Cultura

No way Home: El significado de ser Spider-Man

Un gran poder conlleva una gran responsabilidad. La frase icónica del Hombre Araña es perfecta para el momento que vive nuestro amigable vecino dentro del Universo Cinematográfico de Marvel, quien tras Spider-Man: Far From Home (2019), Peter Parker (Tom Holland) ha quedado desenmascarado ante el mundo, y esto no solo tiene consecuencias para él, sino, como nos han enseñado a lo largo de los años dentro de las historias de superhéroes, el peligro del héroe también afecta a su seres queridos

Spider-Man: No Way Home (2021) es el cierre de la primer trilogía del joven arácnido encarnado por Tom Holland dentro del Universo Cinematográfico de Marvel (UCM), que tras los eventos de Endgame (2018), la muerte de Tony Stark, la disolución de Los Vengadores, así como su pelea contra Mysterio en la anterior entrega, debe vivir el reto más importante de su vida: terminar la preparatoria

Reto que al ser conocido públicamente como Spidey, se complica al tener a toda una ciudad dividida entre sí es una amenaza o un protector de Queen´s. Peter busca la manera de afrontar y corregir su situación con ayuda del hechicero supremo, Stephen Strange (Benedict Cumberbatch), decisión que con el uso de la magia, abre paso al inicio de un problema que, como nos ha enseñado la fase cuatro de Marvel Studios, va más allá del universo que conocemos. 

La tercera entrega de Jon Watts es lo que todos los fanáticos del “Cabeza de red” esperaban, el punto de inflexión entre el tan criticado Peter Parker: becario de empresas Stark, al Peter Parker: Spider-Man. ¿Pero cómo logran esto? con la clásica e infalible historia del héroe, pues aunque se creía que después de lo ocurrido en la entrega pasada el joven Parker sabía que clase de vida llevaría, el eterno debate entre ser un superhéroe y un chico normal se traslada a esta nueva cinta, pues dentro del UCM, los hechos ocurren a tan solo una semana después de la pelea en Londres contra Mysterio. 

La actuación de Tom Holland es perfecta, el Spider-Man definitivo al fin tuvo su merecido momento en solitario, dentro de un historia donde más que ser el protagonista simpático y audaz, sirve para hacer entrar en razón a Peter Parker, hacerle aprender de sus errores y tomar la que tal vez, sea la decisión más difícil que haya afrontado un hombre araña hasta la fecha dentro del cine, y que a su vez lo encamina a que en un futuro cercano sea la nueva insignia de los héroes dentro de Marvel Studios. 

De la misma manera, otro aspecto a resaltar es como John Watts supo manejar a las tan esperadas estrellas de sagas pasadas, los cuales como villanos son los encargados de hacer crecer a Peter Parker, ponerlo frente a una amenaza real y hacerlo crecer como héroe y aún más como persona. Personajes como el Green Goblin de Willem Defoe, Doc Oc de Alfred Molina, SandMan de Thomas Haden, estos tomados de la saga de Sam Raimi, así como Electro de Jamie Foxx y Lizzard de Rhys Ifans, personajes de las cintas de Marc Webb, tienen sus propios momentos, no se sienten que falten o sobren, son necesarios para la trama y giran en torno al problema multiversal que tiene que enfrentar Pete, convirtiendo esta cinta en más que una la película, un viaje de nostalgia, emoción y tristeza, donde junto a MJ (Zendaya) y Ned (Jacob Batalon), Peter forma una vez más el trío inseparable, el cual afronta todo tipo de retos y aventuras.

Acompañado de una banda sonora impecable, resultado del maestro Michael Giacchino, el  Peter Parker que nos deja esta entrega de nuestro amigo arácnido es la versión más fresca, madura y libre que se ha visto en cualquier cinta, adaptación o película de Spider-Man hasta la fecha. Un Peter Parker que sabe lo que significa ser un superhéroe, un personaje que perdió y debe crecer, un Pete solitario que al fin siguió el ejemplo que caracteriza al mejor personaje de Marvel: sin importar cuantas veces le golpeen, él siempre se levanta.

Esta película cierra un 2021 lleno de éxitos para Marvel Studios, una joya de la que sí o sí se va hablar por muchos años, y que al formar parte del inicio de la nueva fase dentro del UCM, deja el futuro abierto al que podría ser el líder de los Young Avengers. No Way Home (2021), nos entrega un personaje que finalmente tras tres películas, varios cameos y de cara a dos nuevas dos trilogías, se convirtió en el ejemplo de tanto buscaban Stan Lee y Steve Ditko, esa persona que ayuda a los demás simplemente porque debe hacerse, y porque es lo correcto, sin duda, un verdadero superhéroe, ese es el Spider-Boy del MCU, el hombre araña de Tom Holland, el amistoso vecino: Spider-Man.

Rodrigo Mancera

Periodista en proceso. Estudiante de la Licenciatura en Comunicación y Periodismo en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Autónoma de Querétaro; Prensa en la Liga Burócrata Bancaria de Querétaro. 21 años, celayense de nacimiento, chilango por convicción.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba