Cultura

Van Gogh inmersivo: Una experiencia que divide opiniones

“¿Qué enloqueció a Van Gogh?”, pregunta una mujer. “Está más chida la de México”, dice otra mujer en el teléfono, son algunos de los comentarios que se escuchan en la exposición Van Gogh inmersivo, que mueve todos los sentidos de una persona para adentrarlo en esas pinturas con un estilo postimpresionista.

El arte es experiencia, su naturaleza estética gira alrededor de la relación obra y espectador.

Dentro del Centro Educativo y Cultural del Estado “Manuel Gómez Morín” se esconde entre sus salas la experiencia inmersiva. Apenas unos pasos después de la entrada de la galería número dos nos permite distinguir el aroma de jazmín sale disparado del humidificador, el cual da la bienvenida a la experiencia artística.

La fila de los boletos de entrada es corta, la espera es larga. El acceso a la galería está rodeado de un grupo de fotógrafos que buscan vender uno de los tres paquetes de recuerdo a un grupo de amigos que recién terminan de ver el recorrido. Los precios van 300 a 400 pesos, con promoción a quienes presenten su credencial de estudiante.

Pasamos ahora a la sala donde las melodías instrumentales son emitidas por las bocinas que envuelven el espacio entre los colores azul, rojo, verde y blanco de las pinturas proyectadas en la pared. Todos los sentidos están satisfechos: el oído está fascinado; el olfato impresionado; la vista se vislumbra con colores que no reconoce; el tacto se pone a bailar y el gusto… ahora entiendes por qué Van Gogh comía pintura amarilla. Es una exposición multisensorial.

Las parejas se ven atraídas por los girasoles de Van Gogh, ¡todos se toman fotos ahí! Las proyecciones permiten crear escenarios perfectos y románticos para pasar con la persona que te gusta. Hay pocos niños en la sala, abundan más personas de entre 25 y 30 años, pero también hay adultos de la tercera edad intentando comprender los colores y formas de los autorretratos.

Al subir la escalera aparecen las proyecciones de girasoles amarillos y de ahí pasamos a la noche estrellada. Las tonalidades de azul te vuelan la cabeza, el escenario es único. Caminar por esas escaleras es ver nuevos horizontes, pensar cosas desde diferentes perspectivas, y del otro lado de la pared solo ves una frase que te carcome la mente:

“Puse mi corazón y mi alma en mi trabajo, y he perdido mi mente en el proceso”

Junto a los girasoles está una reseña de la vida de Van Gogh. Un señor acompañado de su esposa discute si era aguardiente o alcohol lo que enloqueció al pintor, su esposa explica que no existía ese embriagante en aquel entonces, “más bien debió de haber sido cáscaras de uva fermentadas”.

Otro señor afirma que un gran artista necesita educación, de esta forma para él Van Gogh es uno muy bueno por estudiar en la Real Academia de Bellas Artes de Amberes.

No todos los comentarios son positivos, una señora habla por teléfono con alguien y menciona fuertemente: “No es como la de México, esta es una cosita equis, no vale ni siquiera lo que te cobran en la entrada”.

Hay muchas parejas, pero ninguna como la de la señora de la tercera edad leyendo la reseña en voz alta porque la edad le quita poco a poco el oído a su esposo. Juntos se ven muy felices, recorren cada pasillo, ven cada pintura y, como las estrellas fugaces proyectadas, su amor alumbra cada rincón al que van.

Definitivamente eran parte de la exposición. La señora pide tomarles una foto en los girasoles que, si bien no son tan grandes como otras instalaciones artísticas, provocan emociones que valen la pena vivirse.

La exposición permanente estará disponible hasta marzo del 2023 en el Centro educativo y cultural del estado “Gómez Morín” con horario de 11 de la mañana a 8 de la noche de martes a jueves y fines de semana hasta las 9 de la noche. De martes a jueves el costo de entrada es de 80 pesos y de viernes a domingo de 100.

Bárbara Domínguez

Estudiante de Comunicación y Periodismo en la UAQ, 20 años, amante del café y las lunas de octubre.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba