Cultura

“Ojos llenos de sombra”, narrativa llena de tribus urbanas

La escritora Raquel Castro crea una serie de personajes que buscan a toda costa construir su propia identidad

Por: David Eduardo Martínez Pérez

En el marco del encuentro de minificción “Twitteratura en tonos barrocos”, la escritora Raquel Castro presentó en el Museo de Arte su novela “Ojos llenos de sombra”, ganadora del premio Gran Angular de novela juvenil que otorga la editorial española SM.

Entre el público, estuvieron presentes los escritores José Luis Zárate y Alberto Chimal, quien está casado con Castro y es considerado uno de los mayores exponentes de la literatura posmoderna mexicana.

Literatura y cultura pop

Al hacer eco de una época de tribus urbanas y fragmentación de la identidad individual y colectiva, “Ojos llenos de sombra” nos introduce a un universo narrativo poblado por darks, punks, góticos, metaleros y una que otra chica fresa que no teme ser comparada con una muñeca Barbie.

Las referencias musicales son constantes, sobre todo en lo que se refiere a bandas de hardcore. El lenguaje también permite a la autora acercarse a un público juvenil alejado de rebuscadas expresiones metafóricas, y ansioso por encontrar un texto que refleje los amores, luchas y miedos de la calle, la fiesta y el antro.

“La verdad cuando mandé a concursar mi novela al Gran Angular nunca pensé que fuera a ganarme nada. Yo soy fan de la editorial SM desde hace mucho tiempo porque me gusta mucho el género infantil pero por lo mismo pensé que no la iban a considerar para el premio, porque manejo un lenguaje muy fuerte.

“Me llevé una sorpresa muy grande cuando me llamaron para decirme que me había ganado el premio. Personalmente creo que eso habla muy bien de la editorial y de la flexibilidad de quienes trabajan ahí”, manifestó.

Sin caer en lugares comunes, Castro crea una serie de personajes que encarnan diversas formas de pensar la juventud desde la perspectiva de quienes buscan a toda costa construir su propia identidad.

De entrada, se tiene al personaje de Atari, la protagonista, quien se llama así debido a que su papá era un fan de los videojuegos de primera generación, por lo que bautizó a su hija en función de la legendaria consola japonesa.

Atari está indecisa porque no sabe si aceptar una beca para estudiar en Rusia, mientras pasa por un fin de semana en el cual vive un ambiente de fiestas, insinuaciones sexuales y otras situaciones que hacen pensar en lo que habría escrito José Agustín de haber nacido a principios de los ochenta.

Atari no es el único personaje desarrollado por Castro en esta novela. También están sus hermanos, sospechosamente llamados Mario y Luigi, la novia fresa del primero, una chica oportunamente llamada Peach y La Roja, una joven rebelde con el cabello teñido de ese color que no tiene miedo de “repartir madrizas” a quien se le cruce.

De acuerdo con la autora, el proceso de generación de la novela fue difícil. “Buscaba no caer en lugares comunes y hacer sólidos a mis personajes, por eso me tomó más de dos años finalizar el proyecto.”

Finalmente, Castro sostuvo que aunque su novela está enfocada en un público juvenil, la intención original es elaborar un producto que también pueda ser disfrutado por públicos mayores, esos que tuvieron oportunidad de jugar con el Atari y de crecer como darks en un mundo que entraba en crisis.

{loadposition FBComm}

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba