Información

Denuncian trabajadores de Sedeq acoso laboral

Con el suicidio de Cristina Rico Nabor como antecedente, señalan empleados que existe una violación de su privacidad

 

Foto: Gabriela Lorena Roldán

Por: Mariana Chávez

Trabajadores de la Secretaría de Educación en el estado de Querétaro (Sedeq), denunciaron que son objeto de violencia laboral conocida como mobbing que dejó como saldo el suicidio de una empleada y cuya investigación tiene diversas inconsistencias.

 

A través de una carta dirigida al secretario general del Sindicato de Trabajadores al Servicio de los Poderes del Estado (STSPE) Juan Carlos Vázquez Cabrera, los integrantes de la delegación sindical de la Sedeq, cuyos nombres no están registrados en el documento, narran que sus superiores jerárquicos les revisan los cajones del escritorio, su cuenta oficial de correo electrónico y escuchan sus llamadas telefónicas para verificar que no están incurriendo en alguna falta administrativa.

En el documento fechado el 20 de abril del presente año y que dio a conocer el diputado local por el partido Movimiento Ciudadano, José Luis Aguilera Rico, se indica que Cristina Rico Nabor se desempeñaba como auxiliar administrativo de la coordinación de Apoyo Institucional de la Sedeq, quien durante la pasada administración gubernamental (2003-2009) solicitó permiso para dejar su plaza de base y ocupar una de confianza como jefa de área de la Dirección de Administración y Desarrollo Institucional de la misma dependencia.

Ya en ese puesto, “la hostigaron, presionaron, acosaron, persiguieron, amenazaron”, por lo que ante la falta de apoyo de sus superiores jerárquicos se suicidó en marzo pasado en las instalaciones de la Sedeq y dejó una carta póstuma en la que señaló que fue objeto de violencia laboral por parte de la secretaria técnica, Margarita Cruz Torres y el director de Servicios Jurídicos, Armando Pedraza Arvizu.

“Todos los eventos que se han desprendido de este deceso, desde el hallazgo del cuerpo y hasta la fecha, han estado plagados de inconsistencias, de escenarios manipulados, de procesos no implementados, falsedades, investigaciones que no se dan, amenazas, restricciones, prohibiciones, vigilancia y de expedientes prefabricados para desacreditar a los trabajadores, y más, a manos de las autoridades de la Secretaría de Educación, Oficialía Mayor, Procuraduría y Secretaría de Gobierno. Todo ello, tratando de minimizar el suceso, no darle foro al tema de violencia laboral y reprimir a los trabajadores, y más aún, preservando en sus puestos a los funcionarios involucrados”, se indica en la misiva.

Destaca también que en la Sedeq los trabajadores son objeto de “persecución, vigilancia continua, descalificaciones, segregación, amenazas, amedrentados, sobajados, humillados, divididos, violentados, restringidos, reprimidos, criticados, burlados, señalados y acusados sin fundamentos” por Margarita Cruz a través de Armando Francisco Hurtado Amador, Luz María Morales y Víctor Manuel Hurtado Ceballos.

En el documento que consta de seis hojas, describe que son testigos del acoso por la que atraviesan sus compañeros, como el caso de la empleada Pueblito Mendoza que presentó a través de una constancia de hechos que la secretaria técnica, Margarita Cruz, revisaba los cajones de su lugar de trabajo para supervisar “qué tenía”. Por esa queja fue cambiada de centro de trabajo.

“La cuenta de correo que me asignó Gobierno del Estado está intervenida por ella, así como la de la Lic. Granados, mi jefa inmediata y la línea telefónica”, se destaca en el documento.

También destacaron el caso de Juan Martín Reyes Villareal, que “lo persiguieron y lo acosaron a tal grado que se vio afectado en su salud y en varias ocasiones en la jornada de trabajo fue enviado al área de urgencias del IMSS debido a su estado de salud y amenaza de infarto, de tal suerte que su médico le recomendó que cambiara de trabajo porque corría el riesgo de que le diera un infarto. No tuvo tiempo de hacerlo porque le levantaron tantas actas administrativas que terminaron corriéndolo a unos cuantos años de jubilarse”.

{loadposition FBComm}

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba