Cultura

“Yo no escribo canciones, ellas me escriben a mí”: Pedro Pastor Guerra

Por: Alexa Palacios

Para destacar: De cada concierto se aprende mucho y de cada concierto tomas ideas para saber hacer las cosas… pues la teoría es muy buena, pero la práctica es importante y se ejerce haciendo conciertos.

Como parte de la gira de conciertos promocionales del disco ‘La vida plena’, el cantautor español Pedro Pastor Guerra, se presentó el pasado jueves 5 de mayo en compañía de  los poetas Yanine Verde y Mau Mallet, en el Auditorio Fernando Díaz Ramírez de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ). Es la primera ocasión que Pedro Pastor se presenta como artista en México.

Durante el concierto, Pedro Pastor contó al público sobre él, su música, algunos detalles en torno a la letra de sus canciones y algunas experiencias que fueron haciendo a las mismas.

“A los doce años toco la guitarra por primera vez y empiezo a escribir poemas, entonces con trece años empecé a escribir canciones. Soy un compositor nato pero con el tiempo se fue ‘talentizando’ el proceso; a los catorce años me subo por primera vez a un concierto de mi papá -Luis Pastor- a cantar y con quince años doy mi primer concierto en solitario, en Rivas que es donde yo vivo en Madrid.

“A los dieciocho años me presento en el ‘Libertad 8’ que es el templo de la canción en Madrid, un bar muy chiquitito pero con veinte años ofreciendo la mejor programación a micrófono abierto de la libertad de expresión. Veo cantautores y cantautoras jóvenes que me apasionan, grabo mi disco y me dedico a la música apasionadamente”, compartió Pastor Guerra.

Externó que su primera presentación en el ‘Libertad 8’, aunque ha sido muy importante para él, comparte un lugar privilegiado con otro par de presentaciones que en su trayectoria como cantautor son muy significativas, tales como su presentación en la Sala Galileo Galilei (Madrid), y su primera presentación en Colombia, así como los conciertos en los que abrió show a artistas que le son inspiración.

Agregó que cada concierto aporta muchísimo a la persona y al músico, que de cada concierto se aprende mucho y se toman ideas para saber hacer las cosas “pues la teoría es muy buena, pero la práctica es importante y se ejerce haciendo conciertos”, explicó.

“Y siento que yo no escribo canciones, sino que ellas me escriben a mí. Tú te puedes empeñar en hacer algo pero no tiene por qué salirte, y bueno, si esperas que la canción venga sola tampoco va a salir. Debe ser un equilibrio entre el trabajo y las experiencias vitales. Hay que empaparse de las cosas y viajar para tener algo que contar, pero cosas interesantes e importantes”, externó el artista.

Añadió que considera no tener una forma clara para ponerse a escribir y componer canciones, ya que difiere de que sea necesario tener un proceso para ello, debido a su creencia en torno a que cada canción debe nacer de forma diferente con base en todo lo que influye al compositor, ya que considera al arte como un espejo de la naturaleza.

Mencionó que a diferencia de muchos cantautores en Madrid, él no ha formado parte de ningún proyecto musical anterior, pues considera que el cantautor debe defender su letra él mismo: “creo que es la desnudez más absoluta, la verdad más profunda, no es lo mismo que otras artes cantadas. Es interesante que la figura de cantautor está exponiendo canciones en las que da información importante y real. Siempre sentí esa necesidad y nunca estuve o formé parte de otro proyecto musical… ahora tengo banda pero es por mi proyecto”, agregó”

También tomó tiempo de su presentación para platicar al público sobre el género de la trova en España, reconociendo que es un género que está ‘despertando y renaciendo’ y que regresa a las leyes verdaderas de la canción de autor, que para él son el hecho de usar la música a modo de consciencia y transmisión.

“Cuando todo es mentira, creo que es importante que haya figuras que aúnen las voces de los que no tienen voz, de los que no tienen un micrófono. Creo que en España se está empezando a retomar eso porque fueron muchos años de trova romántica y nada más, pero se empieza renovar. Además hay muchísimos exponentes. Se vuelven a reclamar esos espacios que ya no eran para los cantautores… es un género muy rico y necesario para la sociedad”, comentó Pedro Guerra.

“¡Qué viva la vida!, hay que hacer el bien y si hacemos daño hay que hacerlo con conciencia, aprender de lo bueno, de lo malo y hay que transformarnos los unos a los otros”, concluyó el artista.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba