Cultura

Rubén Maya, el lado oscuro de la personalidad

Por:Paulina Medina Rubio

 

La parte oscura de la personalidad es uno de los temas que aborda el pintor y escultor Rubén Maya Moreno en su más reciente instalación “Andanzas de luz y pensamiento” expuesta en el Centro de Arte Bernardo Quintana, en la cual invita a los espectadores a reflexionar sobre el cuerpo y la psique.

 

Proveniente de Huimilpan, Querétaro, Rubén Maya –quien tiene un Doctorado en Pintura por Universidad Complutense de Madrid– comentó que aunque que vive de la pintura y gráficos lo más representativo de su trabajo ha sido la instalación, por lo cual realizó tres de ellas para su exposición en el Centro de Arte con diferentes técnicas, como lo es la pintura fluorescente y temas de luz-oscuridad.

 

“Desde siempre me han interesado temas de confrontación, temas fuertes, como lo es la pasión prehispánica, el apocalipsis en su tiempo, luego la demencia, la locura y ahora la parte oscura de la personalidad, lo que tiene que ver con angustia, soledad y neurosis, todas éstas siempre plasmadas en el cuerpo”, explicó el artista que ha realizado 78 exposiciones individuales en museos y galerías, tanto en México como en Estados Unidos, Francia, España, Canadá, Noruega entre otros países.

 

El interés por usar al cuerpo humano para diversas piezas es por su relación con el mundo: “el mundo en el ser humano se muere si cierras los ojos o si dejas de percibir, el cuerpo es el receptáculo de sensaciones pero al mismo tiempo de aspiraciones, de ideas, de todo”, así mismo el lado espiritual es importante para él por lo cual quiso combinar la exposición con música y cantos tibetanos.

 

Los personajes se construyeron con diferentes técnicas de manufactura tanto pictórica como tridimensional, pintura fluorescente sobre resina y plástico, además de anexar elementos como vendas de tela, hilos de algodón y hojas naturales de flores.

 

Los ojos extras que pone en los cuerpos son una metáfora, pues “también vemos con la piel”. De igual forma precisó que las vendas son para proteger al cuerpo y las hojas para dar el sentido de naturaleza. Todos estos seres los autodenomina fuertes, confrontativos, metafóricos y nostálgicos; una obra muy directa pero al mismo tiempo reflexiva por lo que hay detrás del personaje.

 

Por otra parte, las nuevas tecnologías jugaron un papel muy importante ya que son el punto de reflexión de toda la muestra aunque nos comenta que éstas no se encuentran en la obra pero las confronta a través de los personajes.

 

También habló sobre la evolución del arte visual en México con los nuevos medios de comunicación y como la evolución ha sido positiva y hacia el exterior.

 

“En México hay espléndidos artistas en todos los ámbitos y creo que cada vez crece la posibilidad de trabajar el arte contemporáneo más de cerca”, dijo el ganador del Premio Internacional de Pintura Unilever, Londres, 2001.

 

Sin embargo expresó que hay ciertos parámetros que los curadores y algunos teóricos en México y el mundo han utilizado para que el medir la calidad y la importancia de un artista según su reflexión y su tema pueda ser desigual de acuerdo a cómo se proyecte.

 

Por último, habló de sus planes para este año y como el exponer sus obras en Estados Unidos el año pasado en la feria Art Basel Miami Beach, hizo que se generaran otros proyectos para este 2013, que aunque son proyectos que están en el tintero, realizará alrededor de unos tres o cuatro, tanto nacionales como internacionales.

{loadposition FBComm}

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba