Información

Deben ciudadanos ser autocríticos y críticos con el gobierno: académica

Ariadna Acevedo Rodrigo, coautora del libro “Ciudadanos Inesperados”, afirmó que hay diversas formas de construir una ciudadanía eficaz

Por: Noé Girón

Para Ariadna Acevedo Rodrigo, doctora en Historia por la Universidad de Warnick (Inglaterra), especialista en Historia Social de México durante el Porfiriato y coautora del libro “Ciudadanos Inesperados”, culpar a los gobiernos de las carencias que se viven en el país es algo que no debe dejar de hacerse, sin embargo, también es importante que “nosotros como ciudadanos” cuestionemos en qué medida “somos parte de este sistema que no nos gusta”.

Así, los ciudadanos no deben esperar siempre a que “papá Estado” lo resuelva todo; tampoco hay que dejar de criticar al gobierno, pues “nació para que lo critiquemos, entre otras cosas, y para servirnos”. La autora propuso pensar qué es lo que debemos realizar para cambiar “eso que no nos gusta”.

Acevedo Rodrigo, quien realiza estudios sobre el tema, expresó que para identificar la ciudadanía

“necesitamos mirar a todo tipo de prácticas, no sólo las más convencionales; es decir, el voto es sumamente importante, pero no debemos citar solamente al voto. Salir a protestar en una manifestación pública es muy importante, pero no es lo único (…)

“Aunque tomamos en cuenta este tipo de participaciones y algunas de ellas aparecen en el libro, hay mayor énfasis en prácticas mucho más cotidianas.

“Por ejemplo, hay un capítulo en donde se habla de cómo los maestros, a principios del siglo XX, se vieron en la necesidad de poner mucha atención en la apariencia física, en términos de higiene, de la indumentaria que se utilizaban, sobre todo los maestros rurales, para dar una buena impresión; eso también es una práctica ciudadana. «Dar una buena impresión» era parte de mostrarse como un buen sujeto, civilizado, y solamente un sujeto civilizado podía ser ciudadano en el pensamiento de la época”, explicó.

Respecto a conceptos “negativos” como la violencia, la autora explico que “si no pensamos qué papel juega la violencia en una posible construcción de ciudadanía, no estamos construyendo nada, entre otras cosas, porque los orígenes de la ciudadanía que entendemos hoy en día también tuvieron que ver con muchas guerras y violencia.

“Aunque la ciudadanía propone ser una cosa muy civilizada en donde nos deshagamos de la violencia, en realidad la violencia práctica no ha ocurrido. Necesitamos estudiar qué es lo que ha ocurrido, aunque no nos guste y aunque luego busquemos formas de cambiarlo y de evitar la violencia”.

Estas prácticas, que pueden ser o no racionales, pueden ser consideradas como un acto adaptativo del sujeto, con el cual construye su propia “ciudadanía”, según Acevedo Rodrigo.

Repensar nuestra realidad actual nos permitiría modificarla

A pesar de que el libro “Ciudadanos Inesperados” no da una respuesta o una dirección hacia la cual debe dirigirse la “ciudadanía”, el “repensar” es una de las cuestiones que, para la catedrática, podría representar una solución a las carencias que se viven en el país.

“‘Ciudadanos inesperados’ no da respuestas, pero lo que sí podría ser una propuesta coherente con las ideas del libro es, a partir de un repensar qué es lo que ha ocurrido y en dónde nos encontramos ahorita, abrir un espacio para dialogar qué es lo que queremos (…)

“No tenemos una propuesta completa de qué es lo que queremos, pero sí nos gusta insistir en el hecho de que debemos, nosotros mismos, discutir qué queremos. Estamos en una fase tan de crisis y de empezar a construir algo verdaderamente nuevo, que tenemos que empezar de nuevo, simplemente para abrir el espacio para discutir, y luego ya veremos qué sale.

“Siempre estamos a tiempo de repensar, nunca es demasiado tarde para ello; incluso cuando uno hizo cosas que tuvieron consecuencias terribles, ya sea voluntarias o involuntarias, ya puede repensar; y como sociedad, debemos hacerlo”, finalizó la doctora.

{loadposition FBComm}

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba