Cultura

Nada impidió a Hawking seguir cuestionando…

“..[los divulgadores] no para traducir, sino para hacer que el conocimiento sea impactado de manera significativa en la sociedad. La apertura que deben de tener los científicos es muy importante y Hawking siempre la tuvo”

Ciudad de México.Aunque Stephen Hawking no vino a revolucionar la ciencia, sí hizo una contribución a la misma, aspecto que no todos los físicos pueden lograr, señaló Miriam Carrillo Barragán, científica que estudió física en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Para Carrillo Barragán, tres razones hicieron a Hawking un científico admirable: su aportación al conocimiento humano, su trabajo de divulgación y que, pese a que sufría de esclerosis lateral amiotrófica -que finalmente terminó por inmovilizarlo casi por completo-, “siguió haciendo lo que le gustaba: preguntarse”.

En sus aportaciones científicas, la más importante es su aportación al estudio de los agujeros negros. Hawking establece que, pese a que en esta región del espacio llamada agujeros negros tiene una cantidad de masa tan grande y concentrada, podría tragarse todo a su alrededor y podría ser imposible escapar de ella en realidad sí existe algo que podría salir de ese hoy negro estelar: la radiación.

Aún no se comprueba la existencia de esta radiación, pero Carrillo coincide con él. “Es una radiación que seguramente se detectará en algún momento y como muchas teorías que eran sólo ideas y después se compraban es realmente sorprendente cómo vamos describiendo el universo”, afirma.

Asimismo, la maestra en Museología por la Escuela Nacional de Conservación, Restauración y Museografía del INAH, considera que la apertura de los científicos para compartir su conocimiento es importante y destacable en una figura como Hawking. “A veces se tiene la idea de que los científicos son perfectos, pero no, son seres humanos comunes y corrientes”, afirmó y consideró que ésta parte “humana” destacó en Hawking.

Si bien el científico recién fallecido sufrió una limitación física, para Miriam Carrillo hay dos formas de tomar estos retos y ejemplificó con ella misma: “Hace dos años tuve un tumor maligno y había dos formas de tomarlo: decir ‘va, me arriesgo, que me operen’ o tirarme a la depresión”, confesó. Para ella es admirable que “él, a pesar de que le dieron dos años de vida dijo ‘lo voy a hacer todo’”.

Muchas de las limitaciones que a las que se enfrentan las personas vienen de una clasificación que para la maestra Carrillo puede ser injustificada y que tiene que superarse. “Toda las minorías tienen limitaciones, ser mujer, la comunidad LGTB+ o las personas con discapacidades”, afirma, pero para ella uno decide qué quiere ser. “Sé que tienen que luchar, pero tienes que tener una meta y no dejarla”, considera la oriunda de Tlaxcala.

Ciencia dará herramientas de decisión

Miriam Carrillo genera estrategias educativas en el Museo de Ciencias Universum de la UNAM y considera que el trabajo de divulgación “con pasión” será lo que derribe “las costumbres e ideologías” que generan estas barreras de desigualdad y “concepciones erróneas sobre la ciencia”.

Para ella, una sociedad informada sobre cómo la ciencia y sus avances impactan en la vida cotidiana, le dará a las personas “herramientas de decisión” que desemboquen en “acciones de cambio” en temas trascendentales para la raza humana como el cambio climático. “La telefonía celular, el internet, etc., en algún momento se desarrollaron para la exploración espacial, para la investigación, para la física, para la astronomía, y ahora la humanidad la usa en su vida cotidiana sin saber su origen”, recuerda.

También considera que el poco apoyo que se le da a la ciencia en el nuestro país y en el mundo es consecuencia de esta desinformación. Recordó el caso del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, cuya negativa por reconocer la existencia del cambio climático, pese a que cuenta con “las mejores instituciones científicas para combatirlo, son consecuencia de una “sociedad que claramente no está informada”.

En ese sentido, para Carrillo Barragán, los divulgadores de la ciencia son un puente entre el científico y la sociedad y Hawking jugó un papel trascendental. Para ella, dicho científico cumplió con ser ese mediador “no para traducir, sino para hacer que el conocimiento sea impactado de manera significativa en la sociedad. La apertura que deben de tener los científicos es muy importante y Hawking siempre la tuvo”, finalizó.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba