Cultura

Paranoia Agent: La última producción de Satoshi Kon

Las tramas de misterio son como un “estira y afloja”. Si quieres tener enganchado al espectador debes de tener un balance muy bueno entre lo que sabe y no sabe la audiencia. Ya sea en películas, series o libros, el espectador tiene que tener algo de información sobre lo que está pasando para poder sacar sus propias deducciones y sorprenderse cuando no resulte ser lo que pensaba. Si rompes este balance, o algo te falló, o bien, eres un genio. Lo segundo pasa con el anime Paranoia Agent, donde la mayor parte del tiempo no entiendes absolutamente nada, pero eso no lo vuelve malo, sino brillante.  

Un legado surreal

Paranoia Agent es un anime de thriller psicológico con 13 capítulos y es una joya del 2004. Fue producida por el reconocido director de películas Satoshi Kon, quien es el responsable de traer al mundo cintas como Perfect Blue, Paprika, Millennium Actress y Tokyo Godfathers. Paranoia Agent fue su última producción terminada antes de su fallecimiento a causa de cáncer de páncreas a sus 46 años.

La historia comienza con Sukiko Sagi, una diseñadora gráfica que se volvió muy popular tras haber creado el personaje de Maromi, un perro de peluche de gran éxito comercial. Pero a pesar de esto la vida de Sukiko no es perfecta, ella debe lidiar con el rechazo de sus compañeros de trabajo y con las exigencias de su jefe mientras se encuentra en un estancamiento creativo. Un día al volver de noche, un niño con un bate y patines dorados la ataca dejándola hospitalizada. Al principio todos creen que es invención suya para escapar de su situación estresante, hasta que más personas comienzan a ser atacadas.

Los protagonistas, Mitsuhiro Maniwa y Keiichi Ikari, dos detectives de generaciones diferentes, deben resolver el caso mientras los rumores se expanden y, por alguna razón, las víctimas, tras ser atacadas, se sienten liberadas de sus problemas. Sin embargo, todos coinciden con la misma descripción: El atacante fue un niño con un bate y patines dorados.

De principio el anime parece tener una base sólida, pero a medida que avanzas en la historia las cosas se van poniendo más raras. Como ya mencioné: Satoshi Kon era un genio, sus películas tienen esa característica de jugar con la realidad y exprimir la mente tanto de sus personajes como de su audiencia. Paranoia Agent es una mezcla de todas las historias que Satoshi no pudo meter en sus películas por fidelidad a la trama. Aun así, la manera en la que lo hiló todo no pudo ser mejor. Sin duda el surrealismo es lo que más enmarcó su estilo a la hora de contar historias.

Víctimas de la desgracia

Es importante señalar que esta obra no está destinada para un público infantil. Mucho de su atractivo está en las historias de las personas “liberadas” ya que tienen una vida dura y sus problemas son un espejo de la cruda realidad de la que pocos hablan. Vas a encontrar temas como el bullying, el estrés laboral, los trastornos mentales, el suicidio y la prostitución. Cada capítulo es la historia de una nueva víctima de la desgracia y aunque parecen autoconclusivos, todos se relacionan con el misterioso chico del bate. Paranoia Agent no solo te hunde en la vida de los personajes, mientras más lo analizas más entiendes la fuerte crítica que hace al comportamiento social. Solo puedo decir que te lo recomiendo mucho, porque si te cuento más estaría rompiendo imprudentemente ese balance entre lo que sabe y no sabe la audiencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba