Información

Delincuencia en aumento en la Epigmenio González

Asaltos, agresiones y desapariciones con tendencia a la alza

Por: David A. Jiménez

Habitantes de la delegación Epigmenio González denunciaron que, durante los últimos meses, la incidencia delictiva ha continuado en aumento en esta zona de la ciudad, además de que ni los intentos de secuestro contra menores de edad en la vía pública ni la presencia de “encapuchados” que agreden a personas en el transporte público (Tribuna de Querétaro 727) han generado respuesta o estrategias de prevención por parte de los cuerpos de seguridad estatal y municipal.

La inseguridad se expande en la delegación Epigmenio González y está provocando que el miedo vaya incrustándose en la cotidianidad.

El dependiente de una miscelánea ubicada sobre la calle Centéotl, en la colonia Desarrollo San Pablo III, fue víctima de asalto hace dos semanas.

“Fueron dos drogadictos; por no venderles cigarros sueltos empezaron a quererme golpear, me dieron dos bofetadas. Tenemos aquí (en el mostrador) un cuchillo para la cremería, uno lo agarró y, hasta donde pudo, metió la mano y se llevó 200 pesos, el otro tomó unos refrescos”.

Por otra parte, Jair, vecino de El Sabino, fue a comprar a una panadería ubicada sobre Avenida Cuauhtémoc y fue golpeado.

“Había cuatro chavos alcoholizados. Me dijeron ‛¿qué onda?’ y me llegaron a los golpes. Como pude agarré y me salí, pero luego comenzaron los disturbios… llegó un paramédico a revisarme, presenté solamente derrame en los ojos. Conozco a los agresores, son de la misma colonia”. Además intentaron asaltarlo hace dos semanas en un lote baldío sobre avenida Técnicos, en la noche.

“Me llegaron dos personas —muy cubiertas— y me amagaron con un cuchillo en el cuello, pero se los quité de la mano y lo aventé en el baldío. Vieron a otro chavito más chico y se fueron sobre de él… vi que lo zapatearon”.

Jair no presentó denuncias, pero indicó que toma precauciones como ya no andar solo por esas avenidas. “¿Para qué denuncio? Ya no busqué problemas y así quedó”.

Montserrat, vecina de la zona, afirmó que hace un mes dos de sus amigos fueron asaltados en la esquina de Cerro del Sombrerete con avenida Tláloc —frente a la Preparatoria Norte—.

“A uno de ellos lo golpearon y le abrieron aquí (los labios). En otra ocasión, a unos estudiantes del CETis los corretearon y al alcanzarlos los golpearon y asaltaron”.

Adriana, quien también vive en la colonia Desarrollo San Pablo III, señaló que en los parques de la zona también hay inseguridad.

“Hay borrachos y drogadictos. Hace un mes a un amigo lo asaltaron afuera de su domicilio (cerca de la delegación), le quitaron su teléfono. Eran como las 5 de la tarde”.

Leila es propietaria de un negocio sobre avenida Cuauhtémoc, en la colonia Heberto Castillo. Además de haber sido víctima de robo en febrero, el 17 de marzo fue testigo de una serie de daños causados por personas denominadas “Los pelones”.

“Ese día yo no iba a abrir… venían unos chicos de la Prepa Norte, a uno le quitaron su mochila. Cuando me asomé, dos hombres, uno drogado y otro borracho, venían hacia el negocio, pasé a las chicas que venían persiguiendo y cerramos la cortina de hierro del local. El sujeto golpeaba la puerta, quería abrirla. Cuando el chico —que se quedó afuera— reportó su mochila, le dijeron que si no tenía nada de valor, no podía hacerse nada”.

Leila manifestó que esa tarde, además, asaltaron a un señor que vendía elotes en su camioneta. La presencia de la Guardia Municipal no ayudó mucho a resolver la situación, recordó.

“Los agresores se atrincheraron en su casa y aventaron piedras contra los policías; éstos, a su vez, hacían lo mismo; que no podían entrar a la casa sin una orden, decían los policías”.

Si denuncian, son tratados como delincuentes

Las zonas de Menchaca y Peñuelas son catalogadas como colonias “peligrosas”. Ambas se encuentran en la periferia. Sin embargo, en colonias ubicadas al interior los delitos también van al alza.

Uno de los temas que denuncian tanto los vecinos de Desarrollo San Pablo, como los de la colonia Heberto Castillo es la desaparición de mujeres jóvenes y algunos menores de edad. El intento de secuestro de una estudiante del CETis 16 en la zona, el pasado 29 de septiembre, aumentó la alerta entre los habitantes de lugares aledaños. Las suben a un automóvil rojo que está estacionado por avenida Pie de la Cuesta entre 4 y 7 de la noche, denunciaron.

“A una se la llevaron, por lo que escuché, y la otra se salvó. Están por la zona del CETis 16”. Casos de desapariciones más recientes circulan a través de redes sociales, en las cuales se comparte la foto de Alicia González Reyes, de 15 años, quien desapareció cerca de Pie de la Cuesta el 1 de diciembre.

Asimismo, existen casos de personas que al ir a denunciar los delitos a la agencia del Ministerio Público ubicada en Corregidora norte son tratados como si ellos fueran los delincuentes.

“En una ocasión, me robaron como 20 mil pesos y fui a la agencia que está por la pista de patinaje (en prolongación Corregidora) y parecía que yo había sido quien robó”, advirtió un hombre de 40 años de edad que vive en la colonia El Sabino.

{loadposition FBComm}

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba