Cultura

Política cultural del estado no es educativa: Alejandra Barrientos

Agradeció a las instituciones universitarias el apoyo al proyecto y lamentó la falta de iniciativas por parte del gobierno de Francisco Domínguez Servién en propuestas culturales.

La política cultural del Gobierno del Estado se reduce muchas veces a meros festivales que no permiten la formación de un público educado y que asista constantemente a dichas actividades, lamentó Alejandra Barrientos, gestora cultural en Querétaro y organizadora del festival ¡Qué viva el salterio!; el cual también dejó de recibir apoyo del Ejecutivo.

En entrevista con Tribuna de Querétaro, la también docente consideró que, de mantener este rumbo, “nunca vamos a tener público cautivo o salas llenas de conciertos, ni un público sensible ante esta situación, puesto no hay quien trabaje de manera continua. Para nosotros, tener un festival de manera continua cada año abona a la educación. La educación es un proceso que debe ser constante y, si tú lo haces de manera irregular, el progreso es nulo. Es necesaria la constancia para que se cree un hábito”.

Barrientos enfatizó que “es lamentable y es muy triste” ver el estado de la cultura que tiene Querétaro, sobre todo por las condiciones en las que se está desarrollando: “Lo que hacemos nosotros es trabajar. Es la forma en la que nosotros gritamos que no estamos de acuerdo con las formas en las que se están haciendo las cosas”, señaló en referencia a su festival, que, una vez que se le cerró el financiamiento público, recibió apoyo de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ) para continuar realizándose.

En este sentido, agradeció a las instituciones universitarias el apoyo al proyecto y lamentó la falta de iniciativas por parte del gobierno de Francisco Domínguez Servién en propuestas culturales.

La educación musical es para todos, nada más que no se nos ha dado la oportunidad. Vivimos en un sistema que no te da la oportunidad, que porque ‘no hay presupuesto’, no hay voluntad política: y muchas veces los que tienen la oportunidad de hacer algo por el estado no lo hacen. Pero quienes, con poquito o mucho, tienen la voluntad para hacer más cosas, se logra mucho”, comentó.

En su caso, compartió, parte de la motivación para continuar con el festival por otros medios es su aspiración por democratizar el arte: es decir, ponerlo al alcance de todos los sectores sociales; lo anterior sumado a una propuesta complementada con la educación musical.

Es mucho más sencillo jalar a personas que van pasando que concretar un mensaje educativo y todo lo que implica; por eso esa necesidad que nosotros observamos en la Universidad con maestros que nos ayudaron a entender el aspecto social y psicológico del arte, que debe ser para todos”, concluyó Alejandra Barrientos.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba