Cultura

Secult apuesta al espectáculo, no a la cultura, denuncian

Añadieron que el concierto de Alondra de Parra tuvo un costo de más de 3 millones de pesos; sin embargo, cuando se pidió un presupuesto de 300 mil pesos para hacer el festival “¡Qué viva el Salterio!”, la petición les fue negada.

La Secretaría de Cultura (Secult) estatal debe diferenciar entre el “espectáculo y el evento cultural”, pues ha apostado a los primeros en detrimento de los últimos, denunciaron artistas y gestores culturales en Querétaro. Indicaron que conciertos como Los Ángeles Azules y Alondra de la Parra, no necesitan el apoyo gubernamental por entrar dentro de una categoría comercial.

Añadieron que el concierto de Alondra de Parra tuvo un costo de más de 3 millones de pesos, sin embargo, cuando se pidió un presupuesto de 300 mil pesos para hacer el festival “¡Qué viva el Salterio!”, la petición les fue negada por parte de la dependencia encabezada por Paulina Aguado Romero. Explicaron que este desequilibrio se debe a que existe un desconocimiento por parte de los administrativos, ya que son personas ajenas al arte, la cultura y la educación.

La Asociación Civil Pro Educación Musical Dulcemelos, junto con profesores como Francisco Nuñez Montes y Gastón Lafourcade, acusaron que desde hace tres años los proyectos son rechazados y cada vez es menor la cantidad de eventos que se realizan como los festivales de salterio, guitarra, música contemporánea o música antigua.

Señalaron que en ninguna de las dos reuniones que tuvieron con Paulina Aguado Romero obtuvieron los resultados que esperaban. Abundaron que la funcionaria se limitó a leer un informe y a presentar un documental sobre los logros del gobierno de Francisco Domínguez Servién. Sin embargo, aclararon que después de esa reunión, Aguado Romero declaró a un medio local que los festivales se iban a desarrollar, lo cual resultó falso.

Recalcaron que Paulina Aguado les sugirió convertirse en una “asociación civil” para recibir dinero por parte de empresas y no sólo de la Secretaría de Cultura. La funcionaria les comentó que la cultura debería de ser autosustentable, por lo que ellos debían hacer sus propios conciertos y cobrar. En este sentido, lamentaron que la sociedad civil no está educada para hacer una contribución a la educación artística o cultural, ya que a las empresas no les interesa apoyar si no se trata de eventos masivos.

Infraestructura para la cultura

El colectivo conformado por los profesores y artistas señalaron que no existe una infraestructura adecuada para desarrollar el arte en Querétaro. Explicaron que desde hace 28 años no existe un espacio que tenga las condiciones para recibir a artistas. Lamentaron que la biblioteca Gómez Morín y la Ciudad de las Artes estén abandonadas y no sean funcionales.

Aunado a esto, explicaron que la obra ‘Plagliacci’ no pudo representarse como debía, ya que la orquesta debía sonar a través de una bocina. Destacaron que el espacio donde será construido el museo de Arte Contemporáneo, debería ser usado para otra cosa, ya que no habrá artistas para apoyar en ese recinto.

Recursos en otras administraciones

El maestro Gastón Lafourcade declaró que en las administraciones pasadas existieron más recursos y atención por parte del entonces Instituto Queretano para la Cultura y las Artes (IQCA). Alejandra Sandra Barrientos y Héctor Larios destacaron que desde que, se creó el IQCA, trabajaron con personas sensibles e incluso llevaron la cultura a la sierra y gestionaban recursos federales para Querétaro.

Lamentaron que desde la administración de Paulina Aguado Romero, la ciudad de Querétaro no volvió a ganar festivales o recursos. Explicaron que esto se debe que la ciudad es dada de baja en automático porque los gestores no redactan de forma correcta los oficios, además de no entregarlos.

Soluciones para la cultura

El compositor Francisco Núñez Montes destacó que se necesita planeación, proyección y un censo para conocer cuántos artistas hay en la ciudad, así como creadores, investigadores, difusores y gestores. Aclaró que esto es indispensable para saber a cuantos habitantes les llega la cultura.

El promotor cultural señaló que no existe un vínculo interinstitucional entre la secretaria de cultura y los gestores. Recalcó que se necesita un cuerpo colegiado de expertos que tengan experiencia en cada rama del arte, para que al momento de tomar decisiones, no improvisen, puedan regular el capital y los artistas sepan con quién dirigirse.

Finalmente, el colectivo señaló que mientras se resuelve la situación con Paulina Aguado, los profesores seguirán dando clases y conciertos con los recursos que alguien más aportara a su causa, como la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ), que recientemente acogió el festival “¡Qué viva el Salterio!”.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba