Cultura

Memoria y tradición en concurso de altares de Bachilleres UAQ

En medio del olor a incienso y música del grupo representativo de danza folclórica de la Universidad, las ofrendas representaban un cuadro muy colorido o crítico para todos los transeúntes.

El cantautor Rigo Tovar, el exrector Fernando Díaz Ramírez y periodistas asesinados, así como luchadoras contra el cáncer, tuvieron cabida en algunos de los homenajes del XXXIII Concurso de Altares y Ofrendas que realizó la Escuela de Bachilleres de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ).

Como ya es costumbre, la explanada de Rectoría —donde el concurso tuvo lugar— estuvo repleta de estudiantes y exalumnos de los distintos planteles de las preparatorias de la UAQ. En medio del olor a incienso y música del grupo representativo de danza folclórica de la Universidad, las ofrendas representaban un cuadro muy colorido o crítico para todos los transeúntes.

“Son acontecimientos que muchas veces dejamos pasar, pero nos representan como país”, remarcaron estudiantes del grupo 4 de quinto semestre de la Preparatoria Sur sobre su altar, dedicado a la memoria de los 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa desaparecidos en 2014, pero también por el asesinato de periodistas en México. En su altar estuvieron presentes botellas de alcohol, armas y balas que significan “detonantes de lo que es el crimen organizado y sus víctimas”, narraron.

El grupo 14 de quinto semestre de la Preparatoria Norte realizó un altar en honor a Paola Sarahí Botello Medina, quien fuera su compañera de clases. El 16 de noviembre de 2017 falleció a consecuencia del cáncer. “Al compartirnos tu carisma, tu sonrisa y tu felicidad, hacías que se multiplique, pero al compartirnos tu tristeza, no nos darás razón para que se olvide”, recitó Denisse Montoya Palomo durante la explicación del homenaje a su compañera, de quien añadieron, hacía regalos para personas en situación de calle.

Asimismo, hubo otros altares que hacían alusión a personajes memorables de la cultura mexicana. Por ejemplo, el altar hecho por el grupo 20 de primer semestre de la Preparatoria Norte que crearon una ofrenda en memoria de Rigo Tovar. Otro altar —hecho por el Grupo 2 del semiescolarizado— hizo honor a la memoria del exrector Fernando Díaz Ramírez y Ezequiel Montes, a quienes calificaron como personajes representativos.

Ofrendas prehispánicas

Hubo estudiantes que representaron culturas de pueblos muy específicos de México, como la ofrenda hecha por el grupo 8 de quinto semestre de la Preparatoria Norte; ellos hicieron alusión a la cultura de Coatetelco, Morelos. La ofrenda la hicieron colgante porque “en la época prehispánica no se conocían ni la mesa ni las sillas, y ellos tratan de guardar esta costumbre”, refirieron los bachilleres.

Otro grupo presentó una ofrenda en la cual se ve a un cuerpo envuelto en tela, la forma “más común” de tratar a quien perece simplemente un cadáver cubierto y amarrado. “Investigamos en libros de Fray [Bernardino de] Sahagún, de [Juan de] Torquemada (…) ellos hablan de la cultura náhuatl. Entonces, la muerte en exequias, es una muerte que es tanto para ricos como para pobres”, resaltaron.

Otro grupo más, de la Preparatoria Sur, prefirió hacer una representación de la cultura mexica a través de una persona acostada en posición fetal, con el fin de representar el viaje al Mictlán y el hecho de que los mexicas —así como la mayoría de las culturas prehispánicas— veían a la muerte como una nueva vida.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba