Cultura

Se vuelve zombi Museo de la Ciudad

Ropajes desgarbados y ensangrentados predominaron el fin de semana, junto con caminares torpes de algunos asistentes

 

 

 

Por: Luz Marina Moreno Meza


 

De sonidos guturales, caminares torpes y distraídos, ropajes desgarbados y ensangrentados se ‘disfrazó’ el Museo de la Ciudad en la inauguración del Zombie Fest Querétaro 2012.

Acudieron al recinto tanto adultos con sus hijos en brazos como adolescentes acompañados de amigos que dilataban las pupilas al sumergirse en la oscuridad del lugar.

Uno de los patios del museo –con ausencia de iluminación– fue el escenario para el arranque del festival. Lentamente los curiosos se fueron amotinando, pegados como sardinas que asemejaban ser dueños de un miedo provocado por los rincones de aquel lugar.

Manuel Rodríguez, un hombre alto, adornado por unas rastas y un arete en la nariz, a través del altavoz convocó a la audiencia a dejarse llevar por el ambiente que avivó con la presentación de dos videos que captaron la atención.

“Gracias a la gente que apoya la carnicería”, exclamó.

Entre el vibrar de las palmas se perdió la presencia de los silenciosos zombis que comenzaron a rondar a los presentes, la respiración detrás de éstos fue lo que algunos advirtieron de los ensangrentados que con miradas perdidas denotaban una hambruna desgarbada; otros los notaron hasta que una alarma preocupante zumbó dentro de sus oídos.

Un grupo de desterrados, conformado en su mayoría por mujeres, se agrupó al frente de los espectadores; en una sincronización desesperada movían sus cabezas, seguidas por el convulsionar de sus cuerpos que parecían sólo responder a la inutilidad.

El desarrollo del performance Infected Brains logró que gritos de emoción retumbaran entre aquellas paredes techadas por la noche.

En ese instante la agrupación de los muertos vivientes quedó reducida a tres, los cuales a modo de danza contemporánea y un poco de acrobacia interpretaron una épica batalla demostrando la ley del más fuerte.

Sin embargo una mínima pista de vida llamó su atención, un hombre desesperado, que huía entre los pilares del lugar sedujo el deseo de los muertos vivientes de despedazarlo.

A través del arte del desplazamiento (mejor conocido como parkour) el sobreviviente fue esquivando las manos extendidas y bocas ensangrentadas de sus perseguidores, que lo acorralaron e hicieron dudar a los espectadores de la continuidad de su vida.

No obstante, otra alarma distrajo a los de lento andar y así fue como el hombre de camiseta logró salir de aquel motín.

 

“Cada monstruo es un reflejo de la sociedad”

El Zombie Fest ofreció una serie de actividades como la exposición plástica: Sociedad Post Mortem, la presentación del libro Orgullo y prejuicio y zombis, el maratón The Walking Dead, una feria zombi, la ya conocida Zombie Walk y la banda DNA & Electrolytes.

El fin de esta agrupación, que tiene como punto de atracción a la figura de terror del zombi desea cuestionar la muerte social y algunos de los males sociales.

“Cada monstruo es un reflejo de la sociedad”, esto es legible en la exposición de Sociedad Postmortem, con ello se desea generar una conciencia; así es que esta marcha zombi será a favor de la protección animal, en la que mascotas podrán andar por las calles disfrazadas de estas criaturas.

Las obras de dicha exposición no sólo muestran lo obvio del zombi, proyectan a través de la serigrafía, óleo, madera, metal, resina, acuarela y estilógrafo fenómenos como el derramamiento de sangre que envuelve al país.

Títulos como “Los Olvidados” y “Ciudad Muerta” expresan la rutina, caos y decadencia del hombre.

Con base en Manuel Rodríguez, uno de los organizadores del Zombie Fest, la sociedad queretana se encuentra receptiva a esta clase de eventos que llaman la atención de los curiosos y de otros que desean seguir la finalidad del evento.

“Creo que Querétaro ya no es un pueblo quieto, se está abriendo, la cosa con Querétaro es que está llegando gente de todos lados afortunadamente (…), hay mucha banda haciendo cosas, creando y chambeando”, finalizó.

 

ASÍ LO DIJO:

“Gracias a la gente que apoya la carnicería.”

Manuel Rodríguez

Participante del Zombie Fest Querétaro 2012


PARA DESTACAR:

El desarrollo del performance Infected Brains logró que gritos de emoción retumbaran entre aquellas paredes techadas por la noche.

{loadposition FBComm}

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba