Cultura

Leones de la Sierra de Xichú celebran 35 años de carrera

En el Teatro de la Ciudad del DF tuvo lugar una gran fiesta del huapango arribeño

Por: Miguel Mejía H.

Ciudad de México.- Con un auditorio que superó los mil 200 asistentes, Guillermo Velázquez y los Leones de la Sierra de Xichú celebraron 35 años de carrera artística en el Teatro de la Ciudad “Esperanza Iris” en la capital del país.

Lleno de emotividad, los versos de Guillermo ahondaron en su historia y recordaron a los viejos huapangueros, principalmente a dos artistas que los acompañaron y ya fallecieron: don Eusebio Méndez, virtuoso violinista potosino, y el reconocido bailador Benito Lara.

Para redondear se contó con la participación de otros músicos que de alguna u otra manera se han ligado a la tradición del huapango arribeño, como el trío huasteco de Los Camperos de Valles, Guillermo Briseño, Hebe Rossell, Licha Flores, Gilberto Chávez y el novel violinista Alex Montaño, quien evocó en los recuerdos de Guillermo a Eusebio Méndez.

Desde el inicio la “vibra” fue mayúscula, y el público se conectó.

“La presencia de Los Leones aquí (en el festejo) es solamente un reflejo de (…) la energía de esta tradición. Los que se hayan asomado alguna vez al Festival de Huapango Arribeño y la Cultura de la Sierra Gorda (Xichú, Guanajuato), los que hayan estado en alguna topada por Río Verde o por Cerritos (San Luis Potosí), por Arroyo Seco, Jalpan o el Pinal (Querétaro) ya sabrán de qué se trata. Creo que el aplauso lo merecen todos los músicos y poetas de nuestra tradición”, expresó.

Así empezó el programa con una duración de casi tres horas que no fue más que un viaje, donde se abordaron temas de política, el amor, la tradición, la migración, las mujeres y un largo repertorio.

La violinista Inés Suárez también compartió escenario con Los Leones de la Sierra.

Don Benito Lara, bailador de la agrupación por cerca de 20 años, fue homenajeado con unos versos compartidos entre Guillermo y su hijo Vincent.

En conmemoración de la música mexicana, Guillermo llamó al escenario a Licha Flores, quien junto a Chabe Flores interpretaron canciones “de pueblo”, es decir, tradicionales rancheras.

El contexto nacional

Con décimas hiladas, el trovador de Los Leones de la Sierra de Xichú abordó diversos temas de la política nacional. No podía faltar el regreso del PRI al poder:

“Cuando gatos y ratones

coexistan y sean amigos

y sean muy ricos los mendigos

y los millonarios pobres.

Cuando no existan ladrones

Ni exista el verbo robar

cuando deje de apestar

un drenaje entonces sí

creeré que hay un nuevo PRI

regresa el PRI a gobernar…”

Como un ejercicio del destino huapanguero, Los Leones hicieron honor al arribeño en lo que sin duda fue un viaje musical ante más de mil asistentes, muchos provenientes de diversos estados del país, principalmente de la zona centro.

Tanto Hebe Rossell como Guillermo Briseño con su grupo llenaron el espacio de convivencia con otras formas de canto y con el blues.

En el escenario, Guillermo y Chabe Flores combinaron los versos con la lotería para recordar el proceso electoral pasado.

La fiesta continuó, sin faltar la invitación a que el público subiera a bailar, sin importar la solemnidad del teatro… pero se trataba precisamente de una fiesta, y una del huapango arribeño.

{loadposition FBComm}

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba