Cultura

SJR: Daniel Uribe Camacho, El Pecador de la Canción

Daniel Uribe Camacho nació un 3 de enero de 1963 en la ciudad de San Juan del Río, desde muy corta edad fue amante de la música, en especial los boleros, baladas y rock and roll.

A sus 12 años tuvo su primer trabajo como “chícharo” en una peluquería del municipio, dentro de su trabajo empezó a escribir poemas y canciones, pero al recibir burlas de sus hermanos y hermanas, dejó ese gusto por un tiempo.

A sus 17 años, entró a trabajar a la Volkswagen y tuvo el gusto de conocer a Rubén Aguirre “El Profesor Jirafales”; una de sus anécdotas fue que, al momento de firmar un documento, su firma hacía una figura de jirafa. Después de un tiempo, llegó a la comunidad de Palmillas con su familia, en donde colocaron un taller de soldadura, trabajaba con su papá y hermanos.

En algunas ocasiones llegaban cantantes, actores y boxeadores para que les arreglaran el carro, entre ellos: Antonio Aguilar, Carmela y Rafael, Salvador Sánchez y Rigo Tovar. Con los últimos dos mencionados, tuvo historia: el boxeador Salvador Sánchez, le dio mil pesos por prestarle una llave y pinzas para arreglar su carro todo esto pasó una sema antes de la muerte del boxeador. Con el cantante Rigo Tovar, fue algo cómico, pues cuenta que llegó en una camioneta Suburban negra al taller, él se encontraba trabajando y no lo podía atender de forma rápida como él pedía, así que Tovar, tratando de abusar de su fama, le pregunto “¿No sabes quién soy?” a lo que Daniel respondió que no, Rigo Tovar, molesto lo insultó y nuevamente volvió al camino con su chofer.

A sus 19 años, acompañaba a un trío a llevar serenatas y cobraba 50 pesos por cada una. Para mediados de los ochenta, fue invitado a pertenecer a un grupo llamada “Bandolero” actualmente conocidos como “Implicados” pero no aceptó y decidió continuar trabajando en su taller, al lado de su papá.

Sin importar el amor que tenía por la música, no quería dejar el taller, ya que era la forma en que estaba con su padre y prefería eso que abrirse camino en el mundo del espectáculo.

No fue sino hasta el 2014 cuando empezó a dedicarse al canto con mucha más seriedad para brindarle el apoyo a su hijo y no dejarlo solo en su nuevo camino en la música, canto y actuación.

Para el 2015, fue su primera presentación en un evento realizado por presidencia y desde ese entonces ha tenido presentaciones dentro y fuera del municipio.

Para el 2017, nació su sobrenombre El Pecador de la Canción gracias al estilo y tono de voz de un gran cantante de los años sesenta, Alberto Vázquez. Uribe Camacho grabó su primer disco con el nombre “El pecador”, tema famoso de Vázquez.

Actualmente se presenta todos los últimos viernes de mes en las noches bohemias al lado de su hijo Danny Uribe “El Chico Ye-Ye” y varios amigos en el restaurante italiano Michel Angelo en el centro del municipio con melodías románticas.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba