, hay que reconocerlo, mantuvieron viva la flama. Alejandro Lora hoy es un león desdentado. Hoy viene hasta a anunciar el Qrobús del gobierno y dice que todo muy bonito. Pero el original era el que mentaba madres al gobierno, el que decía que Echeverría se iba de viaje con todo el dinero y le mentaba la madre a Televisa. El que tenemos hoy, pues ni modo, ya es una copia”, expresó López Jaramillo.

Después de la exclusión del rock en México en los años setenta, “en los ochenta surge el punk de manera muy fuerte en México, que deviene en corrientes anarco-punk o anarco-socialistas, y eso a final del día es introducir ideología en la música para expresar una forma muy particular de ver a la sociedad y al sistema y criticarlos”, señaló César Tarello.

La acepción de Rock and Roll, explicó López Jaramillo, significaba en un inicio el ‘mecerse y rodar’ “Que es lo que hacían los jóvenes de las preparatorias cuando se iban a las partes trasera de los automóviles a hacer ciertas cosas, y le decían a eso ‘rock n´ roll’. Por esta acepción es que el rock es evidentemente rechazado en la época”. Por su parte, Tarello explicó que el concepto de ‘punk’ surgió con la acepción de ‘vándalo’ debido a una revista estadounidense.

“El rock habla desde la simple fiesta hasta ya una vinculación ideológico-política libertaria. También puede encontrarse bandas con tendencias políticas hacia el fascismo o racistas”, aseveró el vocalista de Piraña, César Tarello.

A su vez, relató que desde 1993 hasta el ascenso a la gubernatura de Francisco Garrido en 2003 se llevó a cabo cada 15 de septiembre un festival de rock en el estadio Corregidora: “el fideicomiso de las fiestas de Querétaro lo organizaba porque era una manera de sacar a los chavos banda del centro de la ciudad el Día del Grito. No les interesaba la cultura”, indicó.

César Tarello recalcó la necesidad de que los gobiernos capitalinos permitan la manifestación del rock dentro del municipio, “Si no se permite y todo es clandestino, pues todo vale. Si quieren tener mejores eventos y mejor calidad se tienen que abrir, pero los municipios no se van a abrir, los municipios no se abren. Es algo que está en sus agendas. Lo vemos en los candidatos y candidatas: todas las agendas culturales de este país son deporte, como si a todos nos gustara hacer basquetbol. ‘Vamos a acabar el problema de drogas con más deporte’, tonterías. Mejor vamos a hablar de proyectos culturales; nadie los tiene”, asentó.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba