Deportes

Color y butacas: ligeras remodelaciones en el Corregidora

En 2011, el Gobierno del Estado invirtió cerca de 14 millones de pesos para mejorar las instalaciones del estadio: fueron colocadas 27 mil butacas.

En dos ocasiones, el estadio Corregidora ha sido sede mundialista de torneos de la Federación Internacional de Fútbol Asociación (FIFA): una en la Copa Mundial de 1986 y la otra en el Mundial Sub-17 de 2011.

La primera ocasión ameritó ni más ni menos que la misma construcción del recinto, mientras que para la segunda fue necesaria una remodelación para cumplir con los requisitos que exigía la Federación. De la inauguración a la fecha, el “coloso del Cimatario” ha recibido otras intervenciones, algunas menores, que le han permitido conservarse durante ya 35 años. 

Fue durante el sexenio del priista José Calzada Rovirosa cuando el estadio recibió la que hasta ahora ha sido su más grande remodelación. En 2008 fue anunciado que México sería sede de la Copa Mundial Sub-17 de la FIFA; luego de la confirmación, una delegación hizo un recorrido por los estadios que habían sido propuestos como sedes: el Corregidora resultó electo, sin embargo, le fueron solicitadas remodelaciones para que pudiera albergar la competición internacional.

Previo a la intervención, el recinto ya contaba con una primera sección de bancas que fueron instaladas luego de que los Gallos Blancos regresaron en 2009 a la Primera División. Las butacas eran en su mayoría azules y con algunas de color blanco se dibujaba “Gallos”: pese a que por los horarios de los partidos y la posición del estadio provocaban que estuviera expuesta al sol y a la lluvia, la zona funcionó como VIP, pues el resto del estadio permanecía con asiento de concreto.

En 2011, previo al inicio del Sub-17, el Gobierno del Estado invirtió cerca de 14 millones de pesos para mejorar las instalaciones del estadio: fueron colocadas 27 mil butacas que completaron a las que ya funcionaban como zona VIP. Esta vez el color fue rojo y algunas butacas grises, mismas que dibujaron el nombre del estado. Además, se adquirió la pantalla gigante que fue colocada en la cabecera sur; fueron renovadas las instalaciones de prensa, los baños y los vestidores. La inversión incluyó una mejora al césped y el mejoramiento del alumbrado.

Azul es el nuevo rojo

Se llevó a cabo la justa mundialista y el estadio no recibió otra mejora. Con el paso de los años fue nuevamente un triunfo de Gallos Blancos el que encendió la necesidad de una remodelación. El equipo queretano disputó en 2016 la final de la Copa MX ante las Chivas de Guadalajara. Luego de una agónica tanda de penales, los plumíferos se hicieron de su primer título oficial; lo lograron como locales y de la mano del arquero Tiago Volpi, quien se convirtió en un jugador aclamado por la afición gracias a su desempeño en aquella final.

En redes sociales empezó a circular una propuesta de un nuevo diseño del Corregidora: era futurista y resaltaba el énfasis en el cambio de colores, pues el estadio desde siempre había sido rojo y los Gallos portaban el negro y el azul en su uniforme.

La propuesta generó revuelo y provocó peticiones formales e incluso se planteó la idea de recaudar firmas para hacer presión y que el gobierno finalmente accediera a realizar la transformación.

Sin embargo, la iniciativa fue desestimada por las autoridades. Hasta el pasado 2019, los hinchas queretanos pudieron ver realizados uno de los sueños más anhelados. Si bien no se realizó la remodelación como había sido planteada años atrás, el Coloso del Cimatario recibió una “manita de gato”, y luego de 34 años finalmente fue pintado de azul.

La inversión fue más de 2 millones e incluyó, además de la pintura azul para las láminas características del estadio, pintura blanca para las franjas de concreto y mantenimiento al césped. La decisión fue polémica pues el titular del ejecutivo de Querétaro es emanado del Partido Acción Nacional, que se distingue por el color azul.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba