Cultura

Literatura en selfie: El ‘yo’ no es auto ficción, enfatiza editora de Granta

“Algo de lo que nos hemos percatado como jurado es la cantidad de escritores que no tienen conocimientos literarios, que no leen, pero que como están acostumbrados a escribir WhatsApps y correos electrónicos piensan que hacen eso en 100 páginas y ya tienen un libro”, apuntó Valerie Miles, escritora y cofundadora de la revista Granta.

Al hablar de la selección de los mejores narradores jóvenes en español, señaló que la decisión fue difícil respecto a hace 10 años, dado que existe una tendencia hacia escribir en modo selfie, es decir, utilizan la primera persona desde lo vivencial y no desde lo literario.

La entrevistada señaló que considera que existe una confusión acerca de escribir literatura y hablar sobre uno mismo y que justo en la introducción de este nuevo volumen se aborda el tema de autoficción. “Hay mucha gente que utiliza el yo sin darse cuenta de que, aunque escriban en yo, no son ellos, es un narrador. Mucha gente que te escribe en modo selfie, no se dan cuenta de que narrar en primera persona es un acto de imaginación si es que quieres escribir literatura”, aseveró.

Al indagar sobre los cambios que ha podido observar en los 18 años de Granta, Valerie enfatizó el papel de las mujeres. “Hemos notado la inclusión de la mujer: un cambio enorme, a veces miro a los primeros números de Granta y me escandalizo de las pocas mujeres que hay ahí. Antes era lo normal pero ahora somos conscientes de que, si no hay una voz femenina, la realidad se tergiversa… Vemos hacia atrás y vemos la poca presencia de mujeres, nos preguntamos ¿qué estábamos pensando? esa no es una mirada universal, es sólo mirar por la cerradura, estás viendo una sola cosa, no una pluralidad”.

Otra de las transformaciones que la editora detectó con el paso del tiempo fue que ahora existe una pluralidad de voces respecto a los distintos usos del español; ya no se trata de conservar la tradición antigua de un español neutro y “de escuela” sino de mostrar que existe una riqueza en las distintas maneras de narrar historias. “Esta nueva generación no tiene complejos, quiere captar el sonido local, estamos en un momento de apertura, estamos narrando lugares poco narrados” expresó.

Prejuicios y un país de letras

Al preguntarle acerca de cómo editar para una generación “con poca capacidad de atención” Miles narró que dentro del jurado existía la idea de que juntar a 20 escritores para armar una antología sería una labor complicada. “Cuando empezamos como jurado nosotros pensamos que en 2010 seleccionamos 22 y en 2021 si llegábamos a 20 sería increíble, y resulta que no, resulta que llegar a 25 era casi imposible, dolía. Todos tuvimos que sacrificar autoras y autores que nos encantaban, yo todavía siento y pienso que hay autores que no están en esta selección y me molesta”.

La también catedrática confesó que en el proceso de selección se dieron cuenta de que tenían unas ideas prejuiciosas respecto a estas generaciones y su poca capacidad de detenerse a pensar, lo que los llevó a darse cuenta de que estaban equivocados.

“Sí que hay escritores y lo que ha movido a los escritores desde hace 2 mil años sigue moviendo a los escritores de hoy en día… lo que pasa y lo que nosotros hemos intentado hacer es un poco decir estos son los que siguen esta tradición; puede que sean menos, pero siguen siendo tan potentes como siempre. Frente a esta imposición del tiempo, el tiempo ha cambiado eso está clarísimo, pero el tiempo de la imaginación y el tiempo del sueño sigue siendo el mismo de siempre” destacó.

Añadió que no cabe duda de que sí existe una facultad más limitada en el tiempo de atención que se presta pero que eso se vive “fuera de las letras” en ámbitos relacionados con la publicidad y el mercado. “Creo que la idea de que ya no somos capaces de mantener la atención pertenece a un mundo fuera de las letras. Está claro que la gente tiene una menor capacidad de atención, eso está clarísimo, pero en las letras no es tan hiriente, no ha sido tan hiriente como allá afuera y como yo vivo en un país de las letras…”.

¿Qué esperar?

Para Valerie el futuro de la literatura y de las nuevas generaciones de escritores resulta incierto. Admitió que en la primera selección de narradores jóvenes en español lanzada en 2010 no hubiera podido imaginar cómo sería la publicada este año. Lo único que tiene claro es que habrá muchas más mujeres escribiendo.

“Nosotros hemos hecho una selección de 25 escritores, 14 son hombres y 11 son mujeres, en 2010 sólo había cinco mujeres, pero hoy todavía hay más escritores hombres. Si miras los números, lo que hemos visto es que la mayoría de los candidatos que han enviado su obra y que pertenecen a la generación de los noventa son mujeres” subrayó la editora. Expresó que a veces los movimientos sociales -como el feminismo o el #MeToo– tardan un poco en llegar a las letras porque los autores se tienen que formar y eso toma un tiempo. “Lo que estamos viendo es un tsunami que se avecina y eso se va a reflejar en la próxima selección, además de que son las mujeres las que están empujando una fuerza especial porque como antes no habían tenido espacio y de repente ¡puff!, si alguien tuviera una goma y la sostuviera y de repente la suelta, siento que un poco así están las mujeres, listas para salir” concluyó.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba