Información

Denuncian acoso escolar en primaria “General Vicente Guerrero”

Niños de los grupos “1° C” y “3° C” son agredidos físicamente por compañeros de sus grados

Por: Georgina Medina Rubio

Padres y madres de familia de la escuela primaria urbana “General Vicente Guerrero” —de la zona escolar 029— denunciaron casos de presunto acoso escolar, conocido como “bullying”, en los salones de primero y tercer grado a partir de que inició el ciclo escolar 2014-2015 y, algunos otros casos, desde el ciclo escolar de agosto 2012.

Hugo Baldomero Castro Sánchez, padre de un niño de 6 años que cursa el primer año, advirtió desde que empezó el actual ciclo escolar, un alumno de ‘1º C’ —entre los seis y siete años de edad— ha estado agrediendo de diversas formas y de manera constante a sus compañeros del salón.

“Los niños empezaron a quejarse de un niño que empezó a robarles el ‘lunch’, robarles dinero, a pegarles; últimamente, los niños de ‘1º C’ ya no quieren entrar a clases; ves a tres, cuatro niños diario llorando, porque no quieren entrar; entonces, ha habido agresiones físicas a otros niños y niñas, por lo que se cuenta con las mamás que diario nos vemos…” declaró Hugo Baldomero.

El padre de familia denunció que, el viernes 19 de septiembre, el niño agresor mordió a su hijo; Baldomero Castro presentó una queja tanto a la maestra del grupo, como a la directora del plantel el lunes 22, y la respuesta quedó en un “voy a ver”.

“Le reportamos los incidentes; de hecho, me decía que ya tenían varios incidentes registrados y que iban a ‘tomar cartas en el asunto’. Me parece que las cartas en el asunto que han tomado es sólo confrontar a los papás del niño agresor con los del niño agredido (…) sin embargo, el niño sigue agrediendo a los otros niños”, consideró.

El caso de agresión “más severo” que ha realizado el alumno de 1ºC fue picarle el ojo con un lápiz a un compañero de su salón. Maribel Martínez Ayala, madre del niño lesionado, recordó que la agresión ocurrió el 12 de septiembre y que las medidas que emplearon fueron: realizar una junta con los padres del victimario y de la víctima, así como la reparación económica del daño, la cual incluyó el pago de las consultas médicas que fueron necesarias.

Con base en el diagnóstico del médico que atendió al infante, el niño sufrió un derrame en el ojo e inflamación del mismo.

“Simplemente se me pagó lo que gasté. La directora me dijo que me esperara quince días, para lo de las terapias del niño [agresor], porque necesita terapias, que porque está mal (…) al niño no se le expulsó por lo que le hizo a mi hijo”, expresó Maribel Martínez.

Alumnos y padres de familia se sienten angustiados

Lo que ha provocado este tipo de agresiones, aseguraron los padres de familia, es el temor de los infantes de ir a la escuela y la preocupación o angustia de los padres, ya que, agregó Maribel Martínez, el niño agresor volvió a lesionar a otro alumno en la mano —nuevamente— con un lápiz, el miércoles 24 de septiembre.

Debido a estos casos, cometidos por el mismo infante, y por la reacción de las autoridades del plantel, Maribel Martínez y la madre de otro niño afectado fueron a denunciar su caso ante la Defensoría de los Derechos Humanos (DDHH), dependencia que se comprometió a que en el transcurso de quince días iría al plantel para atender el asunto.

“Pido mucho, (…) ya no quiero al niño en la escuela, en lo personal, solicito que sea expulsado.”

Cansados de la situación, la mañana del 25 de septiembre, los padres de familia se quejaron ante la directora, Marina Anjora Ramírez Arellano. Sin embargo, consideraron que son más los niños afectados por la conducta “agresiva” del infante que cursa el ‘1º C’.

Conductas agresivas se repiten en “3° C”

Estas mismas conductas de agresión son practicadas por otro alumno del grupo ‘3º C’; dos madres de familia denunciaron las agresiones que han padecido sus hijos y manifestaron que no se han atendido sus casos o no de la manera “correcta”.

Irma Mendieta recordó que el 10 de septiembre, aproximadamente, el niño agresor empujó a su hijo de ocho años contra el pintarrón, lo que provocó que se lesionara la parte baja de la espalda y le dejara una cicatriz. La única medida tomada al respecto fue ponerle protección al pintarrón, según declaró.

Por otro lado, Sandra Flores del Bosque, madre de una niña de este mismo grupo ‘3º C’, denunció que su hija ha sufrido agresiones por parte de este mismo alumno desde que entró a la primaria y que hasta la fecha no ha recibido respuesta o alguna solución por parte de las autoridades de la escuela.

“Le pega, le jala el cabello, la empuja, de repente llega con pellizcos, con rasguños; ya un día le iba a picar un ojo con el lápiz (…) dicen que se les va a citar a los papás y no citan a nadie y no hacen nada”, afirmó.

{loadposition FBComm}

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba