Cultura

Librería FCE-UAQ, un año de promover la lectura

Margarita Espinoza Blas, directora de la Facultad de Filosofía, indicó que la principal motivación para impulsar el nacimiento de una librería del FCE fue el vacío cultural que se creó tras el cierre de una de sus sucursales en el estado hacía algunos años antes

La democratización y promoción de la lectura han sido algunos de los principales logros de la librería del Fondo de Cultura Económica (FCE) “Hugo Gutiérrez Vega” que se ubica en la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ), especialmente porque esta editorial es considerada una de “élite”, refirió la coordinadora del recinto, Monserrat Guerrero López.

Por su parte, Margarita Espinoza Blas, directora de la Facultad de Filosofía, indicó que la principal motivación para impulsar el nacimiento de una librería del FCE fue el vacío cultural que se creó tras el cierre de una de sus sucursales en el estado hacía algunos años antes.

“Gracias al apoyo de personas como el anterior Rector, también de Blanca Gutiérrez [la anterior directora de la Facultad de Filosofía] o Efraín Mendoza Zaragoza [docente de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales], el proyecto tuvo un respaldo constante desde sus primeros pasos”, consideró.

La actual directora de la Facultad de Filosofía mencionó que gran parte de la comunidad universitaria estuvo de acuerdo con la idea de la librería desde el principio. Durante el primer año de la librería “Hugo Gutiérrez Vega”, los días que se ha mantenido abierta también se cosecharon algunos logros para el equipo de trabajo.

Margarita Espinoza resaltó que a pesar de que la librería del FCE está ubicada dentro de la Universidad, caso único en todo el país, han logrado mantener una comunicación abierta con la sociedad queretana y a través de la misma han creado un espacio para todo tipo de públicos.

Uno de los mayores retos, según la encargada de la librería, ha sido la difusión de la sucursal; sin embargo, gracias al apoyo de otras instituciones como el Centro Educativo Cultural del Estado de Querétaro (CECEQ) o la prensa universitaria, la librería se ha convertido en un punto de efervescencia cultural.

Gracias a que la librería se hizo con un lugar entre la sociedad en general, la Facultad de Filosofía y la Universidad también se ha convertido en un punto de reunión para la gente. La directora de Filosofía resaltó que el proyecto ha logrado abrir las puertas de la Universidad para todas las personas, lo que significa que todos los servicios y ofertas académicas también se han difundido de forma positiva en la población.

Inicio pesado

Dentro de la problemática que el equipo de trabajo tuvo que afrontar, se encontraron las condiciones materiales para sostener la librería y las situaciones en las que el convenio debía hacerse. Sobre lo anterior, Margarita Espinoza indicó: “La Universidad tuvo que cumplir. Esto obviamente genera un gasto económico muy fuerte y fue de los principales problemas que tuvimos que resolver”. Además de ello, fue necesario cumplir con requisitos administrativos y jurídicos, cosa que requería la constante comunicación entre la matriz de la FCE en la Ciudad de México y la UAQ.

Monserrat Guerrero, actual encargada de la librería, fue quién tuvo la labor de mantener ese vínculo entre las dos instituciones: “Mi labor durante los primeros días del proyecto, antes si quiera de su apertura, fue ser el enlace entre la UAQ y la FCE, además de cumplir con cuestiones administrativas para la apertura”.

Un año de la FCE en la UAQ

Los pasados días 11 y 12 de enero del presente año, la librería del Fondo de Cultura Económica (FCE) “Hugo Gutiérrez Vega” cumplió su primer año de estar abierta al público. Para celebrarlo, las autoridades universitarias y encargadas de la librería organizaron dos días de conferencias, presentaciones de libros y conciertos en vivo. La explanada de la librería, que está ubicada en la Facultad de Filosofía de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ), fue testigo de la celebración por un año de esfuerzos de quienes participan en el proyecto.

Durante la celebración, Sergio Pacheco Hernández, secretario Administrativo de la UAQ, apuntó que “lo importante es que se está brindando un servicio a la comunidad”, además de que la gente “debe apropiarse del espacio como universitarios y como sociedad”.

El día del evento, Carmen Villoro Cruz, quién fue distinguida con el premio Hugo Gutiérrez Vega, dio una conferencia magistral llamada “Como leer poesía sin desfallecer en el intento”, en la cual habló acerca de la cualidades y características del lenguaje poético. Durante su intervención mencionó: “La poesía nos brinda un apoyo al cual asirnos para no caernos” y que “No se sabe qué es, pero puede ser eso que nos puede salvar la vida”.

La noche terminó con un concierto en vivo de guitarra clásica por parte Ramiro Martínez Piña y con un brindis en honor al equipo que ha trabajado todo este tiempo para mantener a la librería a flote.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba