Información

Deficientes en matemáticas y lenguaje estudiantes queretanos, según prueba Planea

El 69.8% de los alumnos de tercero de secundaria en Querétaro no pueden analizar y jerarquizar argumentos o interpretar información de textos literarios, informativos y argumentativos, según constan resultados de la prueba Planea 2017.

La prueba Planea 2017 reflejó un retroceso en la capacidad de comunicación y lenguaje de los estudiantes de tercero de secundaria del estado; además el 69.8 de ellos están en los dos niveles más bajos de comprensión, pero al analizar las habilidades matemáticas el panorama es peor, pues el 82.3 de los alumnos están en los niveles I y II de esta evaluación.

Entre las conclusiones de este documento, resalta la sentencia de que “la pobreza se relaciona de manera importante con los aprendizajes, pues las poblaciones más pobres alcanzan menores niveles, por lo cual, la educación no está alcanzando su cometido de romper la transmisión intergeneracional de la pobreza”.

Explica además que “hay una asociación entre la pobreza y la calidad de la oferta educativa, por lo que es apremiante desarrollar políticas que conduzcan a acciones de mejora en los servicios educativos que se ofrecen a los grupos vulnerables”.

El Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE) midió el 14 y el 15 de junio de 2017 a los estudiantes de este nivel educativo de todo el país y estableció una medida de puntaje que va de los 200 a los 800 puntos.

En 2015, Querétaro tenía una puntuación de 516 en lenguaje y comunicación y dos años después bajó a 511 y aunque mantiene la quinta posición nacional en este rubro, sólo el 10.7 por ciento de los estudiantes se encuentra en el nivel óptimo; es decir, la menor parte de los alumnos son capaces de analizar y jerarquizar argumentos, con el fin de evaluar información implícita y explícita de distintas partes de textos literarios, informativos y argumentativos complejos.

Además, otro 19.5 por ciento están en el nivel III, pues pueden interpretar información explícita e implícita de textos literarios, informativos y argumentativos. Además, vincular información entre el texto y sus recursos gráficos.

Respecto a la habilidad matemática, solo el 7.3 por ciento de los estudiantes son capaces de resolver problemas que implican combinar números, fraccionarios y decimales; además pueden emplear ecuaciones para encontrar valores desconocidos en problemas verbales.

Y otro 10.4 por ciento más pueden resolver problemas con fracciones, números enteros o potencias de números naturales y describir en lenguaje coloquial una expresión algebraica.

Si bien el promedio nacional obtenido en 2017 es muy similar al de la anterior aplicación, en general las brechas entre los grupos socioeconómicos extremos; es decir, entre los más desfavorecidos y más favorecidos, aumentaron.

El INEE señala que en los diferentes tipos de escuelas, los estudiantes indígenas obtienen menores aprendizajes que sus pares no indígenas; pero aclaran que “esto no habla de una menor capacidad de estas poblaciones, sino de la necesidad de generar condiciones nacionales para que todas las escuelas logren adaptarse culturalmente a todos sus estudiantes”.

También se considera que el trabajo infantil se asocia de manera importante a menores aprendizajes de los estudiantes.

Finalmente sentencia que “las brechas establecen el tamaño de la deuda que tiene el Sistema Educativo Nacional con las poblaciones más desfavorecidas”.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba