Información

De trabajo en trabajo, una realidad queretana

Con una migración que entorpece la generación de empleos, los queretanos batallan cada día más para hallar una estabilidad laboral

Por: Miguel Tierrafría / Carlo Aguilar

Tras cinco años de haberse titularse, Mario aún no conoce la estabilidad laboral.

El outsourcing lo ha “atrapado” durante los últimos 24 meses. Conocer las entrañas del esquema lo ha orillado a convencerse de la posibilidad de subsistir vía el autoempleo.

Primero fue un call center. Mario tomó el trabajo durante unas vacaciones de verano. Dos meses fueron suficientes. Las condiciones de “hacinamiento” motivaron su salida.

Aunque siempre recibió sus pagos a tiempo, un ‘coctel’ de factores compuesto por jornadas laborales de ocho horas sábados y domingos, supervisión extrema en su lugar de trabajo y nulos incentivos para superarse, lo condujeron a abandonar el trabajo que consiguió vía Manpower.

Después, Activa Soluciones fue el intermediario para una empresa de seguridad privada. Su labor ha consistido en elaborar estudios socioeconómicos del personal. El pago es por estudio que realice, cantidad que varía según los encargos del intermediario.

Cuando comenzó le dejaron en claro que no tendría prestaciones, pero la necesidad económica lo llevó a aceptar el trabajo.

Han pasado dos años desde entonces. Del monto que recibe, 30 por ciento se ‘evapora’ en gastos de transporte público, copias y otras necesidades propias de su labor. Además, lamentó Mario, ha llegado a recibir pagos de 290 pesos… ¡mensuales!

Como al realizar los estudios debe visitar al personal en sus domicilios, ha tenido que viajar en transporte público a colonias como La Loma IX, Paseos de San Miguel, Eduardo Loarca (norponiente de la ciudad) o a comunidades alejadas del municipio de El Marqués, en trayectos que implican 90 minutos de duración.

Sin embargo, tener que pagar una renta y ‘sobrevivir’ son las razones que han ocasionado que mantenga su empleo… aunque la empresa que lo contrate no tenga oficinas propias en el estado.

“No vemos por dónde. Ya estamos analizando la posibilidad de autoemplearnos”, manifestó.

Querétaro tiene una tasa de 5.3 por ciento de desocupación

Según datos de la Subsecretaría de Empleo y Productividad Laboral, en el estado de Querétaro la población económicamente activa (PEA) es de 776 mil 614 habitantes al cierre del primer trimestre de 2013, de entre los cuales 40 mil 820 se encuentran desocupados, lo que representa una tasa de 5.3 por ciento de desocupación.

En la zona metropolitana de Querétaro, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) del primer trimestre de 2013, la población desocupada es de 15 mil 171 habitantes. Asimismo, la misma encuesta muestra que 90 mil 241 habitantes en la zona metropolitana de Querétaro gana máximo tres salarios mínimos, un estimado de 170 pesos por día.

Contrario a las cifras, Gerardo Vázquez Mellado Zolezzi, delegado de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) en el estado, aseguró que en Querétaro ha bajado la cifra de desocupación a 30 mil, lo que permite a la entidad, dijo, ser todavía un referente y un atractivo para la inversión y la migración de personas, en donde se trabaja para que se cubra la generación de empleos con respecto a la llegada de nuevos habitantes al estado.

“Querétaro tiene el tercer lugar nacional en empleo remunerado, tenemos un promedio de 320 pesos diarios por persona económicamente activa, es el tercer más alto del país; en temas de desempleo hemos reducido, iniciamos el año con 42 mil desempleados y ahorita estamos sobre los 30 mil desempleados, o sea del 5.7 bajó al 4.9 por ciento, en el mes de abril según el INEGI.

“Entonces de tal suerte que hemos reducido el desempleo. Hemos aumentado el empleo, estamos generando tres mil, tres mil 500 empleos formales mensuales. En lo que va del año ya van 13 mil empleos formales”, puntualizó.

250 pesos por ocho horas al día

Marisol vive en la delegación Santa Rosa Jáuregui. A sus 23 años, sus últimos empleos han sido temporales –sin sobrepasar los cuatro meses– en distintos puntos de la ciudad. Su salario por día ha oscilado los 250 pesos, aunque haya trabajado ocho horas.

Madre de dos hijos, durante el mes de abril trabajó sábados y domingos en una cadena de tiendas de vinos. Su “jefe” le prometió pagarle 350 pesos diarios, por ocho horas de labor, pero al momento de recibir su efectivo resultó que solamente le pagaron 220 pesos por día. La razón: le descontaron “el pago del seguro”, sin que antes le avisaran.

La empresa con la que acudió tiene su sede en la Torre Azul. Por temor a que no le dieran oportunidades de trabajar días después en la Expo Bebé, no se atrevió a reclamar. La labor en la Expo duró un fin de semana, con pago de acuerdo a las horas trabajadas; ahora espera el siguiente aviso de posible trabajo.

Mientras, hace dos trayectos Santa Rosa Jáuregui-Querétaro en transporte público (por día), con el gasto en recursos y las dificultades de tiempo que esto implica. Su familia necesita que también apoye con dinero a la manutención del hogar.

“Nos gana la migración a la generación” de empleos

Con respecto a que el estado se ha visto como un polo ‘atractivo’ en calidad de vida, así como en desarrollo y crecimiento económico, el delegado de la STPS manifestó que la migración de personas que llegan a Querétaro impide ‘empatar’ la demanda de trabajo con la generación de empleos, lo que provoca que exista gente que se quede sin oportunidades de conseguir uno.

“En los últimos dos años están llegando diario a la ciudad de Querétaro 100, 120 personas. A las familias les gusta el estado (ubicación, seguridad, limpieza), donde seguimos teniendo oportunidades para la gente de Querétaro, empleos bien remunerados (…)

“Nos gana la migración a la generación. Los empleos nunca son suficientes. Hemos logrado muchas cosas pero no estamos satisfechos, hay mucho por hacer y con la migración que tenemos la gente que llega no necesariamente al otro día tiene un empleo”, reconoció Vázquez Mellado.

{loadposition FBComm}

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba