Cultura

Panorámica de los artistas de Querétaro: siglo XXI (2 de 2)

Por: José Luis de la Vega

En esta entrega sigo con la revisión del libro Artistas queretanos, motivo de la reseña que se publica.

 

En el apartado de Artes Plásticas, se agrupan las nueve entrevistas realizadas a Juan Muñoz, Erika Harrsch, Santiago Carbonell, Víctor Cauduro, Jordi Boldó, Fernando Garrido, Juan Velazco Perdomo, Rubén Maya y Gerardo Esquivel. Profesionalismo y personalidad.

Entre los escritores se incluyen ocho, Francisco Cervantes, Hugo Gutiérrez Vega, José Luis Sierra, Florentino Chávez, Salvador Alcocer, Luis Enrique Gutiérrez Ortiz Monasterio, Ignacio Padilla y Arturo Santana. Talento, ironía y buen humor.

En Cine, aparece una entrevista realizada al desaparecido, Rosalío Solano Quintanar. Maestro de la fotografía cinematográfica nacional.  En esta admirada expresión noto ausencias importantes.

Son nueve, también, los acuerpados en Música, Ernesto Martínez, Francisco Núñez Montes, Ignacio Baca Lobera, Fortunato Ramírez, José Guadalupe Reyes, José Guadalupe Flores. Emma Elena Valdelamar, Gastón Lafourcade y Martha García Renart. Mosaico de géneros y pleno compromiso.

En Danza, tenemos las entrevistas realizadas a Guillermina Bravo, Jaime Blanc, Orlando Scheker, Alfredo Ortiz y Aurora Zúñiga. Trabajo tesonero y la huella puesta sobre el escenario.

En el apartado de Historia y Patrimonio se publican dos entrevistas, las de José Guadalupe Ramírez Álvarez y Diego Prieto. Muestra mínima de quienes hacen el rescate histórico y patrimonial que el estado de Querétaro concita.

Finalmente, en el renglón de Teatro tenemos a Franco Vega, Rodolfo Obregón, Francisco Rabell Fernández, Manuel Naredo y Leonardo Kosta. Tercos, siempre en crisis y convencidos de que el show debe continuar.

No recuerdo dónde leí (tal vez, en una reseña de la presentación del libro), a propósito de Artistas… (Adecuando la clásica sentencia), “No están todos los que son, pero son todos los que están”. Tiene razón quien la trajo a cuento y corroboro su dicho. Sin embargo, agregaré que, si el conjunto de creadores me parece alentador, las individualidades satisfacen mi apetito de universalidad. Todos en lo suyo.

La importancia de este esfuerzo editorial reside en varias virtudes de las que enunciaré sólo algunas. Sin duda, se trata de un testimonio del movimiento artístico que fluye en nuestro estado en lo que va del siglo XXI. Testimonio de valor inestimable, para quienes lo habitarán mañana. Además, es una muestra del contexto en el que nuestros creadores realizan su tarea, sus espacios de convivencia y desarrollo, Así como de sus múltiples propósitos y aspiraciones; de sus sueños y de la realidad cotidiana de sus vidas. En todo caso –en singular, con espacio y toda la libertad–, en esta serie de entrevistas, cada artista expresa su verdad  y da cuenta del motor existencial que lo anima. Lo que no es poca cosa.

Pero, también (y debo decirlo), Artistas… es una muestra de quienes trabajan la entrevista, en el medio cultural. Muestra limitada al espacio abierto por la OEM, si se quiere, pero algunas de ellas son tan buenas, que casi podemos conocer al entrevistado, palparlo y sopesar su vital trascendencia. En realidad, todas las entrevistas compiladas rescatan datos relevantes y reveladores, tanto para el arte en general, como para la historia de la ciudad (cuando menos, pues todos tienen contactos y presencia internacional). Además, están elaboradas a partir de preguntas pertinentes, que nos dejan ver innumerables aspectos de la creación artística en sus distintas manifestaciones, tanto como de la personae de cada uno de los entrevistados.

Más allá de carencias y atrasos evidentes en el entorno, estos entrevistadores y los artistas entrevistados nos abren los ojos a la naturaleza propia de los seres humanos y a través de su trabajo, casi siempre, nos vemos mejor de lo que somos. Con ellos, Querétaro brilla, por méritos propios, en las constelaciones del arte.

Así pues, estoy seguro, lectores interesados e inteligentes habrán de coincidir conmigo, reconocerán la riqueza extraordinaria del material publicado y le darán el valor que tiene (si no, quiero ver). Por lo que significa y queda expuesto, me atrevo a reafirmar que la Ciudad de Querétaro vive nuevas “glorias” (digo: no soy adivino) y pronto será referente obligado, en la vida artística de nuestro país. Si esto es así, enhorabuena por el porvenir que nos espera.

{loadposition FBComm}

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba