Cultura

Una aventura extraordinaria

Foto: http://www.google.com.mx/imgres?um=1&hl=es&sa=N&tbo=d&biw=1366&bih=667&authuser=0&tbm=isch&tbnid=zmKFNOlttxcULM:&imgrefurl=http://www.cine1.com.ar/2012/11/wallpapers-de-una-aventura.html&docid=2oer2byo464vWM&imgurl=http://1.bp.blogspot.com/-5ooS9bqy49Q/ULgZgXbY_SI/AAAAAAAAG5g/2rxNqHo9lns/s1600/Una_Aventura_Extraordinaria_c_1429x893_Cine_1.jpg&w=1429&h=893&ei=IBL9UJ6RDsf02gWh0YCIDg&zoom=1&iact=hc&vpx=539&vpy=137&dur=1550&hovh=177&hovw=284&tx=135&ty=113&sig=102157425104253476687&page=1&tbnh=143&tbnw=214&start=0&ndsp=26&ved=1t:429,r:3,s:0,i:88

Por: Juan José Lara Ovando

Si el lector se guía por el título de este artículo, que es el mismo de la película que comentamos, seguramente va a pensar dos veces verla, pues el título no indica nada e invita muy poco a verla, que fue lo que me pasó en las salas y no fue hasta que chequé que se trataba de un filme del director taiwanés Ang Lee y era de las cintas más esperadas de la temporada, por lo que no sólo decidí verla sino que eliminé la posibilidad de ver otra.

 

La confusión radica en que dicho título es el que lleva en español, cuando en inglés sería La vida de Pi, basada en una novela homónima escrita por Yann Martel y que ha resultado muy exitosa pero que tuvo que esperar varios años por ser considerada infilmable. Lo que fue posible gracias a un director tan diestro e imaginativo como el taiwanés y a la superproducción que le permitió generar gran parte de la película con efectos especiales creados por computadora (técnica CGI) con resultados verdaderamente sorprendentes dada su verosimilitud. Son tres elementos de la película los que se crearon por efectos especiales, pero ellos resumen toda la acción sustancial de la película, ya que se trata del tigre de bengala, del mar y de la isla de algas.

La historia es peculiar aunque muy sencilla. Lo peculiar se debe a que se trata de una familia hindú que se traslada a Estados Unidos por vía marítima, trasladando con ellos los animales de un zoológico, pero naufragan y sólo se salva un muchacho, Pi, junto con una cebra, aunque poco después aparecen en la balsa un orangután, una hiena y el tigre. Finalmente se quedarán en medio del océano solamente el tigre y Pi, adaptándose el uno al otro para lograr sobrevivir.

Una aventura extraordinaria se divide de manera general en dos partes que son intercaladas, no van divididas una antes y la otra después. Una es la del relato en retrospectiva (principalmente al principio y al final, incluidas algunas escalas intermedias) en la que Pi (en realidad Piscine, en homenaje a una alberca que maravilló a su papá y su tío) narra su vida en la India a un escritor, entre lo que se incluye, su sobrevivencia del naufragio junto a Richard Parker (el tigre). La otra parte es la relativa a la sobrevivencia en el mar, que ocupa la mayor parte del tiempo, casi dos terceras partes de la cinta.

La primera parte es la menos interesante, si bien ubica de manera amena la vida de la familia en su tierra y las enseñanzas al niño, nunca crea un hilo conductor, deambula sin dar una ruta a la cual dirigirse, y cuando se comenta lo del naufragio, dado que se refiere en pasado (algo que ya sucedió) pues sabemos de antemano que se sobrevivió, aunque logra mantener el interés en descubrir la forma en que lo hizo o, cómo le hicieron el muchacho y el tigre para no acabarse entre sí o aún, qué pasó con el tigre ya que Pi cuenta la historia.

La segunda parte es magnífica en la medida que logra atraer la atención con sólo estos dos personajes que no tienen, por supuesto, diálogos e, incluso, sólo hay pocos monólogos que se intercalan con la narración de Pi. Mas no se trata de una parte aburrida, todo lo contrario, es la etapa fuerte de la película, la que mantiene la tensión, da la vuelta a la situación que se planteaba en El viejo y el mar (Sturges, King y Zinnemann, 58), donde un pescador se enfrenta a un tiburón por un pez tan grande que no puede subir a la balsa, pero el sufrimiento del pescador radica en no ser derrotado y poder enfrentar la pobreza. En Una aventura… Pi intenta sobrevivir y al paso de los días se da cuenta que también el tigre busca lo mismo, por lo que se va a entablar una relación en la que ambos se toman en cuenta y se protegen o, al menos no se atacan. Al tigre le hace falta Pi y a éste le acompaña Richard Parker.

Lo que hace la narración fluida son los aspectos técnicos, si la película es atractiva en buena medida es porque el ritmo se mantiene constante por los efectos visuales: los efectos del mar en la noche, el oleaje, la noche marítima, la ballena que salta, el mal tiempo, la lucha entre los animales en la balsa, las flores carnívoras en la isla y la propia isla, entre otras cosas. Además de ser una historia de reflexión y perseverancia es una narración bien contada y bellamente entregada, la película satisface más por su belleza que por su profundidad, ya que muchas cosas son tratadas de manera muy rápida, que es el caso de la protección entre ambos y el interés multireligioso de Pi.

La relación entre la inmensidad y el abandono evidentemente es palpable en la película, lo mismo que el planteamiento de supervivencia entre los dos personajes, es medular pero se entiende mucho mejor en el compañerismo mostrado en la isla que entre la balsa y el bote; la isla pesa mucho como el deseo de salvación; la separación definitiva de los personajes cuando llegan a tierra muestra la naturaleza distinta de la que forman parte, elementos todos que contribuyen a dar connotación al filme.

Por su belleza se convertirá en una de las grandes películas de naufragios pero por su limitada profundidad queda a deber a algunas grandes como: Infierno en el Pacífico (Boorman, 68), Náufrago (Zemeckis, 00), El señor de las moscas (Brook, 63), Ocho a la deriva (Hitchcock, 44), Robinson Crusoe (Sutherland, 32), entre otras. Aunque se acerca a las más grandes en cuanto a efectos visuales y 3D como Avatar (Cameron, 09) y La invención de Hugo (Scorsese, 11). Por supuesto que debe de estar entre las mejores películas que deben nominarse al Oscar y a cualquier premio, pues quien la vea la recordará por el impacto que la aspiración y el deseo llevan a lograr un fin, no tanto por el sufrimiento que se vive en esa situación. Vale la pena.

{loadposition FBComm}

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba