Cultura

El terror de lo real inspira la escritura de Lola Ancira

“La experiencia de vivir en México y de ser mujer viviendo en México, de sentirte en riesgo constantemente y de escuchar todas las historias de terror que son reales, que le suceden a todas las mujeres todo el tiempo”, manifestó Lola Ancira escritora y editora mexicana de cuentos de terror psicológico y social, sobre lo que la impulsa a retratar en sus textos, en especial en su libro Despojos, el creciente panorama de violencia de género en México.

De acuerdo con Ancira, la cercanía que se puede sentir a través de la empatía con las víctimas y la constante sensación de saber que una misma puede ser la próxima, es su manera de actuar, porque ante la urgencia de la situación le surgió la necesidad de hacer algo al respecto.

“La misma realidad que en algún punto dices, es que tengo que hacer algo al respecto, porque no se cómo enfrentar ya esta situación que siento cada vez más amenazante y más cercana a mí, yo creo que eso fue el detonante, sentir que cada vez las víctimas estaban más cercanas y más cercanas y decir, en algún punto voy a ser yo”, expresó la beneficiaria de la beca Jóvenes Creadores del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (FONCA) en 2014, refiriéndose a su forma de denunciar la grave situación de violencia en el país, de la “tierra hostil con las mujeres”.

Carmen Dolores Ancira Zamudio, mejor conocida entre sus lectores como Lola Ancira, compartió que su pasión por escribir deriva de su afición por la lectura y el deseo de dar el siguiente paso en esta disciplina literaria. Se declaró fiel admiradora de Edgar Allan Poe y de Edward Gorey, Ancira afirmó que siempre le ha gustado el género de terror y que por esto incursionó en dicho campo teniendo un concepto muy particular sobre quiénes son los verdaderos monstruos en sus historias.

“Está la parte de nosotros que no queremos aceptar, que no queremos ver, porque infringe precisamente las reglas, y es eso lo que me gusta trabajar, la psicología de los personajes sobre todo”, compartió la escritora de obras que pretenden retratar la existencia de una sociedad de terror, en la que es la misma humanidad la portadora de una crueldad tal que se le define como monstruosa, como sucede en su antología El Vals de los monstruos.

Ancira, queretana de nacimiento y egresada de la Universidad Autónoma de Querétaro, quien además ha redactado ensayos y reseñas para medios como Tierra Adentro, La Jornada Semanal y Punto de Partida, logra plasmar en sus diversos textos su concepción del terror abstracto, que a través de lo inusual y lo perverso presenta al humano como el evocador de tal terror y vileza.

“Yo creo que el mal radica principalmente en el ser humano, al transgredir los límites con otro ser humano en cualquier aspecto, yo creo que ahí radica la maldad más pura”.

La escritora además manifiesta que sus obras, como Despojos, que fue ganadora del Certamen nacional de Literatura Laura Méndez de Cuenca (CEAPE) en el 2021, tenían el objetivo político de hacer una crítica a la violencia presente en México, pero también tratar de visibilizar no solo a las víctimas en sí, sino a sus familiares que sufren tan desgarradoras perdidas y la negligente búsqueda de justicia.

Todo está amañado y no creo en la justicia ni en la legalidad de ningún tipo… para mí la política es un basurero monumental”, declaró Ancira y compartió que incluso, justo después de ganar la beca del FONCA, se estipuló una cláusula para que los textos que participaran por la beca no tuvieran una connotación política y crítica.

“Me quería enfocar en los tipos de violencia que más repercuten en la sociedad, pero también en el sentido de que nos afectan en todas las formas y no nada más en las familias de las víctimas, sino a todos como sociedad”.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba