Cultura

Presentan “El regreso”, de Jesús Morales Bermúdez

El autor chiapaneco explicó que su obra trata los procesos del quehacer literario mediante diversas voces

Por: Aurora Vizcaíno Ruiz

“El regreso” es la obra más reciente del escritor chiapaneco Jesús Morales Bermúdez, obra presentada el 10 de septiembre en el auditorio de la Facultad de Lenguas y Letras.

Surgió como una respuesta frente a un período de inactividad literaria, porque hubo «un momento donde no sabía qué seguía, qué sentía; tuve angustias por el hecho no poder escribir más allá de trabajos de ensayo».

«Uno no sabe cuál es el camino del libro»

El libro es, explícitamente, el regreso del narrador que se observa a sí mismo, «su vida como personaje, hombre de caminos y de mundos». Mismo narrador que fue tomando prestada la pluma de Morales Bermúdez para contar su propia historia a través de más de 400 páginas.

Boris Pasternak, José Emilio Pacheco, Juan Rulfo, William Blake, José Zorrilla y Ramón Del Valle Inclán son algunos de os autores literarios que «conversan» entre sí a través de las páginas de «El regreso».

Por ello, el también autor de «En el océano oscuro» destacó que la literatura es mestiza, porque en ella «confluyen muchos ríos de voces, muchas vertientes de formas escriturales».

Así, el autor reflexionó respecto a su propio quehacer literario: «¿Tendré lectores?, ¿cuándo? no lo sé, no sé si ahora, en diez años, en cincuenta… si un día los voy a conocer o ya no, pero por lo menos como escritor, como alguien que quiere construir, cumplo con mi responsabilidad».

El talento no respeta fronteras céntricas o excéntricas

A pesar de que la literatura mexicana fije su canon a partir de las publicaciones de la Ciudad de México, Morales Bermúdez consideró que los lectores tienen un gran interés por leer lo que está fuera del centro, es decir «lo excéntrico» porque «toda la literatura tiene caminos inciertos» y «en cualquier lengua hay gente con talento».

Por eso, el escritor chiapaneco agradeció el buen panorama para los escritores en lenguas indígenas que se expresan ya sea a través de publicaciones escritas en sus lenguas madres y en español, o en distintos lugares del mundo: «puedo saber de antologías, de traducciones en italiano y en francés».

«Siempre es una gratificación mirar lo que otros pueden mirar y lo que uno no»

La presentación del libro del autor chiapaneco ocurrió en el auditorio de la Facultad de Lenguas y Letras (FLL) de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ). A dicha presentación asistieron Verónica Núñez Perusquía, directora de la facultad; el escritor Alfredo García Servín; y Francisco Ríos Agreda, delegado de Jubilados y Pensionados del Sindicato Único del Personal Académico de la Universidad Autónoma de Querétaro (SUPAUAQ).

La directora de la FLL señaló que en el escrito de Morales Bermúdez «realmente se aprende sobre historia y cultura», es decir, «sobre la vida misma que ya de por sí es significativa».

Mientras que García Servín recordó que dicha obra literaria tiene reminiscencias de Juan Pérez Jolote, de Ricardo Pozas Arciniega, o de El periquillo sarniento, de Fernández de Lizardi, o inclusive del mismo Gabriel García Márquez o de Alejo Carpentier.

Finalmente, Ríos Agreda, catedrático de la Facultad de Filosofía, indicó que la novela está «salpicada de historias de hombres y mujeres cruzados por las veleidades de la vida cotidiana, con sus alegrías y sinsabores amargos, amores y desamores, mundos oníricos y realidades dramáticas, expresiones populares y hasta dos que tres albures». Del mismo modo, el delegado de Jubilados del SUPAUAQ dijo: «gracias, Chús, por darnos un nuevo hijo literario con este magistral retorno a la palabra y las letras».

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba