Cultura

Marilyn

Por: Juan José Lara Ovando

En 1997, el escritor de novela policiaca Rafael Ramírez Heredia, presentó su libro Con M de Marilyn, en el que narra de manera coloquial, pero en un estilo que se adquiere solamente con el quehacer constante de la práctica literaria, el claroscuro de la vida accidentada de esta mítica actriz, como si fuera una diosa, durante su visita a la ciudad de México en 1961, durante uno de los peores momentos de su existencia: abatida por su adicción a las drogas y al alcohol, abandonada por su marido, Arthur Miller, y presionada por muchas otras situaciones que la iban destruyendo.

En México se encuentra con un personaje que a falta de trabajo, y de mujer, ha soñado desde siempre con la diosa, el cineasta José Baños, quien a lo largo de la narración se va dando cuenta de que Marilyn es el centro de un complot internacional. La novela es pasional, de intriga detectivesca, pero retrata también una época en la vida del cine y de nuestro país.

La película Mi semana con Marilyn retrata casi lo mismo pero en 1957, cuando Marilyn Monroe llegó a Londres a filmar la única película en que participó fuera de Estados Unidos. Entonces se encontraba en la cumbre de su carrera, al grado que fue invitada por el más afamado actor británico, tanto de teatro como de cine, sir Laurence Olivier, para protagonizar una comedia llamada El príncipe y la corista, dirigida por Olivier y protagonizada por ambos. También coproducida por las empresas de ambos.

Para entonces Marilyn contaba con 30 años de edad y había filmado películas muy taquilleras que basaban su éxito en su sola presencia como Los caballeros las prefieren rubias (Hawks, 53), ¿Cómo casarse con un millonario? (Negulesco, 53), La tentación vive arriba (o La comezón del séptimo año, Wilder, 55) y Bus stop (Logan, 56), aunque su carrera ya llevaba 10 años y la cantidad de películas en las que había participado bordeaban las 20. Todavía vendrían algunas películas más entre las que se encuentran sus interpretaciones más conocidas y sus mejores películas: Con faldas y a lo loco (Wilder, 59) y Los inadaptados (o Vidas rebeldes, Huston, 61).

Sin embargo, a pesar de toda su experiencia y los premios que recibió: dos Globos de Oro como Mejor actriz de comedia por ¿Cómo casarse con un millonario? y por Con faldas y a lo loco, con la que también ganó el premio Bafta (Inglaterra), además de un David de Donatello (Italia), como Mejor actriz por El príncipe y la corista, nunca fue considerada una buena actriz y siempre se le encasilló en papeles de chica boba en interpretaciones de comedia, aun cuando el prestigiado Lee Strasberg, director de la afamada academia Actor’s Studio, la consideraba una buena actriz desaprovechada, por lo que le dio dos estelares en teatro: Un tranvía llamado deseo de Tennessee Williams y Anna Christie de Eugene O`Neill.

Posiblemente por eso, se empeñó en tratar de mostrar que valía como actriz y durante la filmación de El príncipe y la corista, llevó a su profesora de actuación (la hermana de Strasberg) para que la ayudara a caracterizar bien su personaje. Ésta es la historia que se sitúa en Mi semana con Marilyn, lo tortuoso y estresante que resultó filmar la película por la inseguridad de la actriz, que además tenía enfrente a un duchado clasicista de actuación como era Olivier, que no aceptaba los atrasos en el set, ni los olvidos de las líneas, ni la repetición constante de tomas y escenas por parte de la actriz que se sumió en el nerviosismo y mostró toda su fragilidad ante un equipo de actores muy seguro y con el regreso de su esposo, el escritor Arthur Miller (estaban recién casados), a Estados Unidos.

Marilyn es famosa por ser la mujer hermosa, la rubia exultante con fotogenia maravillosa que hacía soñar a quien la viera, por lo que carecía de importancia verla actuar, lo indispensable era verla, llenarse de ilusiones con sólo eso, incluso escucharla cantar causaba la misma intensa atracción, independientemente de lo que cantara. A nadie le importaba que comúnmente portara su insondable tristeza, ni su estigma de mujer devorada sin piedad por sus personajes, a través de los sets, donde los cuchicheos de técnicos y actores acababan por hundirla en una soledad incurable. Así la muestra Ramírez Heredia en su novela situada en México, como Colin Clark, autor de la novela homónima en la que se basa la película, no obstante que ambos sueñan con la ilusión que deja arrastrar Marilyn tras de ella.

Clark, en Mi semana con Marilyn, es un joven historiador recién titulado que gracias a sus buenas relaciones obtiene un trabajo como tercer asistente de dirección en la productora de Olivier cuando se va a filmar El príncipe y la corista y su encargo primordial es atender a la diva en lo que requiera, de modo que el relato de la película es la relación que se entabla entre los dos durante la filmación. Por supuesto, la admiración que le tiene Clark a Marilyn lo lleva a la protección de esa mujer frágil y a la atracción a la diva, tal como sucede al personaje de la novela de Ramírez Heredia, sólo que en esta ocasión, Clark explora su aceptación por parte de la actriz.

Fuera de eso la película no muestra un retrato más amplio de la actriz, se conforma en dejarnos con la presencia de clichés y estereotipos, sin explotar el contexto de la filmación de una película, ni de personajes tan ricos como pueden ser Laurence Olivier y su esposa, la actriz Vivien Leigh. En realidad la película se atiene a dejarnos ilusionados con la imagen de Marilyn, con sus movimientos, miradas y guiños interpretados muy bien por Michelle Williams, que aun cuando es muy pequeñita y delgadita para asemejarse a aquel portento, logra sacar el trabajo y hacernos creer en la ilusión. El reparto lo completan el actor y director Kenneth Branagh y el joven Eddie Redmayne, acompañados por Julia Ormond y Emma Watson. El director Simon Curtis de extracción televisiva, muestra poco oficio, planos e historia lineal y con personajes limitados. Cumple con celebrar a Marilyn y con recordárnosla como ese fenómeno maravilloso que era, pero la cinta es menor.

{loadposition FBComm}

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba