Cultura

Tolimán: Carros alegóricos adornaron las fiestas

Entre series de luces, escarcha, villancicos y gran espíritu navideño, carros alegóricos hicieron gala en el arranque de las fiestas navideñas en el centro de Tolimán. Todos estaban formados para participar en el primer concurso de carros alegóricos en el municipio.

La cita fue en el campo de fútbol de la delegación de Horno de Cal, en donde 15 vehículos espectacularmente adornados se dieron cita. Iban arreglados con series de luces de muchos colores, papel crepé, escarcha, cartón y demás materiales que los hacían lucir muy navideños.

Un carro de carga llegó con simpático y bailarín Santa Claus abordo y rodeado de luces: “estuvimos colaborando seis personas […] nos tardamos aproximadamente un día y medio en hacerlo” comentó uno de los colaboradores del “Santa móvil” proveniente de Tolimán centro.

Del otro lado del campo de futbol estaba un remolque anclado a una camioneta en la que una familia de elfos le daba los últimos detalles estéticos al transporte. “Toda la familia participó, desde mi abuelita hasta mis hijos, mis sobrinos, mis sobrinas, mis hermanos […] como 20 o 25 personas. Todos vinieron a apoyarnos, la mitad nos ayuda en vestimenta y eso y los otros vienen a apoyarnos” dijo entusiasmada la elfa mayor. Agregó: “estamos emocionados toda la familia y venimos también representando a nuestro negocio -nos dedicamos a la nieve artesanal- nieves Hipólito” mencionó Gabriela Bocanegra Hipólito, proveniente de la comunidad de San Pablo.

También, en otro de los extremos, la mascota del Instituto Tecnológico de Querétaro (ITQ) del campus Tolimán se posaba sobre una camioneta con un gorro navideño “colaboramos toda la escuela, pero para adornar sólo fueron tres grupos [nos motivó el] poner en alto a la escuela, para que las personas sepan que aquí hay escuela” comentó una de las estudiantes de la institución.

El recorrido dio inicio pasadas las 6 pm cuando se encendieron los motores y arrancaron. Por las calles por donde pasaban, los habitantes se congregaban con cámara o teléfono para guardar ese bello momento. En los carros alegóricos viajaban amigos o familias enteras quienes lanzaban dulces a los espectadores, grandes y chicos, todos se lanzaban a recogerlos donde caían. Cuando llegaron al jardín principal de Tolimán ya estaba otra multitud esperándolos y el vocero de la presidencia anunciaba las comunidades de donde provenían los participantes, mientras el jurado calificador observaba con detenimiento cada detalle. En ese espacio los participantes bailaban sobre su carro, algunos de ellos iban disfrazados: elfos, ángeles, Santas, pastores, no faltó ninguno. El recorrido continuaba al ritmo de algunos de los clásicos villancicos, como mi burrito sabanero. Cuando terminaron de pasar todos los concursantes, todos se reunieron en el jardín principal.  

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba